LeccMisasComunes

Leccionario

INDICE

Misas Comunes

En el aniversario de la dedicación de una iglesia

COMUN DE SANTA MARIA VIRGEN

COMUN DE MARTIRES

COMUN DE PASTORES

COMUN DE DOCTORES DE LA IGLESIA

COMUN DE VIRGENES

COMUN DE SANTOS Y SANTAS

Misas Rituales

I. SACRAMENTOS DE LA INICIACION CRISTIANA

1. CATECUMENADO E INICIACION SACRAMENTAL
DE LOS ADULTOS

2. BAUTISMO DE LOS NIÑOS

3. ADMISION DE LOS QUE YA HAN SIDO BAUTIZADOS A LA PLENA COMUNION CON LA IGLESIA

4. CONFIRMACION

5. PRIMERA COMUNION DE LOS NIÑOS

II. ORDENES SAGRADAS

III. ADMISION DE LOS CANDIDATOS AL DIACONADO Y AL PRESBITERADO

IV. MINISTERIOS

1. INSTITUCION DE LOS LECTORES

2. INSTITUCION DE LOS ACOLITOS

V. SACRAMENTOS PARA LOS ENFERMOS Y PARA LOS MORIBUNDOS

1. UNCION DE ENFERMOS

2. VIATICO

VI. MATRIMONIO

VII. BENDICION DE UN ABAD
O DE UNA ABADESA

VIII. CONSAGRACION DE LAS VIRGENES
Y PROFESION RELIGIOSA

IX. DEDICACION O BENDICION
DE UNA IGLESIA O DE UN ALTAR

1. DEDICACION DE UNA IGLESIA

2. DEDICACION DE UN ALTAR

3. BENDICION DEL CALIZ Y DE LA PATENA

Misas por diversas necesidades

I. POR LA SANTA IGLESIA

1. POR LA IGLESIA

2. POR EL PAPA (MR, 2) O EL OBISPO (MR, 3)
especialmente en sus aniversarios.

3. PARA LA ELECCION DEL PAPA O DEL OBISPO (MR, 4)

4. POR UN CONCILIO O UN SINODO (MR, 5)
POR UNA REUNION ESPIRITUAL O PASTORAL (MR, 16)

5. POR LOS SACERDOTES (MR, 6 7)

6. POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA (MR, 8)

7. POR LOS RELIGIOSOS (MR, 10)

8. POR LAS VOCACIONES AL SACERDOCIO
O A LA VIDA RELIGIOSA (MR, 9 y 11)

9. POR LOS LAICOS (MR, 12)

10. POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (MR, 13)

11. POR LA EVANGELIZACION DE LOS PUEBLOS (MR, 14)

12. POR LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS (MR, 15)

II. POR LA SOCIEDAD CIVIL

13. POR LA PATRIA O POR LA CIUDAD (MR, 17).
POR LOS JEFES DE ESTADO (MR, 18).
POR LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES (MR, 19).
POR EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA (MR, 20)
POR EL PROGRESO DE LOS PUEBLOS (MR, 21).

14. POR LA PAZ Y LA JUSTICIA (MR, 22)

15. POR LA RECONCILIACION (MR, 22 bis)

16. EN TIEMPO DE GUERRA O DE DESORDENES (MR, 23)

III. EN DIVERSAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA SOCIAL

17. AL COMIENZO DEL AÑO CIVIL (MR, 24)

18. POR LA SANTIFICACION DEL TRABAJO (MR, 25)

19. EN EL TIEMPO DE LA SIEMBRA (MR, 26)

20. PARA DESPUES DE LA COSECHA (MR, 27)

21. EN TIEMPO DE HAMBRE
O POR LOS QUE PADECEN HAMBRE (MR, 28)

22. POR LOS PROFUGOS Y LOS DESTERRADOS (MR, 29)

23. POR LOS PRISIONEROS (MR, 30),
Y POR LOS ENCARCELADOS (MR, 31)

24. POR LOS ENFERMOS (MR, 32)

25. EN CASO DE TERREMOTO (MR, 34).
PARA PEDIR LA LLUVIA (MR, 35).
PARA PEDIR BUEN TIEMPO (MR, 36).
PARA AHUYENTAR LA TEMPESTAD (MR,
37).
POR CUALQUIER NECESIDAD (MR, 38).

IV. POR ALGUNAS NECESIDADES
PARTICULARES

27. POR LA REMISION DE LOS PECADOS (MR, 40)

28. PARA PEDIR CARIDAD (MR, 41)
PARA FOMENTAR LA CONCORDIA (MR, 42)
POR LOS PARIENTES Y AMIGOS (MR, 44)

29. POR LA FAMILIA (MR, 43)

30. POR QUIENES NOS AFLIGEN (MR, 45)

31. PARA OBTENER UNA BUENA MUERTE (MR, 46)

Misas Votivas

1. DE LA SANTISIMA TRINIDAD (MR, 1)

2. DEL MISTERIO DE LA SANTA CRUZ (MR, 2)

3. DE LA SAGRADA EUCARISTIA (MR, 3)

4. DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO,
SUMO Y ETERNO SACERDOTE (MR, 6 bis)

5. DEL SANTISIMO NOMBRE DE JESUS (MR, 4)

6. DE LA PRECIOSA SANGRE
DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (MR, 5)

7. DEL SAGRADO CORAZON DE JESUS (MR, 6)

8. DEL ESPIRITU SANTO (MR, 7)

9. DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA
(MR, 8)

De Santa María Virgen, Madre de la Iglesia (MR, 8 B)

Del Santísimo Nombre de María (MR, 8 C)

10. DE LOS SANTOS ANGELES (MR, 9)

11. DE SAN JOSE (MR, 10)

12. DE TODOS LOS SANTOS APOSTOLES (MR, 11)

13. DE SAN PEDRO Y SAN PABLO, APOSTOLES (MR, 12)

14. DE SAN PEDRO, APOSTOL (MR, 13)

15. DE SAN PABLO, APOSTOL (MR, 14)

16. DE UN SOLO APOSTOL (MR, 15)

17. DE TODOS LOS SANTOS (MR, 16)

MISAS DE DIFUNTOS (MR, I-IV)

En las exequias de un niño bautizado (MR, V A)

En las exequias de un niño todavía no bautizado (MR, V/B)

Misas Comunes

En el aniversario de la dedicación de una iglesia

PRIMERAS LECTURAS
DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 8, 22-23. 27-30 (n. 53)

Que noche y día estén abiertos tus ojos sobre este templo.

2. 2 Crón 5, 6-10. 13-6, 2 (n. 62)

Te he construido una casa, en donde vivas para siempre.

3. Is 56, 1. 6-7 (n. 134)

Mi casa será casa de oración para todos los pueblos.

4. Ez 43, 1-2. 4-7 (n. 158)

La gloria del Señor llenó el templo.

5. Ez 47, 1-2. 8-9. 12 (n. 160)

Vi que salía agua del templo y todos los que tocaron esa agua quedaron sanos y salvos.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 7, 44-50 (n. 455)

El Altísimo no habita en construcciones hechas por la mano del hombre.

2. Apoc 21, 1-5 (n. 708)

Esta es la morada de Dios con los hombres.

3. Apoc 21, 9-14 (n. 711)

Te enseñaré a la desposada, a la esposa del Cordero.

SALMOS

1. 1 Crón 29 (n. 920)

R. Te alabamos, Señor y Dios nuestro.

2. Salmo 45 (n. 790)

R. Un río alegra a la ciudad de Dios, su morada el Altísimo hace santa.

3. Salmo 83 (n. 812)

R. Qué agradable, Señor, es tu morada. O bien: R. Esta es la morada de Dios con los hombres.

4. Salmo 94 (n. 831)

R. Lleguemos hasta el Señor dándole gracias.

5. Salmo 121 (n. 886)

R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Cor 3, 9-11. 16-17 (n. 526)

Ustedes son el templo de Dios.

2. Ef 2, 19-22 (n. 585)

Toda la construcción se va levantando bien estructurada, para formar un templo santo en el Señor.

3. Heb 12, 18-19. 22-24 (n. 652)

Ustedes se han acercado a Sión, monte y ciudad del Dios viviente.

4. 1 Pe 2, 4-9 (n. 668)

Ustedes son piedras vivas, que van entrando en la edificación de un templo espiritual.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 2 Crón 7, 16 (n. 929)

He elegido y santificado este lugar, dice el Señor, para que siempre habite ahí mi nombre.

2. Is 66, 1 (n. 938)

El cielo es mi trono, y la tierra, el estrado de mis pies, dice el Señor. ¿ Qué casa podrán ustedes construirme?

3. Ez 37, 27 (n. 940)

Yo pondré entre ellos mi morada, dice el Señor. Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

4. Cfr Mt 7, 8 (n. 949)

En mi casa, dice el Señor, todo el que pide recibe: el que busca encuentra, y al que toca se le abre.

5. Mt 16, 18 (n. 954)

Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 16, 13-19 (n. 231)

Tú eres Pedro y a ti te daré las llaves del Reino de los cielos.

2. Lc 19, 1-10 (n. 345)

Hoy ha llegado la salvación a esta casa.

3. Jn 2, 13-22 (n. 370)

Jesús hablaba del templo de su cuerpo.

4. Jn 4, 19-24 (n. 375)

Los que quieran dar verdadero culto al Padre lo adorarán en espíritu y en verdad.

COMUN DE SANTA MARIA VIRGEN

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 3, 9-15. 20 (n. 7)

Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya.

2. Gén 12, 1-7 (n. 10)

Como lo había prometido a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia para siempre.

3. 2 Sam 7, 1-5. 8-11. 16 (n. 50)

El Señor le dará el trono de David, su padre.

4. 1 Crón 15, 3-4. 15-16; 16, 1-2 (n. 61)

Introdujeron el arca de la alianza y la instalaron en el centro de la tienda que David le había preparado.

5. Prov 8, 22-31 (n. 85)

María, trono de la Sabiduría.

6. Eclo (Sir) 24, 1-2. 5-7. 12-16. 26-30 (n. 100)

María, trono de la Sabiduría.

7. Is 7, 10-14 (n. 112)

He aquí que la virgen concebirá.

8. Is 9, 1-3. 5-6 (n. 113)

Un hijo se nos ha dado.

9. Is 61, 9-11 (n. 140)

Me alegro en el Señor con toda mi alma.

10. Miq 5, 1-4 (n. 175)

Hasta que dé a luz la que ha de dar a luz.

11. Zac 2, 14-17 (n. 182)

Regocíjate, Jerusalén, pues vengo a vivir en medio de ti.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 1, 12-14 (n. 438)

Perseveraban unánimes en la oración, junto con María, la madre de Jesús.

2. Apoc 11, 19; 12, 1-6. 10 (n. 700)

Apareció en el cielo una figura prodigosa.

3. Apoc 21, 1-5 (n. 708)

Vi a la nueva Jerusalén, engalanada como una novia que va a desposarse con su prometido.

SALMOS

1. 1 Sam 2 (n. 919)

R. Mi corazón se alegra en Dios, mi salvador.

2. Judit 13 (n. 922)

R. Tú eres la honra de nuestro pueblo.

3. Salmo 44 (n. 787)

R. Escúchame, hija mía, y presta oído.

4 Salmo 112 (n. 867)

R. Bendito sea el Señor, ahora y para siempre. O bien: R. Aleluya.

5. Lucas 1 (n. 927)

R. Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Santo es su nombre. O bien: R. ¡Dichosa tú, Virgen María, porque llevaste en tu seno al Hijo del eterno Padre!

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 5, 12. 17-19 (n. 484)

Donde abundó el delito, sobreabundó la gracia.

2. Rom 8, 28-30 (n. 504)

A quienes Dios conoce de antemano, los predestina.

3. Gál 4, 4-7 (n. 572)

Envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer.

4. Ef 1, 3-6. 11-12 (n. 582)

Dios nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Le 1, 28 (n. 963)

Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor está contigo, bendita tú entre las mujeres.

2. Cfr Le 1, 45 (n. 964)

Dichosa tú, santísima Virgen María, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor.

3. Cfr Le 2, 19 (n. 966)

Dichosa la Virgen María que guardaba la palabra de Dios y la meditaba en su corazón.

4. Lc 11, 28 (n. 969)

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice el Señor.

5. (n. 1048)

Dichosa tú, santísima Virgen María, y digna de toda alabanza, porque de ti nació el sol de justicia, Jesucristo, nuestro Dios.

6. (n. 1049)

Dichosa la Virgen María, que sin morir, mereció la palma del martirio junto a la cruz del Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 1, 1-16. 18-23 (forma breve: 18-23) (n. 187)

Ella ha concebido por obra del Espíritu Santo.

2. Mt 2, 13-15. 19-23 (n. 190)

Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto.

3. Mt 12, 46-50 (n. 222)

Señalando con la mano a sus discípulos, dijo: Estos son mi madre y mis hermanos.

4. Lc 1, 26-38 (n. 295)

Vas a concebir y a dar a luz un hijo.

5. Lc 1, 39-47 (n. 298)

Dichosa tú, porque has creído.

6. Lc 2, 1-14 (n. 300)

Dio a luz a su hijo primogénito.

7. Lc 2, 15-19 (n. 301)

María guardaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón.

8. Lc 2, 25-35 (n. 304)

Una espada te atravesará el alma.

9. Lc 2, 41-52 (n. 306)

Tu padre y yo te hemos estado buscando, llenos de angustia.

10. Lc 11, 27-28 (n. 332)

¡Dichosa la mujer que te llevó en su seno!

11. Jn 2, 1-11 (n. 369)

La madre de Jesús asistió a la boda.

12. Jn 19, 25-27 (n. 426)

Ahí está tu hijo. - Ahí está tu madre.

COMUN DE MARTIRES

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 2 Crón 24, 18-22 (n. 63)

Zacarías, a quien ustedes asesinaron en el templo, junto al altar.

2. 2 Mac 6, 18. 21. 24-31 (n. 73)

Por respeto a ti, sufro con paciencia y con gusto.

3. 2 Mac 7, 1-2. 9-14 (n. 74)

Estamos dispuestos a morir, antes que quebrantar las leyes de nuestros padres

4. 2 Mac 7, 1. 20-23. 27-29 (n. 75)

Muy digna de admiración fue aquella madre que todo lo soportó con entere, porque tenía puesta su esperanza en el Señor.

5. Sab 3, 1-9 (n. 93)

Los aceptó como un holocausto agradable.

6. Eclo (Sir) 51, 1-12 (n. 106)

Me defendiste con tu gran misericordia.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 7, 55-60 (n. 456)

Señor Jesús, recibe mi espíritu.

2. Apoc 7, 9-17 (n. 695)

Son los que han pasado por la gran persecución.

3. Apoc 12, 10-12 (n. 702)

Su amor a la vida no les impidió aceptar la muerte.

4. Apoc 21, 5-7 (n. 710)

Al vencedor le reservo esta herencia.

SALMOS

1. Salmo 30 (n. 757)

R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

2. Salmo 33 (n. 766)

R. El Señor me libró de todos mis temores.

3. Salmo 123 (n. 893)

R. Nuestra alma se salvó como un ave de la trampa del cazador.

4. Salmo 125 (n. 894)

R. Entre gritos de júbilo cosecharán aquellos que siembran con dolor.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 5, 1-5 (n. 482)

Nos gloriamos hasta de los sufrimientos.

2. Rom 8, 31-39 (n. 505)

Ni la muerte ni la vida podrán apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.

3. 2 Cor 4, 7-15 (n. 553)

Llevamos la muerte de Jesús en nuestro cuerpo.

4. 2 Cor 6, 4-10 (n. 561)

Somos ilos moribundos” que estamos bien vivos.

5. 2 Tim 2, 8-13; 3, 10-12 (n. 630)

Todos los que quieran vivir como buenos cristianos serán perseguidos.

6. Heb 10, 32-36 (n. 649)

Ustedes afrontaron duros y dolorosos combates.

7. Sant 1, 2-4. 12 (n. 656)

Dichoso el hombre que sufre la tentación.

8. 1 Pe 3, 14-17 (n. 670)

No teman las amenazas ni se asusten.

9. 1 Pe 4, 12-19 (n. 672)

Alégrense de compartir los padecimientos de Cristo.

10. 1 Jn 5, 1-5 (n. 688)

Nuestra fe es la que nos ha dado la victoria sobre el mundo.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 10 (n. 947)

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Señor.

2. Jn 17, 19 (n. 1006)

Yo me santifico a mí mismo por ellos, para que también ellos sean santificados en la verdad, dice el Señor.

3. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

4. Sant 1, 12 (n. 1031)

Dichoso el hombre que sufre la tentación\ porque, después de haberla superado, recibirá en premio la corona de la vida.

5. 1 Pe 4, 14 (n. 1033)

Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos, porque el Espíritu de Dios descansa en ustedes.

6. (n. 1054)

Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a ti nuestra alabanza. A ti, Señor, el ejército glorioso de los mártires te aclama.

EVANGELIOS

1. Mt 10, 17-22 (n. 216)

Los llevarán a ustedes ante gobernadores y reyes por mi causa; así darán testimonio de mí ante ellos y ante los paganos.

2. Mt 10, 28-33 (n. 219)

No tengan miedo a los que matan el cuerpo.

3. Mt 10, 34-39 (n. 220)

No he venido a traer la paz, sino la guerra.

4. Lc 9, 23-26 (n. 321)

El que pierda su vida por mi causa, ése la encontrará.

5. Jn 12, 24-26 (n. 396)

Si el grano de trigo muere, producirá mucho fruto.

6. Jn 15, 18-21 (n. 415)

Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán.

7. Jn 17, 11-19 (n. 421)

El mundo los odia.

COMUN DE PASTORES

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ex 32, 7-14 (n. 25)

El Señor pensaba acabar con ellos, si no hubiera sido por Moisés, su elegido, quien intercedió para que aplacara su ira.

2. Deut 10, 8-9 (n. 38)

El Señor es su herencia.

3. 1 Sam 16, 1. 6-13 (n. 48)

Levántate y unge al muchacho: él es.

4. 1 Is 6, 1-8 (n. 109)

¿A quién enviaré? ¿Quién irá de parte mía?

5. Is 52, 7-10 [por los misioneros] (n. 127)

La tierra entera verá la salvación que viene de nuestro Dios.

6. Is 61, 1-3 (n. 138)

El Señor me ha ungido y me ha enviado a anunciar la buena nueva a los pobres (Cfr Le 4, 18).

7. Jer 1, 4-9 (n. 143)

Irás a donde yo te envíe.

8. Ez 3, 16-21 (n. 153)

Te he puesto como centinela del pueblo de Israel.

9. Ez 34, 11-16 (n. 155)

Como un pastor vela por su rebaño, así yo velaré por mis ovejas.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 13, 46-49 [por los misioneros] (n. 472)

Ahora nos dirigiremos a los paganos.

2. Hech 20, 17-18. 28-32. 36 (n. 475)

Miren por ustedes mismos y por todo el rebaño, del que los constituyó pastores el Espíritu Santo, para apacentar a la Iglesia de Dios.

3. Hech 26, 19-23 [por los misioneros] (n. 477)

El Mesías anuncia la salvación a nuestro pueblo y a los paganos.

SALMOS

1. Salmo 15 (n. 721)

R. Tú, Señor, eres mi herencia.

2. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

3. Salmo 39 (n. 780)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

4. Salmo 88 (n. 823)

R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

5. Salmo 95 (n. 832)

R. Cantemos la grandeza del Señor.

6. Salmo 105 (n. 855)

R. Por tu pueblo, Señor, acuérdate de nosotros.

7. Salmo 109 (n. 860)

R. Tú eres sacerdote para siempre.

8. Salmo 116 (n. 875)

R. Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 12, 3-13 (n. 511)

Tenemos dones diferentes, según la gracia concedida a cada uno.

2. 1 Cor 1, 17-25 [por los misioneros] (n. 519)

Quiso Dios salvar a los creyentes mediante la predicación de la locura del Evangelio.

3. 1 Cor 4, 1-5 (n. 527)

Servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios.

4. 1 Cor 9, 16-19. 22-23 (n. 531)

¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio!

5. 2 Cor 3, 1-6 (n. 551)

Me ha hecho servidor competente de una nueva alianza.

6. 2 Cor 4, 1-2. 5-7 (n. 552)

Nosotros predicamos a Jesucristo y nos presentamos como servidores de ustedes, por Jesús.

7. 2 Cor 5, 14-20 (n. 558)

Dios nos confirió el ministerio de la reconciliación.

8. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

A fin de que desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo.

9. Col 1, 24-29 (n. 608)

Por disposición de Dios yo he sido constituido ministro de la Iglesia.

10. 1 Tes 2, 2-8 (n. 614)

Hubiéramos querido entregarles no solamente el Evangelio, sino también nuestra propia vida.

11. 2 Tim 1, 13-14; 2, 1-3 (n. 629)

Guarda este tesoro con la ayuda del Espíritu Santo.

12. 2 Tim 4, 1-5 (n. 635)

Cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio.

13. 1 Pe 5, 1-4 (n. 673)

Apacienten el rebaño de Dios que él les ha confiado.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 23, 9. 10 (n. 955)

Su Maestro es uno solo, Cristo, y su Padre es uno solo, el del cielo, dice el Señor.

2. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

3. Mc 1, 17 (n. 961)

Síganme, dice el Señor, y haré de ustedes pescadores de hombres.

4. Le 4, 18 (n. 967)

El Señor me ha enviado para anunciar a los pobres la buena nueva y proclamar la liberación a los cautivos.

5. Jn 10, 14 (n. 986)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

6. Jn 15, 5 (n. 997)

Yo soy la vid y ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

7. Jn 15, 15 (n. 1002)

A ustedes los llamo amigos, dice el Señor, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

8. 2 Cor 5, 19 (n. 1014)

Dios ha reconciliado consigo al mundo, por medio de Cristo, y nos ha encomendado a nosotros el mensaje de la reconciliación.

EVANGELIOS

1. Mt 9, 35-38 (n. 212)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

2. Mt 16, JL3-19 [por un Papa] (n. 231)

Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.

3. Mt 23, 8-12 (n. 248)

Que el mayor de ustedes sea el servidor de ustedes.

4. Mt 28, 16-20 [por los misioneros] (n. 256)

Vayan y enseñen a todas las naciones.

5. Mc 1, 14-20 (n. 260)

Los haré pescadores de hombres.

6. Mc 16, 15-20 [por los misioneros] (n. 291)

Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

7. Lc 5, 1-11 [por los misioneros] (n. 312)

Confiado en tu palabra, echaré las redes.

8. Lc 10, 1-9 (n. 325)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

9. Lc 22, 24-30 (n. 349)

Yo les voy a dar el Reino como mi Padre me lo dio a mí.

10. Jn 10, 11-16 (n. 389)

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

11. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Ya no los llamo siervos, los llamo amigos.

12. Jn 21, 15-17 [por un Papa] (n. 436)

Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas.

COMUN DE DOCTORES DE LA IGLESIA

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 3, 10-14 (n. 52)

Te voy a conceder un corazón sabio y prudente.

2. Sab 7, 7-10. 15-16 (n. 95)

Amé la sabiduría más que la salud y la belleza.

3. Eclo (Sir) 15, 1-6 (n. 99)

Lo llenará con un espíritu de inteligencia.

4. Eclo (Sir) 39, 8-14 (n. 103)

Si el Señor lo dispone llenará de sabiduría al que medita la ley del Altísimo.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 2, 14. 22-24. 32-36 (n. 442)

Dios ha constituido a Jesús, Señor y Mesías.

2. Hech 13, 26-33 (n. 470)

Al resucitar a Jesús, Dios nos ha cumplido a nosotros la promesa.

SALMOS

1. Salmo 18 (n. 723) *

R. Los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos. O bien: R. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

2. Salmo 36 (n. 779)

R. Rectas y sabias son las palabras del justo.

3. Salmo 118 (n. 881)

R. Enséñame, Señor, a gustar tus mandamientos.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 1, 17-25 (n. 519)

Quiso Dios salvar a los creyentes mediante lá predicación de la locura del Evangelio.

2. 1 Cor 2, 1-10 (n. 522)

Predicamos una sabiduría divina, misteriosa.

3. 1 Cor 2, 10-16 (n. 524)

Nosotros poseemos el modo de pensar de Cristo.

4. Ef 3, 8-12 (n. 587)

Se me ha concedido la gracia de anunciar a los paganos la riqueza insondable, que es Cristo.

5. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

A fin de que desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo.

6. 2 Tim 1, 13-14; 2, 1-3 (n. 629)

Guarda este tesoro con la ayuda del Espíritu Santo.

7. 2 Tim 4, 1-5 (n. 635)

Cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 16 (n. 948)

Que brille la luz de ustedes ante los hombres, dice el Señor, para que viendo las obras buenas que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos.

2. Mt 23, 9. 10 (n. 955)

Su Maestro es uno solo, Cristo, y su Padre es uno solo, el del cielo, dice el Señor.

3. Jn 6, 63. 68 (n. 981)

Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna.

4. Jn 15, 5 (n. 997)

Yo soy la vid y ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

5. Cfr Hechos 16, 14 (n. 1008)

Abre, Señor, nuestros corazones, para que comprendamos las palabras de tu Hijo.

6. 1 Cor 1, 18 (n. 1010)

La predicación de la cruz es una locura para los que van por el camino de la perdición; en cambio, para los que van por el camino de la salvación, es fuerza de Dios.

7. 1 Cor 2, 7 (n. 1012)

Predicamos una sabiduría divina, misteriosa, que fue prevista por Dios antes de los siglos, para conducirnos a la gloria.

8. (n. 1053)

La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 13-19 (n. 195)

Ustedes son la luz del mundo.

2. Mt 7, 21-29 (n. 204)

Jesús les enseñaba como quien tiene autoridad.

3. Mt 13, 47-52 (n. 226)

Cosas nuevas y cosas antiguas.

4. Mt 23, 8-12 (n. 248)

No dejen que los llamen “maestros” porque no tienen más que un Maestro.

5. Mc 4, 1-10. 13-20 (forma breve: 1-9) (n. 264)

Salió el sembrador a sembrar.

6. Lc 6, 43-45 (n. 315)

La boca habla de lo que está lleno el corazón.

COMUN DE VIRGENES

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Cant 8, 6-7 (n. 91)

El amor es fuerte como la muerte.

2. Os 2, 16. 17. 21-22 (n. 164)

Yo te desposaré conmigo para siempre.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Apoc 19, 1. 5-9 (n. 704)

¡Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero!

2. Apoc 21, 1-5 (n. 708)

Vi a la nueva Jerusalén, engalanada como una novia que va a desposarse con su prometido.

SALMOS

1. Salmo 44 (n. 788)

R. Escúchame, hija mía, y presta oído. O bien: R. ¡Ya viene el esposo!¡Salgan al encuentro de Cristo, el Señor!

2. Salmo 148 (n. 915)

R. Aleluya. O bien: R. Jóvenes y doncellas alaben al Señor.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Cor 7, 25-35 (n. 529)

La mujer soltera se preocupa de las cosas del Señor.

2. Cor 10, 17-11, 2 (n. 567)

Los he desposado con un solo marido y los he entregado a Cristo, como si ustedes fueran una virgen pura.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 14, 23 (n. 994)

El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor.

2. (n. 1050)

Esta es la joven virgen previsora, a quien el Señor encontró en vela, y que, al llegar el Señor, entró con él a la boda.

3. (n. 1058)

Ven, esposa de Cristo, a recibir la corona que el Señor te ha preparado para siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 19, 3-12 (n. 239)

Por el Reino de los cielos.

2. Mt 25, 1-13 (n. 250)

¡Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!.

3. Lc 10, 38-42 (n. 330)

Marta lo recibió en su casa. María escogió la mejor parte.

COMUN DE SANTOS Y SANTAS

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 12, 1-4 (n. 9)

Deja tu país y a tu parentela.

2. Lev 19, 1-2. 17-18 (n. 27)

Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

3. Deut 6, 3-9 (n. 34)

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón.

4. Deut 10, 8-9 [por los religiosos] (n. 38)

El Señor es su herencia.

5. 1 Re 19, 4-9. 11-15 [por los religiosos] (n. 57)

Quédate en el monte delante del Señor.

6. 1 Re 19, 16. 19-21 [por los religiosos] (n. 58)

Elíseo se levantó y siguió a Elias.

7. Tob 8, 4-8 (n. 66)

Haz que los dos juntos vivamos felices hasta la vejez.

8. Tob 12, 6-13 [por aquellos que hicieron obras de misericordia] (n. 67)

Es buena la oración con el ayuno y la limosna con la justicia.

9. Judit 8, 2-8 [por las viudas] (n. 68)

Judit era muy temerosa de Dios.

10. Est 4, 17b-17g. 171 (n. 70)

No puedo honrar a ningún hombre por encima de la gloria de Dios.

11. Prov 31, 10-13. 19-20. 30-31 (n. 87)

La mujer que teme al Señor merece alabanza.

12. Eclo (Sir) 2, 7-13 (n. 97)

Crean en el Señor y ámenlo.

13. Eclo (Sir) 3, 19-26 (n. 98)

Hazte pequeño en las grandezas humanas y alcanzarás el favor de Dios.

14. Eclo (Sir) 26, 1-4. 16-21 (n. 101)

Como el sol que brilla en el cielo del Señor así es la mujer bella en su casa bien arreglada.

15. Is 58, 6-11 [por aquellos que hicieron obras de misericordia] (n. 136)

Comparte tu pan con el hambriento.

!6. Jer 20, 7-9 (n. 146)

Había un fuego ardiente encerrado en mi corazón. Yl. Miq 6, 6-8 (n. 176) Te daré a conocer lo que el Señor quiere de ti.

18. Sof 2, 3; 3, 12-13 (n. 177)

Dejaré, en medio de ti, un pueblo pobre y humilde.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 4, 32-35 [por los religiosos] (n. 451)

Tenían un solo corazón y una sola alma.

2. Apoc 3, 14. 20-22 (n. 692)

Entraré en su casa y cenaremos juntos.

3. Apoc 19, 1. 5-9 (n. 704)

¡Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero!

4. Apoc 21, 5-7 (n. 710)

Al sediento le daré a beber del manantial del agua de la vida.

SALMOS

1. Salmo 1 (n. 714)

R. Dichoso quien ama la ley de Dios. O bien: R. Dichoso quien confía en el Señor. O bien: R. Los justos florecerán como las palmas en los atrios de la casa del Señor.

2. Salmo 14 (n. 720)

R. 1 Quién será grato a tus ojos, Señor?

3. Salmo 15 (n. 721)

R. Tú, Señor, eres mi herencia.

4. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

5. Salmo 33 (n. 767)

R. Bendigamos al Señor a todas horas. O bien: R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

6. Salmo 102 (n. 845)

R. Bendice al Señor, alma mía.

7. T Salmo 111 (n. 862)

R. Dichosos los que temen al Señor. O bien: R. Aleluya.

8. Salmo 127 (n. 898)

R. Dichosos los que temen al Señor.

9. Salmo 130 (n. 903)

R. Dame, Señor, la paz junto a ti.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 8, 26-30 (n. 499)

A quienes Dios justifica, los glorifica.

2. 1 Cor 1, 26-31 (n. 521)

Dios ha elegido a los débiles del mundo.

3. 1 Cor 12, 31-13, 13 (forma breve: 13, 4-13) (n. 542)

El amor dura por siempre.

4. 2 Cor 10, 17-11, 2 (n. 567)

Los he desposado con un solo marido y los he entregado a Cristo, como si fueran ustedes una virgen pura.

5. Gál 2, 19-20 (n. 570)

Vivo, pero ya no soy yo el que vive; es Cristo quien vive en mí.

6. Gál 6, 14-16 (n. 577)

Por Cristo el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo.

7. Ef 3, 14-19 (n. 588)

Experimentar el amor de Cristo, que sobrepasa todo conocimiento humano.

8. Ef 6, 10-13. 18 (n. 594)

Revístanse con la armadura de Dios.

9. Flp 3, 8-14 (n. 601)

Me lanzo hacia adelante, en busca de la meta y del trofeo al que Dios, por medio de Cristo Jesús, nos llama desde el cielo.

10. Flp 4, 4-9 (n. 604)

Aprecien todo lo santo.

11. Col 3, 12-17 (n. 611)

Sobre todo, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.

12. 1 Tim 5, 3-10 [por las viudas] (n. 625)

La verdadera viuda, la que está sola en este mundo, pone su esperanza en Dios.

13. Sant 2, 14-17 (n. 657)

La fe sin obras está muerta.

14. 1 Pe 3, 1-9 (n. 669)

Las santas mujeres tenían puesta su esperanza en Dios.

15. 1 Pe 4, 7-11 (n. 671)

Que cada uno emplee, para servir a los demás, los dones recibidos.

16. 1 Jn 3, 14-18 [por aquellos que hicieron obras de misericordia] (n. 682)

También nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos.

17. 1 Jn 4, 7-16 (n. 685)

Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros.

18. 1 Jn 5, 1-5 (n. 688)

Nuestra fe es la que nos ha dado la victoria sobre el mundo.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 3 (n. 942)

Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

2. Mt 5, 6 (n. 944)

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados, dice el Señor.

3. Mt 5, 8 (n. 945)

Dichosos los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios, dice el Señor.

4. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

5. Mt 11, 28 (n. 952)

Vengan a mi todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los olivaré, dice el Señor.

6. Mt 23, 11. 12 (n. 956)

Que el mayor entre ustedes sea su servidor, porque el que se humilla será enaltecido, dice el Señor.

7. Lc 21, 36 (n. 970)

Velen y oren, para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del hombre.

8. Jn 8, 12 (n. 982)

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

9. Jn 8, 31. 32 (n. 983)

Si se mantienen fieles a mi palabra, dice el Señor, serán verdaderamente discípulos míos y conocerán la verdad.

10. Jn 13, 34 (n. 991)

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

11. Jn 14, 23 (n. 994)

El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor.

12. Jn 15, 4. 5 (n. 996)

Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor; el que permanece en mi y yo en él, ése da fruto abundante.

13. Jn 15, 9. 5 (n. 999)

Permanezcan en mi amor, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 5, 13-16 (n. 196)

Ustedes son la luz del mundo.

3. Mt 7, 21-27 (n. 206)

Una casa edificada sobre roca y la otra, sobre arena.

4. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla.

5. Mt 13, 44-46 (n. 225)

Va, vende cuanto tiene y compra el campo.

6. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que pierda su vida por mi, la encontrará.

7. Mt 18, 1-5 (n. 236)

Si no se hacen como los niños, no entrarán en el Reino de los cielos.

8. Mt 19, 3-12 [por los religiosos] (n. 239)

Por el Reino de los cielos.

9. Mt 19, 27-29 (n. 242)

Ustedes, los que han dejado todo y me han seguido, recibirán el ciento por uno.

10. Mt 22, 34-40 (n. 246)

Amarás al Señor, tu Dios, y a tu prójimo como a ti mismo.

11. Mt 25, 1-13 (n. 250)

/ Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!

12. Mt 25, 14-30 (forma breve: 14-23) (n. 251)

Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor, entra a tomar parte en la alegría de tu señor.

13. Mt 25, 31-46 (forma breve: 31-40) [por aquellos que hicieron obras de misericordia] (n. 252)

Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.

14. Mc 3, 31-35 (n. 263)

El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

15. Mc 9, 33-37 [por los educadores] (n. 274)

El que reciba a uno de estos niños, a mí me recibe.

16. Mc 10, 13-16 [por los educadores] (n. 276)

Dejen que los niños se acerquen a mí.

17. Mc 10, 17-30 (forma breve: 17-27) [por los religiosos] (n. 277)

Vende todo lo que tienes y sígueme.

18. Lc 6, 27-38 (n. 314)

Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso.

19. Lc 9, 57-62 [por los religiosos] (n. 324)

Te seguiré a dondequiera que vayas.

20. Lc 10, 38-42 (n. 330)

Marta lo recibió en su casa María escogió la mejor parte.

21. Lc 12, 32-34 [por los religiosos] (n. 334)

El Padre ha tenido a bien darles el Reino.

22. Lc 12, 35-40 (n. 336)

También ustedes estén preparados.

23. Lc 14, 25-33 [por los religiosos] (n. 338)

El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser mi discípulo.

24. Jn 15, 1-8 (n. 407)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

25. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.

26. Jn 17, 20-26 (n. 422)

Quiero que donde yo esté, también estén ellos conmigo.

Misas Rituales

I. SACRAMENTOS DE LA INICIACION CRISTIANA

1. CATECUMENADO E INICIACION SACRAMENTAL
DE LOS ADULTOS

Admisión en el catecumenado

PRIMERA LECTURA

Gén 12, 1-4 (n. 9)

Deja tu país y ve a la tierra que yo te mostraré.

SALMO RESPONSORIAL

Salmo 32 (n. 762)

R. Dichoso el pueblo escogido por Dios. O bien: R. Señor, ten misericordia de nosotros.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Jn 1, 41. 17 (n. 971)

Hemos encontrado a Cristo, el Mesías. La gracia y la verdad nos han llegado por él.

EVANGELIO

Jn 1, 35-42 (n. 366)

Este es el Cordero de Dios. Hemos encontrado al Mesías. Pueden elegirse también otros textos adecuados.

Elección o inscripción del nombre Si se efectúa el primer domingo de Cuaresma, se pueden tomar las lecturas correspondientes al primer domingo de Cuaresma de cualquier ciclo. Si no se efectúa en este domingo y las lecturas del día no son muy apropiadas, igualmente escójanse las lecturas de algún domingo primero de Cuaresma (Cfr Lecc I, pp. 53, 176, 291) u otras que sean aptas. Primer escrutinio Siempre se han de utilizar las lecturas del domingo tercero de Cuaresma, ciclo A, con sus cánticos (Cfr Lecc I, p. 60). Segundo escrutinio Siempre se utilizan las lecturas del domingo cuarto de Cuaresma, ciclo A, con sus cánticos (Cfr Lecc I, p. 65). También se puede escoger la lectura del Exodo 13,21-22. Tercer escrutinio Siempre han de usarse las lecturas del domingo quinto de Cuaresma, ciclo A, con sus cánticos (Cfr Lecc I, p. 71). Entrega del Símbolo de la Fe

PRIMERA LECTURA

Deut 6, 1-7 (n. 33)

Escucha, Israel: amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón.

SALMO RESPONSORIAL

Salmo 18 (n. 724)

R. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

SEGUNDA LECTURA

Rom 10, 8-13 (n. 507)

Profesión de fe del que cree en Dios O bien: 1 Cor 15, 1-8 (forma breve: 1-4) (n. 544). El Evangelio los salvará, si lo guardan tal y como yo lo prediqué.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Jn 3, 16 (n. 972)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

EVANGELIO

Mt 16, 13-18 (n. 232)

Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. O bien: Jn 12, 44-50 (n. 398) Yo he venido al mundo como luz, para que todo el que crea en mí no siga en tinieblas. Pueden elegirse también otros textos adecuados.

Entrega de la Oración Dominical

PRIMERA LECTURA

Os 11, 1. 3-4. 8-9 (n. 166)

Yo los atraía hacia mí con las cadenas del amor.

SALMO RESPONSORIAL

Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará. O bien: Salmo 102 (n. 846) R. Como un padre amoroso con su hijo, así es tierno el Señor con quien lo ama.

SEGUNDA LECTURA

Rom 8, 14-17. 26-27 (n. 493)

Han recibido un espíritu de hijos, en virtud del cual, podemos llamar ¡Padre! a Dios. O bien: Gál 4, 4-7 (n. 572) Dios envió a sus corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: ¡Abbá!, es decir: ¡Padre!

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Rom 8, 15 (n. 1009)

No han recibido ustedes un espíritu de esclavos, que los haga temer de nuevo, sino un espíritu de hijos, en virtud del cual podemos llamar Padre a Dios.

EVANGELIO

Mt 6, 9-13 (n. 201)

Señor, enséñanos a orar.

Pueden elegirse también otros textos adecuados.

Bautismo en la Vigilia Pascual

De las lecturas señaladas para la Vigilia Pascual (Lecc. I, pp. 829-844) se toman Isaías 55 (lect. 5) y Ezequiel 36 (lect. 7), pero nunca la lectura del Exodo (lect. 3).

Iniciación cristiana fuera de la Vigilia Pascual

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 15, 1-6. 18 (n. 12)

Así serán tus descendientes. A tus descendientes les voy a dar esta tierra.

2. Gén 17, 1-8 (n. 13)

Contigo y con tus descendientes, de generación en generación, establezco un pacto perpetuo.

3. Gén 35, 1-4. 6-7 (n. 16)

Desháganse de los ídolos que tengan.

4. Deut 30, 15-20 (n. 44)

Elige la vida, y vivirás, tú y tu descendencia.

5. Jos 24, 1-2. 15-17. 18-25 (n. 46)

Serviremos al Señor, porque él es nuestro Dios.

6. 2 Re 5, 9-15 (n. 59)

Naamán bajó, se bañó siete veces en el Jordán, y quedó curado.

7. Is 44, 1-3 (n. 123)

Voy a derramar mi espíritu sobre tus hijos.

8. Jer 31, 31-34 (n. 149)

Voy a grabar mi ley en sus corazones.

9. Ez 36, 24-28 (n. 156)

Los rociaré con agua pura y quedarán purificados; los purificaré de todas sus inmundicias e idolatrías.

O bien, las lecturas del Antiguo Testamento propuestas para la Vigilia Pascual.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 14. 36-40. 41-42 (n. 443)

Bautícense en el nombre de Jesucristo.

2. Hech 8, 26-38 (n. 459)

Aquí hay agua. ¿Hay alguna dificultad para que me bautices?

3. Rom 6, 3-11 (forma breve: 3-4. 8-11) (n. 488)

Fuimos sepultados con él por medio del bautismo para que emprendamos una vida nueva.

4. Rom 8, 28-32. 35. 37-39 (n. 502)

¿ Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo?

5. 1 Cor 12, 12-13 (n. 541)

Todos nosotros hemos recibido en el bautismo un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo.

6. Gál 3, 26-28 (n. 571)

Todos ustedes, los que han sido bautizados se han revestido de Cristo.

7. Ef 1, 3-10. 13-14 (n. 580)

Por medio de Jesucristo determinó que fuéramos sus hijos.

8. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

9. Col 3, 9-17 (n. 610)

Como hijos amados de Dios, revístanse de un yo nuevo.

10. Tit 3, 4-7 (n. 639)

Nos salvó por medio del bautismo, que nos regenera y nos renueva, por la acción del Espíritu Santo.

11. Heb 10, 22-25 (n. 648)

Limpia la conciencia de toda mancha y purificado el cuerpo por el agua saludable.

12. 1 Pe 2, 4-5. 9-10 (n. 667)

Ustedes son estirpe elegida y sacerdocio real.

13. Apoc 19, 1. 5-9 (n. 704)

¡Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero!

SALMOS

1. Salmo 8 (n. 718)

R. Qué admirable, Señor, es tu poder! O bien: R. Despierta, tú que duermes; levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz.

2. Salmo 22 (n. 735)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará. O bien: R. Andaban como ovejas descarriadas, pero ahora han vuelto al que es su Pastor.

3. Salmo 26 (n. 748)

R. El Señor es mi luz y mi salvación. O bien: R. Despierta, tú que duermes: levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz.

4. Salmo 31 (n. 761)

R. Dichoso aquel que ha sido absuelto de su culpa y su pecado. O bien: R. En el Señor, alégrense los justos.

5. Salmo 33 (n. 768)

R. Vuélvanse al Señor y quedarán radiantes.

6. Salmos 41 y 42 (n. 783)

R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

7. Salmo 50 (n. 792)

R. Crea en mí, Señor, un corazón puro. O bien: R. Les daré un corazón nuevo y les infundiré un espíritu nuevo.

8. Salmo 62 (n. 797)

R. Señor, mi alma tiene sed de ti.

9. Salmo 65 (n. 802)

R. Que aclame al Señor toda la tierra.

10. Salmo 88 (n. 824)

R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

11. Salmo 125 (n. 895)

R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mc 16, 15 (n. 962)

Vayan por todo el mundo, dice el Señor, y prediquen el Evangelio a toda creatura.

2. Jn 3, 16 (n. 972)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

3. Jn 8, 12 (n. 982)

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

4. Jn 14, 6 (n. 992)

Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.

5. Ef 4, 5-6 (n. 1018)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos.

6. Cfr Col 2, 12 (n. 1023)

Por el bautismo hemos sido sepultados con Cristo y también hemos resucitado con él.

7. Col 3, 1 (n. 1024)

Si han resucitado con Cristo, busquen las cosas del cielo, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios.

8. Cfr 2 Tim 1, 10 (n. 1027)

Jesucristo, nuestro salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio.

9. 1 Pe 2, 9 (n. 1032)

Ustedes son linaje escogido, sacerdocio real, nación consagrada a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquél que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

EVANGELIOS

1. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo.

2. Mt 28, 18-20 (n. 257)

Enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

3. Mc 1, 9-11 (n. 259)

Jesús fue bautizado por Juan en el Jordán.

4. Mc 10, 13-16 (n. 276)

El que no reciba el Reino de Dios como un niño, no entrará en él.

5. Mc 16, 15-16. 19-20 (n. 292)

El que crea y se bautice se salvará.

6. Lc 24, 44-53 (n. 360)

Era necesario que se predicara a todas las naciones la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados.

7. Jn 1, 1-5. 9-14. 16-18 (n. 363)

Les concedió poder llegar a ser hijos de Dios a los que creen en su nombre.

8. Jn 1, 29-34 (n. 364)

Este es el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo.

9. Jn 3, 1-6 (n. 371)

Nadie verá el Reino de Dios, si no renace de lo alto.

10. Jn 3, 16-21 (n. 373)

Dios mandó a su Hijo al mundo para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

11. Jn 12, 44-50 (n. 398)

Yo he venido al mundo como luz.

12. Jn 15, 1-11 (n. 406)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

2. BAUTISMO DE LOS NIÑOS

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ex 17, 3-7 (n. 22)

Tenemos sed: danos agua para beber.

2. Ez 36, 24-28 (n. 156)

Los rociaré con agua pura y quedarán purificados; los purificaré de todas sus inmundicias e idolatrías.

3. Ez 47, 1-9. 12 (n. 159)

Vi salir agua del templo: era un agua que daba vida a todos los que la tocaban.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 6, 3-5 (n. 491)

Por el bautismo hemos sido incorporados a su muerte, para que llevemos una vida nueva.

2. Rom 8, 28-32 (n. 503)

Los predestina para que reproduzcan en sí mismos la imagen de su Hijo.

3. 1 Cor 12, 12-13 (n. 541)

Todos nosotros hemos recibido en el bautismo un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo.

4. Gál 3, 26-28 (n. 571)

Todos ustedes, los que han sido bautizados se han revestido de Cristo.

5. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

6. 1 Pe 2, 4-5. 9-10 (n. 667)

Ustedes son estirpe elegida y sacerdocio real.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

2. Salmo 26 (n. 748)

R. El Señor es mi luz y mi salvación. O bien: R. Despierta, tú que duermes; levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz.

3. Salmo 33 (n. 769)

R. Vuélvanse al Señor y quedarán radiantes. O bien: R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 3, 16 (n. 972)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

2. Jn 8, 12 (n. 982)

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

3. Jn 14, 6 (n. 992)

Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre, si no es por mí, dice el Señor.

4. Ef 4, 5-6 (n. 1018)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos.

5. Cfr 2 Tim 1, 10 (n. 1027)

Jesucristo, nuestro salvador, ha vencido la muerte y ha hecho resplandecer la vida por medio del Evangelio.

6. 1 Pe 2, 9 (n. 1032)

Ustedes son linaje escogido, sacerdocio real, nación consagrada a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquél que los llamó de las tinieblas a su luz admirable.

EVANGELIOS

1. Mt 22, 35-40 (n. 247)

Este es el más grande y el primero de los mandamientos.

2. Mt 28, 18-20 (n. 257)

Enseñen a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

3. Mc 1, 9-11 (n. 259)

Jesús fue bautizado por Juan en el Jordán.

4. Mc 10, 13-16 (n. 276)

Dejen que los niños se acerquen a mí.

5. Mc 12, 28-34 (forma breve: 28-31) (n. 283)

Escucha, Israel: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón.

6. Jn 3, 1-6 (n. 371)

Nadie verá el Reino de Dios, si no renace de lo alto.

7. Jn 4, 5-14 (n. 374)

Un manantial capaz de dar la vida eterna.

8. Jn 6, 44-47 (n. 382)

El que cree en mí tiene vida eterna.

9. Jn 7, 37-39 (n. 386)

Brotarán ríos de agua viva.

10. Jn 9, 1-7 (n. 387)

Fue, se lavó y volvió con vista.

11. Jn 15, 1-11 (n. 406)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

12. Jn 19, 31-35 (n. 429)

Traspasó su costado y salió sangre y agua.

3. ADMISION DE LOS QUE YA HAN SIDO BAUTIZADOS A LA PLENA COMUNION CON LA IGLESIA

Las Lecturas, los Salmos Responsoriales y las Aclamaciones antes del Evangelio se pueden tomar total o parcialmente, o de la misa del día, o de la misa por la Unidad de los Cristianos, p. 254, o de la misa de la Iniciación Cristiana fuera de la Vigilia Pascual, p. 209 o de las que se proponen a continuación.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 8, 28-39 (n. 501)

Los predestina para que reproduzcan en sí mismos la imagen de su propio Hijo.

2. 1 Cor 12, 31-13, 13 (n. 542)

El amor dura por siempre.

3. Ef H 3-14 (n. 579)

Dios nos eligió para que fuéramos santos e irreprochables a sus ojos, por el amor.

4. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Un solo Dios y Padre de todos.

5. Flp 4, 4-8 (n. 605)

Aprecien todo lo santo.

6. 1 Tes 5, 16-24 (n. 619)

Que todo su ser: espíritu, alma y cuerpo, se conserve irreprochable hasta la llegada de nuestro Señor Jesucristo.

SALMOS

1. Salmo 26 (n. 749)

R. El Señor es mi luz y mi salvación.

2. Salmos 41 y 42 (n. 783)

R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

3. Salmo 60 (n. 796)

R. Señor, tú eres mi refugio.

4. Salmo 62 (n. 798)

R. Señor, Dios mío, mi alma tiene sed de ti.

5. Salmo 64 (n. 800)

R. Tú mereces, Dios nuestro, que cantemos tus alabanzas.

6. Salmo 120 (n. 884)

R. El auxilio me viene del Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 2-12 (n. 194)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 5, 13-16 (n. 196)

Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres.

3. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla.

4. Jn 3, 16-21 (n. 373)

Dios mandó a su Hijo al mundo para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

5. Jn 14, 15-23. 26-27 (n. 402)

El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada.

6. Jn 15, 1-6 (n. 408)

Yo soy la vid; ustedes, los sarmientos.

4. CONFIRMACION

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 11, 1-4 (n. 114)

El espíritu del Señor se posará sobre él.

2. Is 42, 1-3 (n. 121)

Yo he puesto mi espíritu en mi siervo.

3. Is 61, 1-3. 6. 8-9 (n. 139)

El Señor me ha ungido y me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres y a llenarlos con perfume de alegría.

4. Ez 36, 24-28 (n. 156)

Les infundiré un espíritu nuevo.

5. Joel 2, 23. 26-3, 1-3 (n. 169)

Derramaré mi espíritu sobre mis siervos y siervas.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 1, 3-8 (n. 437)

El Espíritu Santo los llenará de fortaleza y serán mis testigos.

2. Hech 2, 1-6. 14. 22-23. 32-33 (n. 440)

Se llenaron todos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en otros idiomas.

3. Hech 8, 1. 4. 14-17 (n. 457)

Impusieron las manos sobre ellos, y ellos recibieron al Espíritu Santo.

4. Hech 10, 1. 33-34. 37-44 (n. 461)

Descendió el Espíritu Santo sobre todos los que estaban escuchando el mensaje.

5. Hech 19, 1-6 (n. 474)

¿Han recibido el Espíritu Santo cuando abrazaron la fe?

6. Rom 5, 1-2. 5-9 (n. 481)

Dios ha infundido su amor en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo, que él mismo nos ha dado.

7. Rom 8, 14-17 (n. 495)

El Espíritu Santo, junto con nuestro propio espíritu, da testimonio de que somos hijos de Dios.

8. Rom 8, 26-27 (n. 500)

El Espíritu intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse.

9. 1 Cor 12, 4-13 (n. 538)

Uno solo y el mismo Espíritu distribuye sus dones según su voluntad.

10. Gál 5, 16-17. 22-23. 24-25 (n. 574)

Si tenemos la vida del Espíritu, actuemos conforme a ese mismo Espíritu.

11. Ef 1, 3. 4. 13-19 (n. 578)

Han sido marcados con el Espíritu Santo prometido.

12. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Un solo cuerpo y un solo Espíritu, un solo bautismo.

SALMOS

1. Salmo 21 (n. 731)

R. Contaré tu gloria a mis hermanos. O bien: R. Cuando venga el Espíritu Santo, ustedes darán testimonio de mí.

2. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

3. Salmo 95 (n. 833)

R. Cantemos la grandeza del Señor.

4. Salmo 103 (n. 853)

R. Envía, Señor, tu espíritu a renovar la tierra.

5. Salmo 116 (n. 876)

R. Ustedes serán mis testigos hasta los últimos rincones de la tierra. O bien: R. Aleluya.

6. Salmo 144 (n. 907)

R. Bendeciré al Señor eternamente.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 14, 16 (n. 993)

Yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador, que se quedará para siempre con ustedes, dice el Señor.

2. Jn 15, 26. 27 (n. 1004)

El Espíritu de verdad dará testimonio de mí, dice el Señor, y también ustSdes serán mis testigos.

3. Jn 16, 13; 14, 26 (n. 1005)

Cuando venga el Espíritu de verdad, él les enseñará toda la verdad y les recordará todo cuanto yo les he dicho, dice el Señor.

4. Cfr Apoc 1, 5. 6 (n. 1041)

Jesucristo, testigo fiel, primogénito de los muertos, tú has hecho de nosotros un reino de sacerdotes para nuestro Dios y Padre.

5. (n. 1056)

Ven, Dios Espíritu Santo, y envíanos desde el cielo tu luz para iluminarnos.

6. (n. 1057)

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

De ellos es el Reino de los cielos.

2. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo.

3. Mt 25, 14-30 (n. 251)

Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor, entra a tomar parte en la alegría de tu señor.

4. Mc 1, 9-11 (n. 259)

Jesús vio que el Espíritu descendía sobre él.

5. Lc 4, 16-22 (n. 310)

El Espíritu del Señor está sobre mí.

6. Lc 8, 4-10. 11-15 (n. 319)

Lo que cayó en tierra buena representa a los que conservan la palabra y dan fruto por su constancia.

7. Lc 10, 21-24 (n. 328)

Te doy gracias, Padre, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

8. Jn 7, 37-39 (n. 386)

Brotarán ríos de agua viva.

9. Jn 14, 15-17 (n. 403)

El Espíritu de verdad permanecerá con ustedes.

10. Jn 14, 23-26 (n. 405)

El Espíritu Santo, les enseñará todas las cosas.

11. Jn 15, 18-21. 26-27 (n. 414)

El Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.

12. Jn 16, 5-7. 12-13 (n. 416)

El Espíritu de verdad los irá guiando hasta la verdad plena.

5. PRIMERA COMUNION DE LOS NIÑOS

Las lecturas se pueden tomar parcial o totalmente, o de la misa del día, o de las misas para la Iniciación Cristiana, p. 209, o finalmente de la misa votiva de la Sagrada Eucaristía, p. 285.

II. ORDENES SAGRADAS

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Núm 3, 5-9 [por los diáconos] (n. 28)

Pon a la tribu de Leví a la disposición del sacerdote Aarón.

2. Núm 11, 11-12. 14-17. 24-25 [por los presbíteros] (n. 30)

Voy a darles una parte de tu espíritu para que compartan contigo toda la carga del pueblo.

3. Is 61, 1-3 [por los obispos y presbíteros] (n. 138)

El Señor me ha ungido y me ha enviado a anunciar la buena nueva a los pobres.

4. Jer 1, 4-9 (n. 143)

Irás a donde yo te envíe.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 6, 1-7 [por los diáconos] (n. 453)

Eligieron siete hombres llenos del Espíritu Santo.

2. Hech 8, 26-40 [por los diáconos] (n. 458)

Partiendo del pasaje de Isaías, le anunció Id buena nueva de Jesús.

3. Hech 10, 37-43 (n. 464)

Nosotros somos testigos de cuanto Jesús hizo en Judea y en Jerusalén.

4. Hech 20, 17-18. 28-32. 36 [por los obispos y presbíteros] (n. 475)

Miren por ustedes mismos y por todo el rebaño, del que los constituyó pastores el Espíritu Santo, para apacentar a la Iglesia de Dios.

5. Rom 12, 4-8 (n. 512)

Tenemos dones diferentes, según la gracia concedida a cada uno.

6. 2 Cor 4, 1-2. 5-7 (n. 552)

Nosotros predicamos a Jesucristo y nos presentamos como servidores de ustedes, por Jesús.

7. 2 Cor 5, 14-20 (n. 558)

Dios nos confirió el ministerio de la reconciliación.

8. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

A fin de que desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo.

9. 1 Tim 3, 8-10. 12-13 [por los diáconos] (n. 623)

Los diáconos deben conservar la fe revelada, con una conciencia limpia.

10. 1 Tim 4, 12-16 (forma breve: 12b-16) [por los obispos] (n. 624)

No descuides el don que posees, que se te confirió, cuando, a instancias del Espíritu, los presbíteros te impusieron las manos.

11. 2 Tim 1, 6-14 [por los obispos] (n. 628)

Te exhorto a que reavives el don de Dios que recibiste cuando te impuse las manos.

12. Heb 5, 1-10 (n. 643)

Cristo fue proclamado por Dios sumo sacerdote, como Melquisedec.

13. 1 Pe 4, 7-11 (n. 671)

Sean buenos administradores de la gracia multiforme de Dios.

14. 1 Pe 5, 1-4 (n. 673)

Apacienten el rebaño de Dios que él les ha confiado.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

2. Salmo 83 (n. 813)

R. Señor, dichosos los que viven en tu casa.

3. Salmo 88 (n. 825)

R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

4. Salmo 95 (n. 834)

R. Vayan por todo el mundo, aleluya, y enseñen a todas las naciones, aleluya.

5. Salmo 99 (n. 839)

R. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando, dice el Señor.

6. Salmo 109 (n. 861)

R. Cristo, sacerdote para siempre ofreció pan y vino, como Melquisedec. O bien: R. Tú eres sacerdote para siempre.

7. Salmo 115 (n. 871)

R. El cáliz con el que damos gracias nos une a Cristo por medio de su sangre. O bien: R. Aleluya.

8. Salmo 116 (n. 875)

R. Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio. O bien: R. Aleluya.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

2. Lc 4, 18 (n. 967)

El Señor me ha enviado para anunciar a los pobres la buena nueva y proclamar la liberación a los cautivos.

3. Jn 10, 14 (n. 986)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

4. Jn 15, 15 (n. 1002)

A ustedes los llamo amigos, dice el Señor, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 13-16 (n. 196)

Ustedes son la luz del mundo.

2. Mt 9, 35-38 (n. 212)

Rueguen al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos.

3. Mt 10, 1-5 (n. 214)

Jesús elige a sus doce apóstoles y los envía.

4. Mt 20, 25-28 (n. 244)

El que quiera ser el primero entre ustedes, que sea su esclavo.

5. Lc 10, 1-9 (n. 325)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

6. Lc 12, 35-44 (n. 335)

Dichosos aquellos criados a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela.

7. Lc 22, 14-20. 24-30 (n. 347)

Hagan esto en memoria mía. Yo estoy en medio de ustedes como el que sirve.

8. Jn 10, 11-16 (n. 389)

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

9. Jn 12, 24-26 (n. 396)

El que quiera servirme, que me siga.

10. Jn 15, 9-17 (n. 409)

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido.

11. Jn 17, 6. 14-19 (n. 419)

Yo me santifico a mí mismo por ellos, para que también ellos sean santificados en la verdad.

12. Jn 20, 19-23 (n. 432)

Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo. Reciban al Espíritu Santo.

13. Jn 21, 15-17 (n. 436)

Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas.

III. ADMISION DE LOS CANDIDATOS AL DIACONADO Y AL PRESBITERADO

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 1, 9-14 (n. 32)

Elijan algunos hombres prudentes y yo los nombraré jefes de ustedes.

2. Eclo (Sir) 39, 1. 6-8 (n. 102)

Pone todo su corazón en madrugar para estar con el Señor.

3. Is 6, 1-2. 3-8 (n. 110)

¿A quién enviaré?¿Quién irá de parte mía?

4. Jer 1, 4-9 (n. 143)

Irás a donde yo te envíe.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 14, 21-23 (n. 473)

En cada comunidad designaban presbíteros.

2. 1 Cor 9, 16-19. 22-23 (n. 531)

¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio!

3. 1 Cor 12, 4-11 (n. 539)

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.

4. 2 Tim 3, 10-12. 14-15 (n. 633)

Permanece firme en lo que has aprendido.

SALMOS

1. Salmo 15 (n. 721)

R. Tú, Señor, eres mi herencia.

2. Salmo 23 (n. 741)

R. Esta es la clase de hombres que te buscan, Señor.

3. Salmo 97 (n. 837)

R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mc 1, 17 (n. 961)

Síganme, dice el Señor, y haré de ustedes pescadores de hombres.

2. Lc 4, 18 (n. 967)

El Señor me ha enviado para anunciar a los pobres la buena nueva y proclamar la liberación a los cautivos.

3. Jn 12, 26 (n. 989)

El que quiera servirme, que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor.

EVANGELIOS

1. Mt 9, 35-38 (n. 212)

Rueguen al dueño de la mies que envíe trabajadores a sus campos.

2. Mc 1, 14-20 (n. 260)

Los haré pescadores de hombres.

3. Lc 5, 1-11 (n. 312)

Confiado en tu palabra, echaré las redes.

4. Jn 1, 35-42 (n. 366)

Este es el Cordero de Dios. Hemos encontrado al Mesías.

5. Jn 1, 45-51 (n. 367)

Este es un verdadero israelita, en el que no hay doblez.

IV. MINISTERIOS

1.

INSTITUCION DE LOS LECTORES

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 6, 3-9 (n. 34)

Graba en tu corazón los mandamientos que te he transmitido.

2. Deut 30, 10-14 (n. 43)

Los mandamientos están muy a tu alcance para que puedas cumplirlos.

3. Neh 8, 2-4. 5-6. 8-10 (n. 64)

Leían el libro de la ley y explicaban su sentido.

4. Is 55, 10-11 (n. 133)

La lluvia hace germinar la tierra.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 2, 1-5 (n. 523)

Los convencí por medio del Espíritu y del poder de Dios.

2. 2 Tim 3, 14-17 (n. 634)

Toda la Sagrada Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar.

3. 2 Tim 4, 1-5 (n. 635)

Cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio.

4. Heb 4, 12-13 (n. 641)

La palabra de Dios descubre los pensamientos e intenciones del corazón.

5. 1 Jn 1, 1-4 (n. 676)

Les anunciamos lo que hemos visto y oído.

SALMOS

1. Salmo 18 (n. 725)

R. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

2. Salmo 118 (n. 882)

R. Enséñame, Señor, a gustar tus mandamientos.

3. Salmo 147 (n. 912)

R. Glorifica al Señor, Jerusalén.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Le 4, 18 (n. 968)

El Espíritu del Señor está sobre mí; él me ha enviado para anunciar a los pobres la buena nueva.

2. Jn 6, 63. 68 (n. 981)

Tus palabras, Señor, son espíritu y vida. Tú tienes palabras de vida eterna.

3. Cfr Hech 16, 14 (n. 1008)

Abre, Señor, nuestros corazones, para que comprendamos las palabras de tu Hijo.

4. (n. 1053)

La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 14-19 (n. 197)

Ustedes son la luz del mundo.

2. Mc 1, 35-39 (n. 261,

Recorrió toda Galilea predicando en las sinagogas.

3. Lc 4, 16-21 (n. 311)

El Espíritu del Señor está sobre mí.

4. Lc 24, 44-48 (n. 361)

Jesús envía a los apóstoles a predicar la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados.

5. Jn 7, 14-18 (n. 385)

La doctrina que yo enseño no es mía, sino de aquel que me ha enviado.

2.

INSTITUCION DE LOS ACOLITOS

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 14, 18-20 (n. 11)

Melquisedec presentó pan y vino.

2. Ex 16, 2-4. 12-15 (n. 21)

Voy a hacer que llueva pan del cielo.

3. Ex 24, 3-8 (n. 24)

Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha hecho con ustedes.

4. Deut 8, 2-3. 14-16 (n. 36)

Te alimentó con el maná que ni tú ni tus padres conocían.

5. 1 Re 19, 4-8 (n. 56)

Con la fuerza de aquel alimento, Elias caminó hasta el monte de Dios.

6. Prov 9, 1-6 (n. 86)

Vengan a comer de mi pan y a beber del vino que les he preparado.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Vivían en comunión fraterna y celebraban la fracción del pan.

2. Hech 10, 34. 37-43 (n. 463)

Nosotros hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos.

3. 1 Cor 10, 16-17 (n. 534)

El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cu.

4. 1 Cor 11, 23-26 (n. 536)

Cada vez que comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la mu del Señor hasta que vuelva.

5. Heb 9, 11-15 (n. 645)

La sangre de Cristo purificará nuestra conciencia.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 736)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

2. Salmo 33 (n. 770)

R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

3. Salmo 77 (n. 809)

R. El Señor les dio pan del cielo.

4. Salmo 109 (n. 860)

R. Tú eres sacerdote para siempre.

5. Salmo 115 (n. 872)

R. Levantaré el cáliz de la salvación invocando el nombre del Señor.

6. Salmo 144 (n. 908)

R. Abres, Señor, tu mano, y nos sacias de favores.

7. Salmo 147 (n. 913)

R. El que come de este pan vivirá para siempre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 6, 35 (n. 974)

Yo soy el pan de la vida, dice el Señor. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

2. Jn 6, 51 (n. 977)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre.

3. Jn 6, 56 (n. 979)

El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él, dice el Señor.

4. Jn 6, 57 (n. 980)

Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también, el que me come vivirá por mí, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mc 14, 12-16. 22-26 (n. 284)

Esto es mi cuerpo. Esta es mi sangre.

2. Lc 9, 11-17 (n. 320)

Todos comieron y se saciaron.

3. Lc 24, 13-35 (n. 358)

Lo reconocieron al partir el pan.

4. Jn 6, 1-15 (n. 377)

Les fue repartiendo todo lo que quisieron.

5. Jn 6, 24-35 (n. 378)

El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

6. Jn 6, 41-51 (n. 381)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo.

7. Jn 6, 51-58 (n. 383)

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.

8. Jn 21, 1-14 (n. 434)

Jesús tomó el pan y se lo dio.

V. SACRAMENTOS PARA LOS ENFERMOS Y PARA LOS MORIBUNDOS

1. UNCION DE ENFERMOS

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 19, 1-8 (n. 55)

Elias, cansado del camino, es confortado por el Señor.

2. Job 3, 1-3. 11-17. 20-23 (n. 77)

¿Para qué le dieron la luz de la vida a un miserable?

3. Job 7, 1-4. 6-11 (n. 78)

Recuerda, Señor, que mi vida es un soplo.

4. Job 7, 12-21 [por los moribundos] (n. 79)

¿Qué es el hombre para que le des tanta importancia?

5. Job 19, 23-27 (n. 81)

Yo sé bien que mi defensor está vivo.

6. Sab 9, 9-11. 13-18 (n. 96)

¿Quién conocerá tus designios, si tú no les das sabiduría?

7. Is 35, 1-10 (n. 119)

Fortalezcan las manos cansadas.

8. Is 52, 13-53, 12 (n. 128)

El soportó nuestros sufrimientos.

9. Is 61, 1-3 (n. 138)

El Señor me ha ungido y me ha enviado a anunciar la buena nueva a los pobres.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 3, 1-10 (n. 445)

En el nombre de Jesús, levántate y camina.

2. Hech 3, 11-16 (n. 446)

La fe en aquel que Dios resucitó es la que ha curado a este hombre.

3. Hech 4, 8-12 (n. 449)

En la tierra no existe ninguna otra persona que pueda salvarnos.

4. Hech 13, 32-39 (n. 471)

Aquel a quien Dios resucitó no sufrió la corrupción.

SEGUNDAS LECTURAS FUERA DEL TIEMPO PASCUAL

1. Rom 8, 14-17 (n. 495)

Sufrimos con él para ser glorificados junto con él.

2. Rom 8, 18-27 (n. 497)

Anhelamos la redención de nuestro cuerpo.

3. Rom 8, 31-35. 37-39 (n. 506)

¿ Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo?

4. 1 Cor 1, 17-25 (n. 519)

La debilidad de Dios es más fuerte que la fuerza de los hombres.

5. 1 Cor 12, 12-22. 24-27 [por los moribundos] (n. 540)

Cuando un miembro sufre, todos sufren con él.

6. 1 Cor 15, 12-20 (n. 545)

Si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó.

7. 2 Cor 4, 16-18 [por los moribundos] (n. 556)

Nuestro espíritu se renueva de día en día.

8. 2 Cor 5, 1. 6-10 (n. 557)

Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna.

9. Gál 4, 12-19 (n. 573)

Una enfermedad mía fue la ocasión de anunciarles el Evangelio.

10. Flp 2, 25-30 (n. 600)

Estuvo enfermo y moribundo, pero Dios se apiadó de él.

11. Col 1, 22-29 (n. 607)

Completo lo que falta a La pasión de Cristo en mí, por el bien de su cuerpo, que es la Iglesia.

12. Heb 4, 14-16; 5, 7-9 (n. 642)

No tenemos un sumo sacerdote que no sea capaz de compadecerse de nuestras penalidades.

13. Sant 5, 13-16 (n. 662)

La oración hecha con fe le dará la salud al enfermo.

14. 1 Pe 1, 3-9 (n. 663)

Alégrense, aunque tengan que sufrir un poco.

15. 1 Jn 3, 1-2 (n. 681)

Aún no se ha manifestado cómo seremos al fin.

16. Apoc 21, 1-7 [por los moribundos] (n. 706)

Ya no existirán muerte ni duelo, ni penas ni llanto, porque ya todo lo antiguo terminó.

17. Apoc 22, 17. 20-21 (n. 713)

¡Ven, Señor Jesús!

SALMOS

1. Isaías 38 (n. 925)

R. Sálvame, Señor, y viviré.

2. Salmo 6 (n. 717)

R. Compadécete de mí, Señor, estoy enfermo.

3. Salmo 24 (n. 742)

R. A ti, Señor, levanto mi alma.

4. Salmo 26 (n. 750)

R. Armate de valor y en el Señor confía.

5. Salmo 33 (n. 771)

R. El Señor está cerca del que sufre. O bien: R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

6. Salmos 41 y 42 (n. 784)

R. Mi alma te busca a ti, Dios mío.

7. Salmo 62 (n. 799)

R. Señor, mi alma tiene sed de ti.

8. Salmo 70 (n. 807)

R. Dios mío, ven aprisa a socorrerme. O bien: R. Mis labios te aclamarán, Señor.

9. Salmo 85 (n. 821)

R. Presta, Señor, oídos a mi súplica. O bien: R. Dios entrañablemente compasivo, ten compasión de mí.

10. Salmo 89 (n. 827)

R. Tú eres, Señor, nuestro refugio.

11. Salmo 101 (n. 843)

R. Señor, escucha mi plegaria.

12. Salmo 102 (n. 847)

R. Bendice al Señor, alma mía. O bien: R. El Señor es compasivo y misericordioso.

13. Salmo 122 (n. 890)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor hasta que se apiade de nosotros.

14. Salmo 142 (n. 905)

R. Señor, escucha mi oración. O bien: R. Por amor a tu nombre, Señor, ¡manténme vivo!

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 32, 22 (n. 930)

Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor, puesto que en ti hemos confiado.

2. Mt 5, 4 (n. 943)

Dichosos los que lloran porque serán consolados.

3. Mt 8, 17 (n. 950)

Cristo hizo suyas nuestras debilidades y cargó con nuestros dolores.

4. Mt 11, 28 (n. 952)

Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré, dice el Señor.

5. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

6. Ef 1, 3 (n. 1017)

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en él, con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

7. Sant 1, 12 (n. 1031)

Dichoso el hombre que sufre la tentación, porque, después de haberla superado, recibirá en premio la corona de la vida.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 8, 1-4 (n. 207)

Señor, si quieres, puedes curarme.

3. Mt 8, 5-17 (forma breve: 5-13, o bien: 14-17) (n. 208)

El hizo suyas nuestras debilidades.

4. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Vengan a mí, todos los que están fatigados.

5. Mt 15, 29-31 (n. 230)

Jesús cura a muchos enfermos.

6. Mt 25, 31-40 (n. 253)

Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos conmigo lo hicieron.

7. Mc 2, 1-12 (n. 262)

Viendo Jesús la fe de aquellos hombres, le dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados te quedan perdonados”.

8. Mc 4, 35-41 (n. 267)

¿Por qué tenían tanto miedo? ¿Aún no tienen fe?

9. Mc 10, 46-52 (n. 281)

¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!

10. Mc 16, 15-20 (n. 291)

Impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos.

11. Lc 7, 19-23 (n. 317)

Vayan a contarle a Juan lo que han visto y oído.

12. Lc 10, 5-6. 8-9 (n. 326)

Curen a los enfermos.

13. Lc 10, 25-37 (n. 329)

¿Quién es mi prójimo?

14. Lc 11, 5-13 (n. 331)

Pidan y se les dará.

15. Lc 12, 35-44 (n. 335)

Dichosos aquellos criados a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela.

16. Lc 18, 9-14 [por los moribundos] (n. 344)

Dios mío, apiádate de mí, que soy un pecador.

17. Jn 6, 35-40 [por los moribundos] (n. 379)

La voluntad de mi Padre consiste en que yo no pierda nada de lo que él me ha dado.

18. Jn 6, 53-58 (n. 384)

El que come de este pan vivirá para siempre.

19. Jn 9, 1-7 (n. 387)

No pecó él. Nació así para que se manifestaran las obras de Dios.

20. Jn 10, 11-18 (n. 388)

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

2. VIATICO

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 19, 4-8 (n. 56)

Con la fuerza de aquel alimento, Elias caminó hasta el monte de Dios.

2. Job 19, 23-27 (n. 81)

Yo sé bien que mi defensor está vivo.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 10, 16-17 (n. 534)

El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.

2. 1 Cor 11, 23-26 (n. 536)

Cada vez que comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor hasta que vuelva.

3. Apoc 3, 14, 20-22 (n. 692)

Entraré en su casa y cenaremos juntos.

4. Apoc 22, 17. 20-21 (n. 713)

¡Ven, Señor Jesús!

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 737)

R. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo. O bien: R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

2. Salmo 33 (n. 772)

R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

3. Salmos 41 y 42 (n. 785)

R. Mi alma te busca a ti, Dios mío.

4. Salmo 115 (n. 873)

R. Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos. O bien: R. Levantaré el cáliz de la salvación invocando el nombre del Señor. O bien: R. Aleluya.

5. Salmo 144 (n. 909)

R. El Señor no está lejos de aquellos que lo buscan.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 6, 51 (n. 977)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre.

2. Jn 6, 54 (n. 978)

El que come mi carne y bebe mi sangre, dice el Señor, tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

3. Jn 10, 9 (n. 984)

Yo soy la puerta, dice el Señor; quien entre por mí, se salvará y encontrará pastos.

4. Jn 11, 25; 14, 6 (n. 987)

Yo soy la resurrección y la vida, dice el Señor; nadie va al Padre, si no es por mí.

EVANGELjpS

1. Jn 6, 41-51 (n. 381)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo.

2. Jn 6, 51-58 (n. 383)

El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

VI. MATRIMONIO

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 1, 26-28. 31 (n. 3)

Hombre y mujer los creó.

2. Gén 2, 18-24 (n. 6)

Serán los dos una sola cosa.

3. Gén 24, 48-51. 58-67 (n. 14)

Con el amor de Rebeca, Isaac se consoló de la muerte de su madre.

4. Tob 7, 6-14 (n. 65)

Que el Señor del cielo los acompañe, tenga misericordia de ustedes y les conceda su paz.

5. Tob 8, 4-8 (n. 66)

Haz que los dos juntos vivamos felices hasta la vejez.

6. Cant 2, 8-10. 14. 16; 8, 6-7 (n. 88)

El amor es fuerte como la muerte.

7. Eclo (Sir) 26, 1-4. 16-21 (n. 101)

Como el sol que brilla en el cielo del Señor, así es la mujer bella en su casa bien arreglada.

8. Jer 31, 31-32. 33-34 (n. 150)

Haré con la casa de Israel y la casa de Judá una alianza nueva.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 8, 31-35. 37-39 (n. 506)

¿ Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo?

2. Rom 12, 1-2. 9-18 (forma breve: 1-2. 9-13) (n. 509)

Ofrézcanse ustedes mismos como una ofrenda viva, santa y agradable a Dios.

3. 1 Cor 6, 13-15. 17-20 (n. 528)

Sus miembros son templo del Espíritu Santo.

4. 1 Cor 12, 31-13, 8 (n. 543)

Si no tengo amor, nada me sirve.

5. Ef 5, 2. 21-33 (forma breve: 2. 25-32) (n. 593)

Este es un gran misterio, y yo lo refiero a Cristo y a la Iglesia.

6. Col 3, 12-17 (n. 611)

Sobre todo, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.

7. 1 Pe 3, 1-9 (n. 669)

Vivan en armonía, sean compasivos, ámense como hermanos.

8. 1 Jn 3, 18-24 (n. 684)

Amemos de verdad y con las obras.

9. 1 Jn 4, 7-12 (n. 686)

Dios es amor.

10. Apoc 19, 1. 5-9 (n. 704)

¡Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero!

SALMOS

1. Salmo 32 (n. 763)

R. La tierra llena está de tus bondades.

2. Salmo 33 (n. 773)

R. Bendigamos al Señor a todas horas. O bien: R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

3. Salmo 102 (n. 848)

R. El Señor es compasivo y misericordioso. O bien: R. La misericordia del Señor dura por siempre.

4. Salmo 111 (n. 863)

R. Dichosos los que aman de corazón los mandamientos del Señor. O bien: R. Aleluya.

5. Salmo 127 (n. 899)

R. Dichosos los que temen al Señor. O bien: R. El Señor bendecirá al hombre que le teme y lo respeta.

6. Salmo 144 (n. 910)

R. El Señor es bueno con todos.

7. Salmo 148 (n. 916)

R. Que todos alaben al Señor. O bien: R. Aleluya.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 1 Jn 4, 7 (n. 1034)

Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios.

2. 1 Jn 4, 8. 11 (n. 1035)

Dios es amor. Si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.

3. 1 Jn 4, 12 (n. 1037)

Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud.

4. 1 Jn 4, 16 (n. 1038)

Quien permanece en el amor, permanece en Dios, y Dios en él, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 5, 13-16 (n. 196)

Ustedes son la luz del mundo.

3. Mt 7, 21. 24-29 (forma breve: 21. 24-25) (n. 205)

Edificó su casa sobre roca.

4. Mt 19, 3-6 (n. 240)

Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

5. Mt 22, 35-40 (n. 247)

Este es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el segundo es semejante a éste.

6. Mc 10, 6-9 (n. 275)

Ya no son dos, sino una sola cosa.

7. Jn 2, 1-11 (n. 369)

Esto que Jesús hizo en Caná de Galilea fue la primera de sus señales milagrosas.

8. Jn 15, 9-12 (n. 410)

Permanezcan en mi amor.

9. Jn 15, 12-16 (n. 412)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros.

10. Jn 17, 20-26 (forma breve: 20-23) (n. 422)

Que su unidad sea perfecta.

En los aniversarios matrimoniales se toman las mismas lecturas que en la celebración del matrimonio; pero también pueden utilizarse las lecturas de la misa “para dar gracias a Dios”, pág. 274.

VII. BENDICION DE UN ABAD
O DE UNA ABADESA

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Prov 2, 1-9 (n. 83)

Presta atención a la prudencia.

2. Prov 4, 7-13 (n. 84)

Yo te he enseñado el camino de la sabiduría.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

2. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz.

3. Col 3, 12-17 (n. 611)

Sobre todo, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.

4. Heb 13, 1-2. 7-8. 17-18 (n. 653)

Obedezcan a sus pastores. Oren por nosotros.

5. 1 Pe 5, 1-4 (n. 673)

Sean modelos del rebaño.

SALMOS

1. Salmo 1 (n. 715)

R. Dichoso quien confía en el Señor.

2. Salmo 33 (n. 774)

R. Vengan y escúchenme, hijos míos, les voy a decir cómo amar a Dios.

3. Salmo 91 (n. 830)

R. ¡Qué bueno es darte gracias, Señor!

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 23, 9. 10 (n. 955)

Su Maestro es uno solo, Cristo, y su Padre es uno solo, el del cielo, dice el Señor.

2. Col 3, 15 (n. 1025)

Que la paz de Cristo reine en sus corazones, esa paz a la que ustedes han sido llamados como miembros de un solo cuerpo.

EVANGELIOS

1. Mt 23, 8-12 (n. 248)

Que el mayor de ustedes sea el servidor de ustedes.

2. Lc 12, 35-44 (n. 335)

Su señor lo pondrá al frente de todo lo que tiene.

3. Lc 22, 24-27 (n. 350)

Yo estoy en medio de ustedes como el que sirve.

VIII. CONSAGRACION DE LAS VIRGENES
Y PROFESION RELIGIOSA

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 12, 1-4 (n. 9)

Deja tu país y a tu parentela.

2. 1 Sam 3, 1-10 (n. 47)

Habla, Señor, que tu siervo te escucha.

3. 1 Re 19, 4-9. 11-15 (n. 57)

Quédate en el monte delante del Señor.

4. 1 Re 19, 16. 19-21 (n. 58)

Elíseo se levantó y siguió a Elias.

5. Cant 2, 8-14 (n. 89)

Levántate, amada mía, y ven.

6. Cant 8, 6-7 (n. 91)

El amor es fuerte como la muerte.

7. Is 44, 1-5 (n. 122)

Yo soy el Señor.

8. Is 61, 9-11 (n. 140)

Me alegro en el Señor con toda mi alma.

9. Jer 31, 31-37 (n. 148)

Una nueva alianza.

10. Os 2, 16. 21-22 (n. 165)

Yo te desposaré conmigo para siempre.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

2. Hech 4, 32-35 (n. 451)

Tenían un solo corazón y una sola alma.

3. Rom 6, 3-11 (n. 488)

Fuimos sepultados con él por medio del bautismo para que emprendamos una vida nueva.

4. Rom 12, 1-13 (n. 510)

Ofrézcanse ustedes mismos como una ofrenda viva, santa y agradable a Dios.

5. 1 Cor 1, 22-31 (n. 520)

Nosotros predicamos a Cristo crucificado.

6. 1 Cor 7, 25-35 (n. 529)

La mujer soltera se preocupa de las cosas del Señor.

7. Ef 1, 3-14 (n. 579)

Dios nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo, para que fuéramos santos e irreprochables a sus ojos en el amor.

8. Flp 2, 1-4 (n. 598)

Tengan una misma manera de pensar, un mismo amor, unas mismas aspiraciones y una sola alma.

9. Flp 3, 8-14 (n. 601)

Todo lo considero como basura, con tal de ganar a Cristo.

10. Col 3, 1-4 (n. 609)

Pongan todo el corazón en los bienes del cielo, no en los de la tierra.

11. Col 3, 12-17 (n. 611)

Sobre todo, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.

12. 1 Tes 4, 1-3. 7-12 (n. 615)

Lo que Dios quiere de ustedes es que se santifiquen.

13. 1 Pe 1, 3-9 (n. 663)

No han visto a Cristo Jesús y, sin embargo, lo aman.

14. 1 Jn 4, 7-16 (n. 685)

Si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros.

15. Apoc 3, 14. 20-22 (n. 692)

Entraré en su casa y cenaremos juntos.

16. Apoc 22, 12-14. 16-17. 20 (n. 712)

¡Ven, Señor Jesús!

SALMOS

1. Salmo 23 (n. 741)

R. Esta es la clase de hombres que te buscan, Señor.

2. Salmo 26 (n. 751)

R. Lo único que busco es vivir en la casa del Señor toda mi vida.

3. Salmo 32 (n. 764)

R. Dichoso el pueblo escogido por Dios.

4. Salmo 33 (n. 775)

R. Bendigamos al Señor a todas horas. O bien: R. Haz la prueba y verás que bueno es el Señor.

5. Salmo 39 (n. 781)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

6. Salmo 44 (n. 789)

R. ¡ Ya viene el esposo! ¡Salgan al encuentro de Cristo, el Señor!

7. Salmo 62 (n. 798)

R. Señor, Dios mío, mi alma tiene sed de ti.

8. Salmo 83 (n. 814)

R. ¡Qué agradable, Señor, es tu morada!

9. Salmo 99 (n. 840)

R. Sirvamos al Señor con alegría.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 132, 1 (n. 936)

¡Dichosos los hermanos que viven unidos!

2. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

3. Lc 11, 28 (n. 969)

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice el Señor.

4. Jn 13, 34 (n. 991)

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

5. Jn 15, 5 (n. 997)

Yo soy la vid y ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

6. 2 Cor 8, 9 (n. 1015)

Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza.

7. Gal 6, 14 (n. 1016)

No permita Dios que yo me glorie en algo que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo.

8. Flp 3, 8-9 (n. 1020)

Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y vivir unido a él.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Dichosos serán ustedes. Alégrense y salten de contento.

2. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla.

3. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que pierda su vida por mi, la encontrará.

4. Mt 19, 3-12 (n. 239)

Por el Reino de los cielos.

5. Mt 19, 16-26 (n. 241)

Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes y sígueme.

6. Mt 25, 1-13 (n. 250)

Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!

7. Mc 3, 31-35 (n. 263)

El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

8. Mc 10, 24-30 (n. 279)

Nosotros lo hemos dejado todo para seguirte.

9. Lc 1, 26-38 (n. 295)

Yo soy la esclava del Señor.

10. Lc 9, 57-62 (n. 324)

El que empuña el arado y mira hacia atrás no sirve para el Reino de Dios.

11. Lc 10, 38-42 (n. 330)

Marta lo recibió en su casa. María escogió la mejor parte.

12. Lc 11, 27-28 (n. 332)

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica.

13. Jn 12, 24-26 (n. 396)

Si el grano de trigo muere, producirá mucho fruto.

14. Jn 15, 1-8 (n. 407)

Permanezcan en mí y yo en ustedes.

15. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.

16. Jn 17, 20-26 (n. 422)

Quiero que donde yo esté, también estén ellos conmigo.

IX. DEDICACION O BENDICION
DE UNA IGLESIA O DE UN ALTAR

1. DEDICACION DE UNA IGLESIA

PRIMERA LECTURA

Neh 8, 2-4. 5-6. 8-10 (n. 64)

Leían el libro de la ley y explicaban su sentido.

SALMO RESPONSORIAL

Salmo 18 (n. 726)

R. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

SEGUNDA LECTURA

Ver el aniversario de la dedicación de una iglesia, p. 187. En tiempo pascual se puede tomar también Apoc 21,1-5 o Apoc 21, 9-14, que se encuentran en el aniversario de la dedicación como primera lectura, pp. 187.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Ver el aniversario de la dedicación de una iglesia, p. 188.

EVANGELIO

Ver el aniversario de la dedicación de una iglesia, p. 188.

2. DEDICACION DE UN ALTAR

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 28, 11-18 (n. 15)

Jacob colocó la piedra como memorial y derramó aceite sobre ella.

2. Jos 8, 30-35 (n. 45)

Josué le construyó un altar al Señor.

3. 1 Mac 4, 52-59 (n. 72)

Volvieron a consagrar el altar y el pueblo entero celebró una gran fiesta.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Vivían en comunión fraterna y celebraban la fracción del pan.

2. Apoc 8, 3-4 (n. 699)

Un ángel se colocó ante el altar.

SALMOS

1. Salmo 83 (n. 815)

R. ¡Qué agradable, Señor, es tu morada! O bien: R. Esta es la morada de Dios con los hombres. O bien: R. Dios estará con ellos y él será su Dios.

2. Salmo 94 (n. 831)

R. Lleguemos hasta el Señor dándole gracias.

3. Salmo 117 (n. 878)

R. Te damos gracias, Señor, porque tu misericordia es eterna.

4. Salmo 118 (n. 883)

R. Tu palabra, Señor, es antorcha para mis pasos.

5. Salmo 121 (n. 886)

R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 10, 16-21 (n. 533)

No pueden ustedes compartir la mesa del Señor y la mesa de los demonios.

2. Heb 13, 8-15 (n. 655)

Tenemos un sacrificio del que no tienen derecho a participar los que celebran el culto del antiguo santuario.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Ez 37, 27 (n. 940)

Yo pondré entre ellos mi morada, dice el Señor. Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo.

2. Cfr Jn 4, 23. 24 (n. 973)

Mi Padre busca que lo adoren en verdad, que lo adoren en espíritu y verdad, dice el Señor.

3. Heb 13, 8 (n. 1029)

Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 23-24 (n. 199)

Ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda.

2. Jn 4, 19-24 (n. 375)

Los que quieran dar culto verdadero al Padre lo adorarán en espíritu y en verdad.

3. Jn 12, 31-36 (n. 397)

Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.

3. BENDICION DEL CALIZ Y DE LA PATENA

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 10, 14-22 (n. 532)

El cáliz de la bendición con el que damos gracias ¿ no nos une a Cristo, por medio de su sangre?

2. 1 Cor 11, 23-26 (n. 536)

Este cáliz es la nueva alianza que se sella con mi sangre.

SALMOS

1. Salmo 15 (n. 722)

R. Tú, Señor, eres mi herencia y mi cáliz.

2. Salmo 22 (n. 738)

R. Tú mismo me preparas la mesa y llenas mi copa hasta los bordes.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 6, 56 (n. 979)

El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él, dice el Señor.

2. Jn 6, 57 (n. 980)

Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también, el que me come vivirá por mí, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 20, 20-28 (n. 243)

Beberán mi cáliz.

2. Mc 14, 12-16. 22-26 (n. 284)

Tomando en sus manos una copa de vino, pronunció la acción de gracias, se la dio y todos bebieron.

Misas por diversas necesidades

I. POR LA SANTA IGLESIA

1. POR LA IGLESIA

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 56, 1. 6-7 (n. 134)

Mi casa será casa de oración para todos los pueblos.

2. Is 60, 1-6 (n. 137)

Caminarán los pueblos a tu luz.

3. Ez 34, 11-16 (n. 155)

Como un pastor vela por su rebaño, así yo velaré por mis ovejas.

4. Os 2, 16. 17. 21-22 (n. 164)

Yo te desposaré conmigo para siempre.

5. Sof 3, 14-18 (n. 179)

El Señor será el rey de Israel dentro de ti.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

2. 1 Cor 3, 9-11. 16-17 (n. 526)

Ustedes son el templo de Dios.

3. 1 Cor 12, 3-7. 12-13 (n. 537)

Todos hemos recibido en el bautismo un mismo Espíritu para formar un soi cuerpo.

4. Ef 1, 3-14 (n. 579)

El nos eligió en Cristo antes de crear el mundo.

5. Ef 2, 19-22 (n. 585)

Toda la construcción se va levantando bien estructurada, para formar un templo santo en el Señor.

6. 1 Pe 2, 4-9 (n. 668)

Ustedes son piedras vivas, que van entrando en la edificación de un templo espiritual.

7. Apoc 7, 2-4. 9-14 (n. 694)

Vi una gran muchedumbre que nadie podía contar. Eran individuos de todas las naciones y razas, de todos los pueblos y lenguas.

8. Apoc 21, 1-5 (n. 708)

Esta es la morada de Dios con los hombres.

9. Apoc 21, 9-14 (n. 711)

Te enseñaré a la desposada, a la esposa del Cordero.

SALMOS

1 Salmo 18 (n. 727)

R. El mensaje del Señor llega a toda la tierra.

2. Salmo 24 (n. 743)

R. Acuérdate, Señor, que son eternos tu amor y tu ternura.

3. Salmo 26 (n. 752)

R. No me abandones, Dios y salvador mío.

4. Salmo 66,(n. 803)

R. Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

5. Salmo 95 (n. 835)

R. Cantemos la grandeza del Señor. O bien: R. Vayan por todo el mundo y enseñen a todas las naciones.

6. Salmo 97 (n. 837)

R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad.

7. Salmo 109 (n. 860)

R. Tú eres sacerdote para siempre.

8. Salmo 116 (n. 877)

R. Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

9. Salmo 122 (n. 891)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor hasta que se apiade de nosotros. O bien: R. Ten piedad de nosotros, ten piedad.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 132, 1 (n. 936)

¡Dichosos los hermanos que viven unidos!

2. Mt 16, 18 (n. 954)

Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella, dice el Señor.

3. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

4. Jn 10, 11 (n. 985)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor. El buen pastor da la vida por sus ovejas.

5. Jn 10, 14 (n. 986)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me cono- cen a mí.

6. Jn 15, 4. 5 (n. 996)

Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

EVANGELIOS

1. Mt 16, 13-19 (n. 231)

Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.

2. Mt 18, 15-20 (n. 237)

Si tu hermano te escucha, lo habrás salvado.

3. Mt 28, 16-20 (n. 256)

Vayan y enseñen a todas las naciones.

4. Jn 15, 1-8 (n. 407)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

5. Jn 17, 11. 17-23 (n. 420)

Así como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo.

6. Jn 21, 15-17 (n. 436)

Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas.

2. POR EL PAPA (MR, 2) O EL OBISPO (MR, 3)
especialmente en sus aniversarios.

Se toman los textos más convenientes, de entre los que se proponen en el Común de pastores, p. 193.

3. PARA LA ELECCION DEL PAPA O DEL OBISPO (MR, 4)

LECTURA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Is 61, 1-3 (n. 138)

El Señor me ha ungido y me ha enviado a anunciar la buena nueva a los pobres.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Ef 4, 11-16 (n. 591)

El cuerpo va creciendo y construyéndose por medio del amor.

2. Heb 5, 1-10 (n. 643)

Cristo fue proclamado por Dios sumo sacerdote, como Melquisedec.

SALMO

1. Salmo 88 (n. 826)

R. Proclamaré sin cesar la misericordia del Señor.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 10, 11 (n. 985)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor. El buen pastor da la vida por sus ovejas.

EVANGELIOS

1. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Yo los he elegido a ustedes y los he destinado para que vayan y den fruto.

2. Jn 17, 11. 17-23 (n. 420)

Así como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo.

4. POR UN CONCILIO O UN SINODO (MR, 5)
POR UNA REUNION ESPIRITUAL O PASTORAL (MR, 16)

LECTURA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Deut 30, 10-14 (n. 43)

Los mandamientos están muy a tu alcance para que puedas cumplirlos.

LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO

Flp 2, 1-4 (n. 598)

Tengan una misma manera de pensar, un mismo amor, unas mismas aspira- ciones y una sola alma.

SALMO

1. Salmo 18 (n. 724)

R. Señor, tú tienes palabras de vida eterna.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Sal 132, 1 (n. 936)

¡Dichosos los hermanos que viven unidos!

2. Jn 16, 13; 14, 26 (n. 1005)

Cuando venga el Espíritu de verdad, él les enseñará toda la verdad y les re- cordará todo cuanto yo les he dicho, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 18, 15-20 (n. 237)

Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos.

2. Me 6, 30-34 (n. 270)

Vengan conmigo para que descansen.

3. Jn 14, 23-29 (n. 404)

El Espíritu Santo les enseñará todas las cosas.

5. POR LOS SACERDOTES (MR, 6 7)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 61, 1-3 (n. 138)

El Señor me ha ungido y me ha enviado para anunciar la buena nueva a le pobres.

2. Jer 1, 4-9 (n. 143)

Irás a donde yo te envíe. I’OK LA SANTA IGLESIA 247

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 11, 23-26 (n. 536)

Cada vez que comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor hasta que vuelva.

2. 2 Cor 4, 1-2. 5-7 (n. 552)

Nosotros predicamos a Jesucristo y nos presentamos como servidores de uste- des, por Jesús.

3. 2 Cor 5, 14-20 (n. 558)

Dios nos confirió el ministerio de la reconciliación.

4. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

A fin de que desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo.

5. Col 1, 24-29 (n. 608)

Por disposición de Dios, yo he sido constituido ministro de la Iglesia.

6. 1 Tes 2, 2-8 (n. 614)

Hubiéramos querido entregarles no solamente el Evangelio, sino también nuestra propia vida.

SALMOS

1. Salmo 15 (n. 721)

R. Tú, Señor, eres mi herencia.

2. Salmo 18 (n. 727)

R. El mensaje del Señor llega a toda la tierra.

3. Salmo 26 (n. 753)

R. El corazón me dice que te busque y buscándote estoy.

4. Salmo 83 (n. 816)

R. Dichosos los que viven en tu casa.

5. Salmo 109 (n. 860)

R. Tú eres sacerdote para siempre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

2. Jn 10, 14 (n. 986)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

3. Jn 12, 26 (n. 989)

El que quiera servirme, que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor.

4. Jn 15, 9 (n. 998)

Como el Padre me ama, así los amo yo, dice el Señor. Permanezcan en mi amor.

5. Cfr Jn 15, 16 (n. 1003)

Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.

EVANGELIOS

1. Mt 20, 20-28 (n. 243)

Beberán mi cáliz.

2. Mt 28, 16-20 (n. 256)

Vayan y enseñen a todas las naciones.

3. Le 10, 1-9 (n. 325)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

4. Le 22, 24-30 (n. 349)

Yo les voy a dar el Reino como mi Padre me lo dio a mí.

5. Jn 10, 11-16 (n. 389)

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

6. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Ya no los llamo siervos, los llamo amigos.

7. Jn 21, 15-17 (n. 436)

Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas.

6. POR LOS MINISTROS DE LA IGLESIA (MR, 8)

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 9, 16-19. 22-23 (n. 531)

¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio!

2. 1 Cor 12, 3-7. 12-13 (n. 537)

Todos hemos recibido en el bautismo un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo.

3. Ef 4, 1-7. 11-13 (n. 589)

A fin de que desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpo de Cristo.

4. Col 1, 24-29 (n. 608)

Por disposición de Dios, yo he sido constituido ministro de la Iglesia.

5. 2 Tim 4, 1-5 (n. 635)

Cumple tu trabajo de evangelizador y desempeña a la perfección tu ministerio.

SALMOS

1. Salmo 18 (n. 728)

R. Los mandamientos del Señor son verdaderos y enteramente justos.

2. Salmo 33 (n. 776)

R. Bendigamos al Señor a todas horas.

3. Salmo 95 (n. 832)

R. Cantemos la grandeza del Señor.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

’frayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

2. Cfr Jn 15, 16 (n. 1003)

Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.

3. 1 Cor 1, 23. 24 (n. 1011)

Nosotros predicamos a Cristo crucificado, que es la fuerza y la sabiduría de Dios.

EVANGELIOS

1. Mt 20, 20-28 (n. 243)

Beberán mi cáliz.

2. Me 16, 15-20 (n. 291)

Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

3. Le 10, 1-9 (n. 325)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

7. POR LOS RELIGIOSOS (MR, 10)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 19, 4-9. 11-15 (n. 57)

Quédate en el monte delante del Señor.

2. Cant 8, 6-7 (n. 91)

El amor es fuerte como la muerte.

3. Is 61, 9-11 (n. 140)

Me alegro en el Señor con toda mi alma.

4. Os 2, 16. 21-22 (n. 165)

Yo te desposaré conmigo para siempre.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en común.

2. 1 Cor 1, 22-31 (n. 520)

Nosotros predicamos a Cristo crucificado.

3. 1 Cor 7, 25-35 (n. 529)

La mujer soltera se preocupa de las cosas del Señor.

4. Flp 2, 1-4 (n. 598)

Tengan una misma manera de pensar, un mismo amor, unas mismas aspiraciones y una sola alma.

5. 1 Pe 1, 3-9 (n. 663)

No han visto a Cristo Jesús y, sin embargo, lo aman.

6. Apoc 3, 14. 20-22 (n. 692)

Entraré en su casa y cenaremos juntos.

SALMOS

1. Salmo 18 (n. 729)

R. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.

2. Salmo 26 (n. 752)

R. No me abandones, Dios y salvador mío.

3. Salmo 44 (n. 788)

R. Escúchame, hija mía, y presta oído. O bien: R. ¡ Ya viene el esposo! ¡Salgan al encuentro de Cristo, el Señor!

4. Salmo 111 (n. 864)

R. Dichosos los que temen al Señor.

5. Salmo 122 (n. 892)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor, Dios nuestro, hasta que se apiade de nosotros.

6. Salmo 148 (n. 917)

R. Jóvenes y doncellas, alaben al Señor.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 6 (n. 944)

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados, dice el Señor.

2. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

3. Jn 8, 31. 32 (n. 983)

Si se mantienen fieles a mi palabra, dice el Señor, serán verdaderamente discípulos míos y conocerán la verdad.

4. Jn 14, 23 (n. 994)

El que me ama cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y haremos en él nuestra morada, dice el Señor.

5. Jn 15, 9. 5 (n. 999)

Permanezcan en mi amor, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

EVANGELIOS

1. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla.

2. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que pierda su vida por mí, la encontrará.

3. Mt 19, 3-12 (n. 239)

Por el Reino de los cielos.

4. Me 3, 31-35 (n. 263)

El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

5. Le 10, 38-42 (n. 330)

Marta lo recibió en su casa. María escogió la mejor parte.

6. Jn 15, 1-8 (n. 407)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

8. POR LAS VOCACIONES AL SACERDOCIO
O A LA VIDA RELIGIOSA (MR, 9 y 11)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 12, 1-4 (n. 9)

Deja tu país y a tu parentela.

2. Ex 3, 1-6. 9-12 (n. 17)

Yo estaré contigo.

3. 1 Sam 3, 1-10 (n. 47)

Habla, Señor, que tu siervo te escucha.

4. 1 Re 19, 16. 19-21 (n. 58)

Elíseo se levantó y siguió a Elias.

5. . Is 6, 1. 6-8 (n. 111)

¿A quién enviaré? ¿Quién irá de parte mía?

6. Jer 1, 4-9 (n. 143)

Irás a donde yo te envíe.

7. Jer 20, 7-9 (n. 146)

Había un fuego ardiente encerrado en mi corazón.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 2 Cor 5, 14-20 [por las vocaciones sacerdotales] (n. 558)

Dios nos confirió el ministerio de la reconciliación.

2. Flp 3, 8-14 (n. 601)

Todo lo considero como basura, con tal de ganar a Cristo.

3. Heb 5, 1-10 [por las vocaciones sacerdotales] (n. 643)

Cristo fue proclamado por Dios sumo sacerdote, como Melquisedec.

SALMOS

1. Salmo 15 (n. 721)

R. Tú, Señor, eres mi herencia.

2. Salmo 26 (n. 754)

R. El corazón me dice que te busque, y buscándote estoy.

3. Salmo 39 (n. 781)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

4. Salmo 83 (n. 817)

R. Dichosos los que viven en tu casa.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Me 1, 17 (n. 961)

Síganme, dice el Señor, y haré de ustedes pescadores de hombres.

2. Jn 15, 5 (n. 997)

Yo soy la vid y ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

3. Cfr Jn 15, 16 (n. 1003)

Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.

4. Flp 3, 8-9 (n. 1020)

Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo y vivir unido a él.

EVANGELIOS

1. Mt 9, 35-38 (n. 212)

La cosecha es mucha y los trabajadores, pocos.

2. Me 10, 17-27 (n. 278)

Vende todo lo que tienes y sígueme.

3. Me 10, 28-30 (n. 280)

Recibirán el ciento por uno en esta vida, junto con persecuciones, y en el otro mundo, la vida eterna.

4. Le 5, 1-11 [por las vocaciones] (n. 312)

Desde ahora serás pescador de hombres.

5. Le 9, 57-62 (n. 324)

El que empuña el arado y mira hacia atrás no sirve para el Reino de Dios.

6. Le 14, 25-33 (n. 338)

El que no carga su cruz y me sigue no puede ser mi discípulo.

7. Jn 1, 35-51 (forma breve: 35-42) (n. 365)

Sígueme.

8. Jn 15, 9-17 (n. 409)

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido.

9. POR LOS LAICOS (MR, 12)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ez 36, 24-28 (n. 156)

Los reuniré de todos los países. Les daré un corazón nuevo.

2. Joel 3, 1-5 (n. 170)

Derramaré mi espíritu sobre mis siervos y siervos.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 2, 1-11 (n. 441)

Se llenaron todos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en otros idiomas.

2. Rom 6, 2-4. 12-14 (n. 487)

Considérense muertos para el pecado y vivos para Dios.

3. Rom 8, 31-39 (n. 505)

Ni la muerte ni la vida podrán apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.

4. Rom 12, 1-13 (n. 510)

Ofrézcanse ustedes mismos como una ofrenda viva, santa y agradable a Dios.

5. 1 Cor 12, 3-7. 12-13 (n. 537)

Todos hemos recibido en el bautismo un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo.

6. Ef 1, 3-14 (n. 579)

Dios nos eligió en Cristo para que fuéramos santos e irreprochables por el amor.

7. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo.

8. I Pe 2, 4-10 (n. 666)

Ustedes son piedras vivas, que van entrando en la edificación del templo espiritual.

SALMOS

1. Salmo 84 (n. 818)

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

2. Salmo 99 (n. 841)

R. El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo.

3. Salmo 102 (n. 849)

R. El Señor no nos trata según nuestros pecados. O bien: R. El Señor es compasivo y bondadoso.

4. Salmo 112 (n. 868)

R. Bendito sea el Señor, ahora y para siempre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Jn 8, 12 (n. 982)

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

3. Jn 15, 4. 5 (n. 996)

Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

4. Cfr Jn 15, 16 (n. 1003)

Yo los he elegido del mundo, dice el Señor, para que vayan y den fruto y su fruto permanezca.

5. Sant 1, 12 (n. 1031)

Dichoso el hombre que sufre la tentación, porque, después de haberla superado, recibirá en premio la corona de la vida.

6. (n. 1053)

La semilla es la palabra de Dios y el sembrador es Cristo; todo aquel que lo encuentra vivirá para siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 16, 24-27 (n. 233)

El que pierda su vida por mí, la encontrará.

3. Mt 25, 14-30 (n. 251)

Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor, entra a tomar parte en la alegría de tu señor.

4. Me 3, 31-35 (n. 263)

El que cumple la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre.

5. Me 4, 1-9 (n. 265)

Salió el sembrador a sembrar.

6. Jn 15, 1-8 (n. 407)

El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante.

7. Jn 15, 18-21 (n. 415)

Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán.

10. POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS (MR, 13)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 30, 1-4 (n. 42)

El Señor te sacará de todos los pueblos por donde te dispersó y te volverá a congregar.

2. Ez 36, 24-28 (n. 156)

Los reuniré de todos los países. Les daré un corazón nuevo.

3. Ez 37, 15-19. 21-22. 26-28 (n. 157)

Nunca más volverán a ser dos naciones.

4. Sof 3, 16-20 (n. 181)

Entonces yo los reuniré.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 1, 10-13 (n. 518)

Que no haya divisiones entre ustedes. ¿Acaso Cristo está dividido?

2. Ef 2, 19-22 (n. 585)

Ustedes han sido edificados sobre el cimiento de los apóstoles, siendo Cristo Jesús la piedra angular.

3. Ef 4, 1-6 (n. 590)

Esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz.

4. Ef 4, 30-5, 2 (n. 592)

Perdónense unos a otros, como Dios los ha perdonado, por medio de Cristo.

5. Flp 2, 1-13 (n. 597)

Tengan la misma manera de pensar y las mismas aspiraciones.

6. Col 3, 9-17 (n. 610)

Han sido llamados ustedes a formar un solo cuerpo.

7. 1 Tim 2, 5-8 (n. 622)

Un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús.

8. 1 Jn 4, 9-15 (n. 687)

Si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros.

SALMOS

1. Jeremías 31 (n. 926)

R. Reúne, Señor, a tu pueblo.

2. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

3. Salmo 99 (n. 842)

R. El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo. O bien: R. Sirvamos al Señor con alegría.

4. Salmo 117 (n. 879)

R. La piedra que desecharon los constructores es ahora la piedra angular. O bien: R. Aleluya.

5. Salmo 121 (n. 887)

R. Qué alegría sentí cuando dijeron: “Vayamos a la casa del Señor”. O bien: R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor. O bien: R. Alégrense con Jerusalén todos los que la aman.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 17, 21 (n. 1007)

Que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti, somos uno. Así el mundo creerá que tú me has enviado, dice el Señor.

2. Ef 4, 5. 6 (n. 1018)

Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos.

3. Col 3, 15 (n. 1025)

Que la paz de Cristo reine en sus corazones, esa paz a la que ustedes han sido llamados como miembros de un solo cuerpo.

4. (n. 1046)

Que se reúna, Señor, tu Iglesia, desde los últimos rincones de la tierra, para consolidar tu Reino, porque tuyo es el poder y la gloria, por Jesucristo, para siempre. .

5. (n. 1047)

La Iglesia del Señor es una sola luz, que no se divide ni se separa, cuyo resplandor ilumina al mundo entero.

EVANGELIOS

1. Mt 18, 19-22 (n. 238)

Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos.

2. Le 9, 49-56 (n. 323)

El que no está contra ustedes, está en favor de ustedes.

3. Jn 10, 11-16 (n. 389)

Habrá un solo rebaño y un solo pastor.

4. Jn 11, 45-52 (n. 394)

Jesús debía morir para congregar en la unidad a los hijos de Dios, que estaban dispersos.

5. Jn 13, 1-15 (n. 399)

Les he dado ejemplo, pana que lo que yo he hecho con ustedes, ustedes también lo hagan.

6. Jn 17, 1-11 (n. 418)

Eran tuyos y tú me los diste. Ellos han cumplido tu palabra.

7. Jn 17, 11-19 (n. 421)

Que sean uno como nosotros.

8. Jn 17, 20-26 (n. 422)

Que su unidad sea perfecta.

11. POR LA EVANGELIZACION DE LOS PUEBLOS (MR, 14)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 2, 1-5 (n. 108)

Confluirán todas las naciones al monte del Señor.

2. Is 56, 1. 6-7 (n. 134)

Mi casa será casa de oración para todos los pueblos.

3. Is 60, 1-6 (n. 137)

Caminarán los pueblos a tu luz.

4. Jon 3, 10-4, 11 (n. 173)

¿No voy a tener lástima de Nínive?

5. Zac 8, 20-23 (n. 183)

Vendrán numerosos pueblos a buscar al Señor en Jerusalén.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 1, 3-8 (n. 437)

Ustedes serán mis testigos hasta los últimos rincones de la tierra.

2. Hech 11, 19-26 (n. 465)

Comenzaron a predicar también a los griegos la buena nueva del Señor Jesús.

3. Hech 13, 46-49 (n. 472)

Ahora nos dirigiremos a los paganos.

4. Rom 10, 9-18 (n. 508)

¿Cómo van a oír hablar de él, si no hay nadie que se lo anuncie? ¿Y cómo va a haber quienes se lo anuncien, si no son enviados?

5. Ef 3, 2-12 (n. 586)

Se ha revelado actualmente el misterio de Cristo, que consiste en que los paganos son partícipes de la misma promesa.

6. 1 Tim 2, 1-8 (n. 621)

Dios quiere que todos los hombres se salven.

SALMOS

1. Salmo 18 (n. 730)

R. El mensaje del Señor llega a toda la tierra.

2. Salmo 66 (n. 804)

R. Que te alaben, Señor, todos los pueblos. O bien: R. Todos los pueblos de la tierra conocerán tu salvación.

3. Salmo 95 (n. 836)

R. Cantemos la grandeza del Señor. O bien: R. Vayan por todo el mundo, aleluya, y enseñen a todas las naciones, aleluya.

4. Salmo 97 (n. 838)

R. El Señor nos ha mostrado su amor y su lealtad. O bien: R. Toda la tierra ha visto al Salvador.

5. Salmo 116 (n. 877)

R. Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 28, 19. 20 (n. 959)

Vayan y enseñen a todas las naciones, dice el Señor, y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo.

2. Me 16, 15 (n. 962)

Vayan por todo el mundo, dice el Señor, y prediquen el Evangelio a toda creatura.

3. Jn 3, 16 (n. 972)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

EVANGELIOS

1. Mt 28, 16-20 (n. 256)

Vayan y enseñen a todas las naciones.

2. Me 16, 15-20 (n. 291)

Vayan por todo el mundo y prediquen el Evangelio.

3. Le 24, 44-53 (n. 360)

Era necesario que se predicara a todas las naciones la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados.

4. Jn 11, 45-52 (n. 394)

Jesús debía morir para congregar en la unidad a los hijos de Dios, que estaban dispersos.

5. Jn 17, 11. 17-23 (n. 420)

Así como tú me enviaste al mundo, así los envío yo también al mundo.

12. POR LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS (MR, 15)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Est 4, 17b-17e. 17Í-171 (n. 69)

Ten compasión de tu pueblo, porque quieren destruir tu heredad.

2. 1 Mac 2, 49-52. 57-64 (n. 71)

Todos los que esperan en Dios jamás se verán defraudados.

3. Is 41, 8-10. 13-14 (n. 120)

Tú eres mi siervo, yo te he elegido y no te he rechazado.

4. Dan 3, 25. 34-43 (n. 161)

No nos abandones nunca, por el honor de tu nombre.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 4, 1-5. 18-21 (n. 448)

No podemos dejar de contar lo que hemos visto y oído.

2. Hech 4, 23-31 (n. 450)

Ahora, Señor, mira sus amenazas.

3. Hech 5, 27-32. 40-42 (n. 452)

Los apóstoles iban felices de haber merecido aquellos ultrajes por el nombre de Jesús.

4. Flp 1, 27-30 (n. 596)

A ustedes se les ha concedido la gracia de sufrir por Cristo.

5. Heb 12, 2-13 (n. 651)

¿ Qué padre hay que no corrija a sus hijos?

6. 1 Pe 1, 3-9 (n. 663)

Alégrense, aunque tengan que sufrir un poco.

7. Apoc 7, 9-10. 14-17 (n. 696)

Son los que han pasado por la gran persecución.

SALMOS

1. Salmo 2 (n. 716)

R. Dichoso quien confía en el Señor.

2. Salmo 26 (n. 755)

R. No me abandones, Dios y salvador mío. O bien: R. El Señor es mi luz y mi salvación.

3. Salmo 122 (n. 891)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor, hasta que se apiade de nosotros. O bien: R. Ten piedad de nosotros, ten piedad.

4. Salmo 123 (n. 893)

R. Nuestra alma se salvó como un ave de la trampa del cazador.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 10 (n. 947)

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos, dice el Señor.

2. 2 Cor 1, 3. 4. (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

3. Sant 1, 12 (n. 1031)

Dichoso el hombre que sufre la tentación porque, después de haberla superado, recibirá en premio la corona de la vida.

4. 1 Pe 4, 14 (n. 1033)

Dichosos ustedes, si los injurian por ser cristianos, porque el Espíritu de Dios descansa en ustedes.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Dichosos serán ustedes, cuando los injurien y los persigan.

2. Mt 10, 17-22 (n. 216)

Todos los odiarán a ustedes por mi causa.

3. Mt 10, 26-33 (n. 218)

No tengan miedo a aquellos que matan el cuerpo.

4. Jn 15, 18-21. 26-16, 4 (n. 413)

Si a mí me han perseguido, también a ustedes los perseguirán.

5. Jn 17, 11-19 (n. 421)

El mundo los odia.

II. POR LA SOCIEDAD CIVIL

13. POR LA PATRIA O POR LA CIUDAD (MR, 17).
POR LOS JEFES DE ESTADO (MR, 18).
POR LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES (MR, 19).
POR EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA (MR, 20)
POR EL PROGRESO DE LOS PUEBLOS (MR, 21).

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 1, 26-2, 3 (n. 4)

Llenen la tierra y sométanla.

2. Gén 2, 4-9. 15 (n. 5)

El Señor Dios puso al hombre en el jardín del Edén para que lo cultivara.

3. Gén 4, 3-10 (n. 8)

Caín se lanzó contra su hermano Abel y lo mató.

4. Núm 6, 22-27 (n. 29)

Invocarán mi nombre y yo los bendeciré.

5. 1 Re 3, 10-14 (n. 52)

Te voy a conceder un corazón sabio y prudente.

6. Est 4, 17b-17e. 17Í-171 (n. 69)

Convierte nuestro llanto en alegría.

7. Job 31, 16-20. 24-25. 31-32 (n. 82)

Nunca comí yo solo mi pan, sin compartirlo con el huérfano.

8. Is 32, 15-18 (n. 118)

El fruto de la justicia será la paz.

9. Is 58, 6-11 (n. 136)

Comparte tu pan con el hambriento.

10. Ez 3, 16-21 (n. 153)

Te he puesto como centinela del pueblo de Israel.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 11, 27-30 (n. 467)

Los discípulos decidieron enviar una ayuda a los hermanos de Judea, cada uno según sus posibilidades.

2. Rom 8, 18-30 (n. 496)

Todo contribuye para el bien de los que aman a Dios.

3. 2 Cor 8, 1-5. 9-15 (n. 562)

Que la abundancia de ustedes remedie las carencias de ellos.

4. 2 Cor 9, 6-15 (n. 564)

Cada cual dé lo que su corazón le diga y no de mala gana ni por compromiso.

5. Gál 5, 17-26 (n. 575)

Son manifiestas las obras que proceden del desorden egoísta del hombre: las enemistades, la ira, las rencillas, la discordia.

6. Ef 4, 30-5, 2 (n. 592)

Destierren de ustedes la aspereza, la ira y la indignación.

7. Col 3, 9-17 (n. 610)

Han sido llamados ustedes a formar un solo cuerpo.

8. 1 Tim 6, 6-11. 17-19 (n. 626)

Inculca a los ricos que no pongan su esperanza en algo tan inseguro como el dinero.

9. Sant 3, 13-18 (n. 658)

Los pacíficos siembran la paz y cosechan frutos de justicia.

10. Sant 4, 1-10 (n. 659)

Combaten y hacen la guerra.

SALMOS

1. Salmo 8 (n. 719)

R. ¡Qué admirable Señor, es tu poder!

2. Salmo 79 (n. 811)

R. Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

3. Salmo 84 (n. 819)

R. Dale, Señor, la paz a tu pueblo.

4. Salmo 99 (n. 841)

R. El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo.

5. Salmo 106 (n. 856)

R. Demos gracias al Señor, porque su misericordia es eterna.

6. Salmo 111 (n. 865)

R. Dichosos los que dan limosna al pobre.

7. Salmo 121 (n. 888)

R. Escucha, Señor, las súplicas de tus siervos y dales tu paz.

8. Salmo 122 (n. 891)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor, hasta que se apiade de nosotros. O bien: R. Ten piedad de nosotros, ten piedad.

9. Salmo 126 (n. 897)

R. Que el Señor nos construya la casa y proteja la ciudad.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 1 Crón 29, 10. 11 (n. 928)

Bendito seas, Señor, Dios de nuestro padre Jacob. Tuyo es cuanto hay en el cielo y en la tierra.

2. Salmo 125, 5, (n. 935)

Los que lloran cuando siembran, gozarán al cosechar.

3. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

4. Mt 25, 34 (n. 958)

Vengan, benditos de mi Padre, dice el Señor; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.

5. Le 21, 36 (n. 970)

Velen y oren, para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del hombre.

6. Jn 8, 12 (n. 982)

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de la vida.

7. Jn 12, 26 (n. 989)

El que quiera servirme, que me siga, para que donde yo esté, también esté mi servidor.

8. Jn 13, 34 (n. 991)

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

9. 2 Cor 8, 9 (n. 1015)

Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Mt 5, 20-24 (n. 198)

Todo el que se enoje con su hermano será llevado ante el tribunal.

3. Mt 5, 38-48 (n. 200)

Yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo.

4. Mt 22, 15-21 (n. 245)

Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.

5. Mt 25, 14-30 (n. 251)

Puesto que has sido fiel en cosas de poco valor, entra a tomar parte en la alegría de tu señor.

6. Mt 25, 31-46 (n. 252)

Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.

7. Le 12, 15-21 (n. 333)

La vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea.

8. Le 12, 35-40 (n. 336)

También ustedes estén preparados.

9. Le 14, 12-14 (n. 337)

Cuando des un banquete, invita a los pobres.

10. Le 16, 19-31 (n. 341)

Había un mendigo, llamado Lázaro.

11. Le 22, 24-30 (n. 349)

Yo les voy a dar el Reino como mi Padre me lo dio a mí.

12. Jn 15, 9-12 (n. 410)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

14. POR LA PAZ Y LA JUSTICIA (MR, 22)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 9, 1-3. 5-6 (n. 113)

Se extenderá su principado con una paz sin límites.

2. Is 32, 15-18 (n. 118)

El fruto de la justicia será la paz.

3. Is 57, 15-19 (n. 135)

Paz al que está lejos, paz al que está cerca.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Flp 4, 6-9 (n. 606)

Que la paz de Dios custodie los corazones y los pensamientos de ustedes.

2. Col 3, 12-15 (n. 612)

Que en sus corazones reine la paz de Cristo.

3. Sant 3, 13-18 (n. 658)

Los pacíficos siembran la paz y cosechan frutos de justicia.

SALMOS

1. Salmo 71 (n. 808)

R. Que en sus días florezcan la justicia y la paz.

2. Salmo 84 (n. 819)

R. Dale, Señor, la paz a tu pueblo.

3. Salmo 121 (n. 888)

R. Escucha, Señor, las súplicas de tus siervos y dales tu paz.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Jn 14, 27 (n. 995)

La paz les dejo, mi paz les doy, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Mt 5, 38-48 (n. 200)

Yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo.

3. Jn 14, 23-29 (n. 404)

La paz les dejo, mi paz les doy.

4. Jn 20, 19-23 (n. 432)

La paz esté con ustedes.

15. POR LA RECONCILIACION (MR, 22 bis)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 55, 1-3. 6-9 (n. 130)

Busquen al Señor.

2. Jer 31, 31-34 (n. 149)

Voy a olvidar para siempre sus pecados.

3. Am 5, 4. 14-15. 21-24 (n. 171)

Busquen el bien y vivirán.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 3, 13-15. 17-19 (n. 447)

Arrepiéntanse y conviértanse.

2. 2 Cor 5, 17-6, 2 (n. 560)

Reconcilíense con Dios.

3. 1 Jn 2, 1-5 (n. 678)

El es la víctima de expiación por nuestros pecados.

SALMOS

1. Salmo 50 (n. 793)

R. Crea en mí, Señor, un corazón puro.

2. Salmo 129 (n. 900)

R. Del Señor viene el perdón, la redención copiosa.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Ez 33, 11 (n. 939)

No quiero la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dice el Señor.

2. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

3. Me 1, 15 (n. 960)

El Reino de Dios está cerca, dice el Señor; arrepiéntanse y crean en el Evangelio.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento.

2. Le 3, 7-18 (n. 309)

Y nosotros ¿qué tenemos que hacer?

3. Le 15, 1-3. 11-32 (n. 339)

Padre, he pecado.

16. EN TIEMPO DE GUERRA O DE DESORDENES (MR, 23)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 4, 3-10 (n. 8)

Caín se lanzó contra su hermano Abel y lo mató.

2. Miq 4, 1-4 (n. 174)

Ya no se adiestrarán para la guerra.

3. Zac 9, 9-10 (n. 184)

Romperá el arco del guerrero.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Gál 5, 17-26 (n. 575)

Son manifiestas las obras que proceden del desorden egoísta del hombre: las enemistades, la ira, los pleitos, la discordia.

2. Ef 4, 30-5, 2 (n. 592)

Destierren de ustedes la aspereza, la ira y la indignación.

3. Sant 4, 1-10 (n. 659)

Combaten y hacen la guerra.

SALMOS

1. Salmo 71 (n. 808)

R. Que en sus días florezcan la justicia y la paz.

2. Salmo 84 (n. 819)

R. Dale, Señor, la paz a tu pueblo.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Jn 13, 34 (n. 991)

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

3. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 20-24 (n. 198)

Todo el que se enoje con su hermano será llevado ante el tribunal.

2. Jn 15, 9-12 (n. 410)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Se pueden utilizar también las lecturas de la misa por la paz y la justicia.

III. EN DIVERSAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA SOCIAL

17. AL COMIENZO DEL AÑO CIVIL (MR, 24)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 1, 14-18 (n. 2)

Que haya lumbreras que señalen las estaciones, los días y los años.

2. Núm 6, 22-27 (n. 29)

Invocarán mi nombre y yo los bendeciré.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 7, 29-31 (n. 530)

Este mundo que vemos es pasajero.

2. Sant 4, 13-15 (n. 660)

No tienen idea de lo que será el mañana.

SALMOS

1. Salmo 8 (n. 719)

R. ¡Qué admirable, Señor, es tu poder!

2. Salmo 48 (n. 791)

R. Dichosos los pobres de espíritu porque de ellos es el Reino de los cielos O bien: R. Busquen primero el Reino de Dios y su justicia.

3. Salmo 89 (n. 828)

R. Haz, Señor, que prosperen las obras de nuestras manos.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 1 Crón 29, 10. 11 (n. 928)

Bendito seas, Señor, Dios de nuestro Padre Jacob. Tuyo es cuanto hay en el cielo y la tierra.

2. (n. 1052)

Todos los días te bendecimos y alabamos tu nombre eternamente.

EVANGELIOS

1. Mt 6, 31-34 (n. 202)

No se preocupen por el mañana.

2. Le 12, 35-40 (n. 336)

También ustedes estén preparados.

18. POR LA SANTIFICACION DEL TRABAJO (MR, 25)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 1, 26-2, 3 (n. 4)

Llenen la tierra y sométanla.

2. Gén 2, 4-9. 15 (n. 5)

El Señor Dios puso al hombre en el jardín del Edén para que lo cultivara.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Tes 4, 1-2. 9-12 (n. 616)

Que cada quien trabaje con sus propias manos para dar buen ejemplo.

2. 2 Tes 3, 6-12. 16 (n. 620)

El que no quiera trabajar, que no coma.

SALMOS

1. Salmo 89 (n. 829)

R. Haz, Señor, que prosperen las obras de nuestras manos.

2. Salmo 126 (n. 897)

R. Que el Señor nos construya la casa y proteja la ciudad.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 67, 20 (n. 932)

Bendito sea el Señor día tras día, que nos lleve en sus alas y nos salve.

2. Mt 11, 28 (n. 952)

Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo los aliviaré, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 6, 31-34 (n. 202)

No se preocupen por el mañana.

2. Mt 25, 14-gría de tu señor.

19. EN EL TIEMPO DE LA SIEMBRA (MR, 26)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1- Gén 1, 11-12 (n. 1)

Brotó de la tierra hierba verde, que producía semilla, según su especie.

2- Is 55, 6-13 (n. 131)

Da semilla para sembrar y pan para comer.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 2 Cor 9, 8-11 (n. 566)

Dios da pan para comer.

2. Sant 5, 7-8. 16-18 (n. 661)

El labrador espera los frutos preciosos de la tierra.

SALMOS

1. Salmo 64 (n. 801)

R. Señor, danos siempre de tu agua.

2. Salmo 103 (n. 854)

R. De tus creaturas, Señor, llena está la tierra.

3. Salmo 106 (n. 857)

R. Demos gracias a Dios, porque es bueno.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 84, 13 (n. 933)

Cuando el Señor nos muestre su bondad, nuestra tierra producirá su fruto.

2. Salmo 125, 5 (n. 935)

Los que lloran cuando siembran, gozarán al cosechar.

EVANGELIOS

1. Mt 13, 1-9 (n. 223)

Una vez salió un sembrador a sembrar.

2. Me 4, 26-29 (n. 266)

El hombre siembra su campo y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece. Se pueden utilizar-también las lecturas de la misa por la santificación del trabajo.

20. PARA DESPUES DE LA COSECHA (MR, 27)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 8, 7-18 (n. 37)

Acuérdate del Señor, tu Dios, que es quien te da la fuerza.

2. Joel 2, 21-24. 26-27 (n. 168)

Las trojes se llenarán de trigo.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 3, 6-10 (n. 525)

Sólo Dios es quien hace crecer.

2 1 Tim 6, 6-11. 17-19 (n. 626)

Inculca a los ricos que no pongan su esperanza en algo tan inseguro como el dinero.

SALMOS

1. Salmo 66 (n. 805)

R. Dios nos ha bendecido: la tierra ha producido ya sus frutos. O bien: R. Que te alaben, Señor, todos los pueblos.

2. Salmo 125 (n. 896)

R. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Salmo 125, 5 (n. 935)

Los que lloran cuando siembran, gozarán al cosechar.

EVANGELIOS

1. Le 12, 15-21 (n. 333)

La vida del hombre no depende de los bienes que posea.

2. Le 17, 11-19 (n. 342)

Se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias.

Se pueden utilizar también las lecturas de la misa “para dar gracias a Dios”.

21. EN TIEMPO DE HAMBRE
O POR LOS QUE PADECEN HAMBRE (MR, 28)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 24, 17-22 (n. 41)

Deja la gavilla olvidada al forastero, al huérfano y a la viuda.

2. Job 31, 16-20. 24-25. 31-32 (n. 82)

Nunca comí yo solo mi pan, sin compartirlo con el huérfano.

3. Is 58, 6-11 (n. 136)

Comparte tu pan con el hambriento.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 11, 27-30 (n. 467)

Los discípulos decidieron enviar una ayuda a los hermanos de Judea, cada uno según sus posibilidades.

2. 2 Cor 8, 1-5. 9-15 (n. 562)

Que la abundancia de ustedes remedie las carencias de ellos.

3 2 Cor 9, 6-15 (n. 564)

Cada cual dé lo que su corazón le diga y no de mala gana ni por compromiso.

SALMOS

1. Salmo 21 (n. 732)

R. Los pobres comerán hasta saciarse.

2. Salmo 106 (n. 858)

R. Demos gracias al Señor, porque su misericordia es eterna. O bien: R. Aleluya.

3. Salmo 111 (n. 866)

R. Dichosos los que dan limosna al pobre. O bien: R. Aleluya.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 25, 34 (n. 958)

Vengan, benditos de mi Padre, dice el Señor; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.

2. 2 Cor 8, 9 (n. 1015)

Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza.

EVANGELIOS

1. Mt 25, 31-46 (n. 252)

Estuve hambriento, y me dieron de comer.

2. Me 6, 34-44 (n. 271)

Denles ustedes de comer.

3. Le 14, 12-14 (n. 337)

Cuando des un banquete, invita a los pobres.

4. Le 16, 19-31 (n. 341)

Había un mendigo, llamado Lázaro.

22. POR LOS PROFUGOS Y LOS DESTERRADOS (MR, 29)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Deut 10, 17-19 (n. 40)

Dios ama al forastero y le da pan y vestido.

2. Deut 24, 17-22 (n. 41)

Deja la gavilla olvidada al forastero.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 12, 9-16 (n. 513)

Esmérense en la hospitalidad.

2. Heb 11, 13-16 (n. 650)

Van en busca de una patria.

3. Heb 13, 1-3. 14-16 (n. 654)

No se olviden de practicar la hospitalidad.

SALMOS

1. Tobías 13 (n. 921)

R. Bendito sea Dios, que vive eternamente.

2. Salmo 106 (n. 859)

R. Demos gracias a Dios, porque su misericordia es eterna. O bien: R. Aleluya.

3. Salmo 120 (n. 885)

R. El auxilio me viene del Señor que hizo el cielo y la tierra.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

2. Heb 13, 14 (n. 1030)

No tenemos aquí nuestra patria definitiva, sino que vamos en busca de la patria futura.

EVANGELIOS

1. Mt 2, 13-15. 19-23 (n. 190)

Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto.

2. Mt 25, 31-46 (n. 252)

Cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron.

3. Le 10, 25-37 (n. 329)

¿ Quién es mi prójimo?

23. POR LOS PRISIONEROS (MR, 30),
Y POR LOS ENCARCELADOS (MR, 31)

Las lecturas de la misa se pueden tomar de la sección n. 25, “Por cualquier necesidad”, p. 273, con el siguiente Evangelio.

Mt 25, 31-46 (n. 252)

Estaba encarcelado, y fueron a verme.

24. POR LOS ENFERMOS (MR, 32)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 2 Re 20, 1-6 (n. 60)

He visto tus lágrimas y voy a curarte.

2. Is 53, 1-5. 10-11 (n. 129)

El Siervo del Señor cargó con nuestros sufrimientos.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 28, 7-10 (n. 478)

Se presentaron ante Pablo los otros enfermos de la isla y fueron curados.

2. 2 Cor 4, 10-18 (n. 554)

Siempre estamos expuestos a la muerte por causa de Jesús.

3. 2 Cor 12, 7-10 (n. 568)

Te basta mi gracia, porque mi poder se manifiesta en la debilidad.

4. Sant 5, 13-16 (n. 662)

La oración hecha con fe le dará la salud al enfermo.

SALMOS

1. Isaías 38 (n. 925)

R. Sálvame, Señor, y viviré.

2. Salmo 101 (n. 844)

R. Señor, escucha mi plegaria.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 8, 17 (n. 950)

Cristo hizo suyas nuestras debilidades y cargó con nuestros dolores.

2. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

3. Col 1, 24 (n. 1022)

Completo lo que falta a la pasión de Cristo en mí, por el bien de su cuerpo, que es la Iglesia.

EVANGELIOS

1. Mt 8, 14-17 (n. 209)

El hizo suyas nuestras debilidades.

2. Me 16, 15-20 (n. 291)

Impondrán las manos a los enfermos y éstos quedarán sanos.

3. Le 22, 39-43 (n. 352)

Padre, que no se haga mi voluntad, sino la tuya.

4. Jn 15, 1-8 (n. 407)

A todo el sarmiento que da fruto lo poda, para que dé más fruto.

Las lecturas de la misa que se celebra por los moribundos se pueden tomar de las Misas Rituales, de la sección V, “Sacramentos para los enfermos y para los moribundos”, número 2, “Viático”, p. 230.

25. EN CASO DE TERREMOTO (MR, 34).
PARA PEDIR LA LLUVIA (MR, 35).
PARA PEDIR BUEN TIEMPO (MR, 36).
PARA AHUYENTAR LA TEMPESTAD (MR,
37).
POR CUALQUIER NECESIDAD (MR, 38).

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Est 4, 17b-17e. 17Í-171 (n. 69)

Convierte nuestro llanto en alegría.

2. Lara 3, 17-26 (n. 151)

Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor.

3. Dan 3, 25. 34-43 (n. 161)

Sálvanos con tus prodigios.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 8, 18-30 (n. 496)

Todo contribuye para bien de los que aman a Dios.

2. Rom 8, 31-39 (n. 505)

Ni la muerte ni la vida podrán apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.

3. Sant 1, 2-4. 12 (n. 656)

Dichoso el hombre que sufre la tentación.

4. Apoc 21, 1-5. 6-7 (n. 707)

Ya no habrá duelo, ni penas, ni llantos.

SALMOS

1. Salmo 79 (n. 811)

R. Señor, muéstranos tu favor y sálvanos.

2. Salmo 84 (n. 818)

R. Muéstranos, Señor, tu misericordia.

3. Salmo 122 (n. 891)

R. Nuestros ojos están fijos en el Señor, hasta que se apiade de nosotros. O bien: R. Ten piedad de nosotros, ten piedad.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 32, 22 (n. 930)

Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor, puesto que en ti hemos confiado.

2. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

3. Sant 1, 12 (n. 1031)

Dichoso el hombre que sufre la tentación porque, después de haberla superado, recibirá en premio la corona de la vida.

EVANGELIOS

1. Mt 7, 7-11 (n. 203)

Todo el que pide, recibe.

2. Me 4, 35-41 (n. 267)

¿ Quién es éste, a quien hasta el viento y el mar obedecen?

3. Le 18, 1-8 (n. 343)

Dios les hará justicia sin tardar a sus elegidos que lo invocan. 26. PARA DAR GRACIAS A DIOS (MR, 39)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Re 8, 55-61 (n. 54)

¡Bendito sea el Señor, que ha concedido la paz a su pueblo!

2. Eclo (Sir) 50, 24-26 (n. 105)

El Señor ha hecho maravillas en toda la tierra.

3. Is 63, 7-9 (n. 141)

Voy a recordar los muchos beneficios que ha concedido el Señor a su pueblo de Israel.

4. Sof 3, 14-15 (n. 180)

Israel, el Señor será tu rey.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 1, 3-9 (n. 517)

No dejo de agradecer a mi Dios la gracia divina que les ha concedido.

2. Ef 1, 3-14 (n. 579)

Para que alabemos y glorifiquemos la gracia con que nos ha favorecido.

3. Col 3, 12-17 (n. 611)

Den gracias a Dios Padre, por medio de Cristo.

SALMOS

1. 1 Crón 29 (n. 920)

R. Te alabamos, Señor y Dios nuestro.

2. Salmo 112 (n. 867)

R. Bendito sea el Señor ahora y para siempre. O bien: R. Aleluya.

3. Salmo 137 (n. 904)

R. Te daré, Señor, las gracias por tu fidelidad y por tu amor.

4. Salmo 144 (n. 911)

R. Bendeciré al Señor, eternamente.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 65, 16 (n. 931)

Vengan a escuchar y les contaré todo lo que ha hecho el Señor por mí.

2. Salmo 137, 1 (n. 937)

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos.

3. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

4. Le 1, 49 (n. 965)

Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede y cuyo nombre es Santo.

5. Jn 15, 11 (n. 1000)

Les he dicho esto, dice el Señor, para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena.

6. Ef 1, 3 (n. 1017)

Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en él, con toda clase de bienes espirituales y celestiales.

7. 1 Tes 5, 18 (n. 1026)

Den gracias siempre, unidos a Cristo Jesús, pues esto es lo que Dios quiere que ustedes hagan.

8. (n. 1055)

A ti, Dios, te alabamos; a ti, Señor, te bendecimos. A ti por toda la tierra te alaba la santa Iglesia.

EVANGELIOS

1. Mt 7, 7-11 (n. 203)

Todo el que pide, recibe.

2. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla.

3. Me 5, 18-20 (n. 268)

Cuéntales lo misericordioso que ha sido Dios contigo.

4. Le 1, 39-55 (n. 297)

Mi alma glorifica al Señor.

5. Le 10, 17-24 (n. 327)

Alégrense más bien de que sus nombres estén escritos en el cielo.

6. Le 17, 11-19 (n. 342)

Se postró a los pies de Jesús y le dio las gracias.

7. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros.

8. Jn 16, 20-22 (n. 417)

Nadie podrá quitarles su alegría.

IV. POR ALGUNAS NECESIDADES
PARTICULARES

27. POR LA REMISION DE LOS PECADOS (MR, 40)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 55, 6-9 (n. 132)

Que regrese al Señor, porque él es rico en perdón.

2. Ez 18, 21-23. 30-32 (n. 154)

Conviértanse y arrepiéntanse de sus delitos.

3. Joel 2, 12-18 (n. 167)

Enluten su corazón y no sus vestidos.

4. Jon 3, 1-10 (n. 172)

Los habitantes de Nínive se arrepintieron de su mala conducta.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 6, 2-14 (n. 486)

Considérense muertos al pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús.

1. 1 Jn 1, 5-2, 2 (n. 677)

La sangre de Cristo nos purifica de todo pecado.

SALMOS

1. Salmo 50 (n. 794)

R. Misericordia, Señor, hemos pecado.

2. Salmo 102 (n. 849)

R. El Señor no nos trata según nuestros pecados. O bien: R. El Señor es compasivo y bondadoso.

3. Salmo 129 (n. 901)

R- Si guardas el recuerdo de las culpas, Señor, ¿quién se podrá salvar?

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Ez 33, 11 (n. 939)

No quiero la muerte del pecador, sino que se arrepienta y viva, dice el Señor.

2. Me 1, 15 (n. 960)

El Reino de Dios está cerca, dice el Señor; arrepiéntanse y crean en el Evangelio.

3. Cfr Apoc 1, 5 (n. 1039)

Señor Jesús, testigo fiel, primogénito de los muertos, tu amor por nosotros es tan grande, que has lavado nuestras culpas con tu sangre.

EVANGELIOS

1. Mt 9, 1-8 (n. 210)

Glorificaron a Dios, que había dado tanto poder a los hombres.

2. Me 1, 1-8. 14-15 (n. 258)

Arrepiéntanse y crean en el Evangelio.

3. Le 7, 36-50 (n. 318)

Se le han perdonado sus pecados, porque ha amado mucho.

4. Le 15, 1-3. 11-32 (n. 339)

Era necesario regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida.

5. Le 24, 46-48 (n. 362)

Jesús envía a sus apóstoles a predicar la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados.

28. PARA PEDIR CARIDAD (MR, 41)
PARA FOMENTAR LA CONCORDIA (MR, 42)
POR LOS PARIENTES Y AMIGOS (MR, 44)

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 12, 3-13 (n. 511)

Tenemos dones diferentes, según la gracia concedida a cada uno.

2. 1 Cor 12, 31-13, 13 (n. 542)

Ahora tenemos estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor; pero el amor es la mayor virtud de las tres.

3. 1 Jn 3, 14-18 (n. 682)

También nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos.

SALMOS

1. Salmo 84 (n. 820)

R. Dale, Señor, la paz a tu pueblo.

2. Salmo 99 (n. 841)

R. El Señor es nuestro Dios y nosotros su pueblo.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 132, 1 (n. 936)

¡Dichosos los hermanos que viven unidos!

2. Jn 15, 12 (n. 1001)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

EVANGELIOS

1. Mt 18, 15-20 (n. 237)

Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, ahí estoy yo en medio de ellos.

2. Jn 15, 12-17 (n. 411)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

29. POR LA FAMILIA (MR, 43)

Las lecturas se pueden tomar de la fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José (Leccionario I, pp. 16, 137, 249, que corresponden a los ciclos A, B y C), O a las lecturas de la misa por los parientes y amigos p. 277.

30. POR QUIENES NOS AFLIGEN (MR, 45)

LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 1 Sam 26, 2. 7-9. 12-13. 22-23 (n. 49)

El Señor te puso en mis manos, pero yo no quise atentar contra el ungido del Señor.

2. Is 50, 4-9 (n. 126)

No he apartado mi rostro de los insultos y salivazos.

LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Hech 7, 55-60 (n. 456)

“Señor, no les tomes en cuenta este pecado”.

2. Col 3, 12-15 (n. 612)

Que en sus corazones reine la paz de Cristo.

SALMOS

1. Salmo 85 (n. 822)

R. A mi súplica, Señor, da respuesta pronta.

2. Salmo 102 (n. 850)

R. El Señor es compasivo y bondadoso.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 5, 9 (n. 946)

Dichosos los que trabajan por la pa y, porque se les llamará hijos de Dios.

2. Jn 13, 34 (n. 991)

Les doy un mandamiento nuevo, dice el Señor, que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 38-48 (n. 200)

Amen a sus enemigos.

2. Le 6, 27-38 (n. 314)

Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso.

31. PARA OBTENER UNA BUENA MUERTE (MR, 46)

LECTURA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Is 25, 6-10 (n. 115)

Destruirá la muerte para siempre.

LECTURA DEL NUEVO TESTAMENTO

Rom 14, 7-9. 10-12 (n. 514)

Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.

SALMO

Salmo 30 (n. 759)

R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Mt 24, 42. 44 (n. 957)

Estén preparados, porque no saben a qué hora va a venir el Hijo del hombre.

2. Le 21, 36 (n. 970)

Velen y oren, para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del hombre.

3. Jn 13, 1 (n. 990)

Sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre y habiendo amado a los suyos, que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

4. Apoc 2, 10 (n. 1042)

Sé fiel hasta la muerte y te daré como premio la vida, dice el Señor.

EVANGELIOS

1. Mt 25, 1-13 (n. 250)

/ Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!

2. Le 12, 35-40 (n. 336)

A la hora en que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre.

3. Le 21, 34-36 (n. 346)

Velen y oren continuamente.

4. Le 23, 39-46 (n. 355)

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

Misas Votivas

1. DE LA SANTISIMA TRINIDAD (MR, 1)

Las lecturas se toman de la solemnidad de la Santísima Trinidad.

2. DEL MISTERIO DE LA SANTA CRUZ (MR, 2)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

•1. Ex 12, 1-8. 11-14 (n.19)

Prescripciones sobre la cena pascual.

2. Sab 2, 1. 12-22 (n. 92)

Condenemos al justo a una muerte ignominiosa.

3. Is 50, 4-9 (n. 126)

No he apartado mi rostro de los insultos y salivazos.

4. Is 52, 13-53, 12 (n. 128)

El fue traspasado por nuestros crímenes.

5. Zac 12, 10-11; 13, 6-7 (n. 185)

Mirarán al que atravesaron con la lanza.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 10, 34-43 (n. 462)

Crucificaron a Jesús y lo mataron; pero Dios lo resucitó al tercer día.

2. Hech 13, 26-33 (n. 470)

Al resucitar a Jesús, Dios nos ha cumplido a nosotros la promesa.

3. Apoc 1, 5-8 (n. 690)

El primogénito de los muertos nos amó y nos purificó de nuestros pecados con su sangre.

4. Apoc 5, 6-12 (n. 693)

Con tu sangre nos compraste para Dios.

SALMOS

1. Salmo 21 (n. 733)

R. Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado? O bien: R. Padre mío, hágase tu voluntad.

2. Salmo 30 (n. 760)

R. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

3. Salmo 54 (n. 795)

R. Descarga en el Señor lo que te agobia. O bien: R. Aleluya.

4. Salmo 68 (n. 806)

R. En tu gran amor, respóndeme, Señor. O bien: R. Espero compasión y no la hay; consoladores y no los encuentro.

5. Salmo 117 (n. 880)

R. Te damos gracias, Señor, porque tu misericordia es eterna. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 1, 17-25 (n. 519)

Nosotros predicamos a Cristo crucificado.

2. Ef 2, 13-18 (n. 584)

Cristo es nuestra paz, que destruye las enemistades con su propio cuerpo.

3. Flp 2, 6-11 (n. 599)

Se humilló a sí mismo, por eso Dios lo exaltó.

4. Flp 3, 8-14 (n. 601)

Conocer a Cristo, experimentar el poder de su resurrección y compartir sus sufrimientos.

5. Heb 5, 7-9 (n. 644)

Aprendió a obedecer padeciendo y se convirtió en la causa de la salvación eterna.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Flp 2, 8-9 (n. 1019)

Cristo se humilló por nosotros y por obediencia aceptó incluso la muerte y una muerte de cruz. Por eso Dios lo exaltó sobre todas las cosas y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre.

2. (n. 1045)

Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque con tu santa cruz redimiste al mundo.

3. (n. 1051)

Por un árbol fuimos esclavos; y libres, por la santa cruz. Nos condena el fruto del árbol, nos redime el Hijo de Dios.

EVANGELIOS

1. Me 8, 31-34 (n. 272)

Es necesario que el Hijo del hombre padezca mucho.

2. Me 12, 1-12 (n. 282)

Agarraron al hijo, lo mataron y arrojaron su cuerpo fuera de la viña.

3. Le 24, 35-48 (n. 359)

Miren mis manos y mis pies.

4. Jn 12, 31-36 (n. 397)

Cuando yo sea levantado de la tierra, atraeré a todos hacia mí.

LECTURAS DE LA PASION DEL SEÑOR

1. Mt 26, 47-56 (n. 254)

Han salido ustedes a apresarme como a un bandido, con espadas y palos.

2. Mt 27, 33-50 (n. 255)

Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, expiró.

3. Me 14, 32-41 (n. 285)

Tengo el alma llena de una tristeza mortal.

4. Me 14, 55-65 (n. 286)

Todos lo declararon reo de muerte.

5. Me 15, 1-15 (n. 287)

¡Qué quieren que haga con el rey de los judíos? - ¡Crucifícalo!

6. Me 15, 16-20 (n. 288)

Lo vistieron con un manto color púrpura y le pusieron una corona de espinas.

7. Me 15, 33-39; 16, 1-6 (n. 290)

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? - Buscan a Jesús de Nazaret, el que fue crucificado. No está aquí; ha resucitado.

8. Le 23, 33-34. 39-46 (n. 353)

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

9. Jn 19, 28-37 (n. 427)

Le traspasó el costado y salió sangre y agua.

3. DE LA SAGRADA EUCARISTIA (MR, 3)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Gén 14, 18-20 (n. 11)

Melquisedec presentó pan y vino.

2. Ex 12, 21-27 (n. 20)

Cuando el Señor vea la sangre en el marco de la puerta, pasará de largo.

3. Ex 16, 2-4. 12-15 (n. 21)

Voy a hacer que llueva pan del cielo.

4. Ex 24, 3-8 (n. 24)

Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha hecho con ustedes.

5. Deut 8, 2-3. 14-16 (n. 36)

Te alimentó con el maná, que ni tú ni tus padres conocían.

6. 1 Re 19, 4-8 (n. 56)

Con la fuerza de aquel alimento, Elias caminó hasta el monte del Señor.

7. Prov 9, 1-6 (n. 86)

Vengan a comer de mi pan y a beber del vino que les he preparado.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 2, 42-47 (n. 444)

Vivían en comunión fraterna y celebraban la fracción del pan.

2. Hech 10, 34. 37-43 (n. 463)

Nosotros hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos.

3. Apoc 1, 5-8 (n. 690)

Nos amó y nos purificó de nuestros pecados con su sangre.

4. Apoc 7, 9-14 (n. 698)

Son los que han pasado por la gran persecución y han lavado y blanqueado su túnica con la sangre del Cordero.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 739)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará. O bien: R. Aleluya.

2. Salmo 33 (n. 777)

R. Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. O bien: R. Aleluya.

3. Salmo 39 (n. 780)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

4. Salmo 77 (n. 810)

R. El Señor les dio pan del cielo.

5. Salmo 109 (n. 861)

R. Cristo, sacerdote para siempre ofreció pan y vino, como Melquisedec. O bien: R. Tú eres sacerdote para siempre.

6. Salmo 115 (n. 874)

El cáliz con el que damos gracias nos une a Cristo por medio de su sangre. O bien: R. Aleluya.

7. Salmo 144 (n. 908)

R. Abres, Señor, tu mano y nos sacias de favores.

8. Salmo 147 (n. 914)

R. El que come de este pan vivirá para siempre. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 10, 16-17 (n. 534)

El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo.

2. 1 Cor 11, 23-26 (n. 536)

Cada vez que comen de este pan y beben de este cáliz, proclaman la muerte del Señor hasta que vuelva.

3. Heb 9, 11-15 (n. 645)

La sangre de Cristo purificará nuestra conciencia.

4. Heb 12, 18-19. 22-24 (n. 652)

Ustedes se han acercado a Jesús, cuya sangre derramada es más elocuente que la de Abel.

5. 1 Pe 1, 17-21 (n. 665)

Dios los ha rescatado a ustedes con la sangre preciosa de Cristo, el Cordero sin defecto ni mancha.

6. 1 Jn 5, 4-8 (n. 689)

Los testigos son tres: el Espíritu, el agua y la sangre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Jn 6, 51 (n. 977)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre.

2. Jn 6, 56 (n. 979)

El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él, dice el Señor.

3. Jn 6, 57 (n. 980)

Como el Padre, que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también, el que me come vivirá por mí, dice el Señor.

4. Cfr Apoc 1, 5 (n. 1039)

Señor Jesús, testigo fiel, primogénito de los muertos, tu amor por nosotros es tan grande, que has lavado nuestras culpas con tu sangre.

5. Apoc 5, 9 (n. 1043)

Tú eres digno, Señor, de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste sacrificado y con tu sangre nos compraste para Dios.

EVANGELIOS

1. Me 14, 12-16. 22-26 (n. 284)

Esto es mi cuerpo. Esta es mi sangre.

2. Me 15, 16-20 (n. 288)

Vistieron a Jesús con un manto color púrpura y le pusieron una corona de espinas.

3. Le 9, 11-17 (n. 320)

Todos comieron y se saciaron.

4. Le 22, 39-44 (n. 351)

Comenzó a sudar gruesas gotas de sangre, que caían hasta el suelo.

5. Le 24, 13-35 (forma breve: 13-16. 28-35) (n. 358)

Lo reconocieron al partir el pan.

6. Jn 6, 1-15 (n. 377)

Les fue repartiendo todo lo que quisieron.

7. Jn 6, 24-35 (n. 378)

El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed.

8. Jn 6, 41-51 (n. 381)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo.

9. Jn 6, 51-58 (n. 383)

Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida.

10. Jn 19, 31-37 (n. 428)

Un soldado le atravesó el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua.

11. Jn 21, 1-14 (n. 434)

Jesús tomó el pan y se lo dio.

4. DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO,
SUMO Y ETERNO SACERDOTE (MR, 6 bis)

PRIMERA LECTURA

Is 52, 13-53, 12 (n. 128)

El fue traspasado por nuestros crímenes.

O bien: Heb 10, 12-23 (n. 647).

Con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los que ha santificado.

SALMO RESPONSORIAL

Salmo 39 (n. 782)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Is 42, 1

Miren a mi siervo, a quien sostengo; a mi elegido, en quien tengo mis complacencias. En él he puesto mi espíritu, para que haga brillar la justicia sobre las naciones.

EVANGELIO

Le 22, 14-20 (n. 348)

Hagan esto en memoria mía.

5. DEL SANTISIMO NOMBRE DE JESUS (MR, 4)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ex 3, 11-15 (n. 18)

“Yo soy el-que-es”. Este es mi nombre para siempre.

2. Eclo (Sir) 51, 11-17 (n. 107)

Siempre alabaré al Señor.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 3, 1-10 (n. 445)

En el nombre de Jesús, levántate y camina.

2. Hech 4, 8-12 (n. 449)

En la tierra no existe ninguna otra persona que pueda salvarnos.

3. Hech 5, 27-32. 40-42 (n. 452)

Los apóstoles iban felices de haber merecido aquellos ultrajes por el nombre de Jesús.

SALMOS

1. Isaías 12 (n. 923)

R. El Señor es nuestro Dios y salvador.

2. Salmo 112 (n. 869)

R. Bendito sea el Señor ahora y para siempre. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. 1 Cor 1, 1-3 (n. 516)

Gracia y paz a todos aquellos que invocan a nuestro Señor Jesucristo.

2. Flp 2, 6-11 (n. 599)

Le otorgó el nombre que está sobre todo nombre.

3. Col 3, 12-17 (n. 611)

Háganlo todo en el nombre del Señor Jesús.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Salmo 95, 2 (n. 934)

Cantemos al Señor y bendigamos su nombre, proclamemos día tras día su misericordia.

2. Dan 3, 52 (n. 941)

Bendito sea tu nombre santo y glorioso; gloria y alabanza a ti por los siglos.

EVANGELIOS

1. Mt 1, 18-25 (n. 189)

Le pondrás el nombre de Jesús.

2. Le 2, 16-21 (n. 302)

Le pusieron el nombre de Jesús.

3. Jn 14, 6-14 (n. 401)

Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre.

6. DE LA PRECIOSA SANGRE
DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (MR, 5)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ex 12, 21-27 (n. 20)

Cuando el Señor vea la sangre en el marco de la puerta, pasará de largo y no permitirá que el ángel exterminador les haga daño.

2. Ex 24, 3-8 (n. 24)

Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha hecho con ustedes.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Apoc 1, 5-8 (n. 690)

Nos amó y nos purificó de nuestros pecados con su sangre.

2. Apoc 7, 9-14 (n. 698)

Son los que han pasado por la gran persecución y han lavado y blanqueado su túnica con la sangre del Cordero.

SALMOS

1. Salmo 39 (n. 780)

R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

2. Salmo 115 (n. 874)

R. El cáliz con el que damos gracias nos une a Cristo por medio de su sangre. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Heb 9, 11-15 (n. 645)

Cristo penetró una sola vez y para siempre en el “lugar santísimo”.

2. Heb 12, 18-19. 22-24 (n. 652)

Ustedes se han acercado a Jesús, cuya sangre derramada es más elocuente que la de Abel.

3. 1 Pe 1, 17-21 (n. 665)

Dios los ha rescatado a ustedes con la sangre preciosa de Cristo, el Cordero sin defecto ni mancha.

4. 1 Jn 5, 4-8 (n. 689)

Los testigos son tres: el Espíritu, el agua y la sangre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Apoc 1, 5 (n. 1039)

Señor Jesús, testigo fiel, primogénito de los muertos, tu amor por nosotros es tan grande, que has lavado nuestras culpas con tu sangre.

2. Apoc 5, 9 (n. 1043)

Tú eres digno, Señor, de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque fuiste sacrificado y con tu sangre nos compraste para Dios.

EVANGELIOS

1. Me 14, 12-16. 22-26 (n. 284)

Esto es mi cuerpo. Esta es mi sangre.

2. Me 15, 16-20 (n. 288)

Lo vistieron con un manto color púrpura y le pusieron una corona de espinas.

3. Le 22, 39-44 (n. 351)

Comenzó a sudar gruesas gotas de sangre, que caían hasta el suelo.

4. Jn 19, 31-37 (n. 428)

Un soldado le atravesó el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua.

7. DEL SAGRADO CORAZON DE JESUS (MR, 6)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Ex 34, 4-6. 8-9 (n. 26)

Yo soy el Señor, el Señor Dios, compasivo y clemente.

2. Deut 7, 6-11 (n. 35)

El Señor te ha elegido por el amor que te tiene.

3. Deut 10, 12-22 (n. 39)

El Señor amó a sus padres y a ustedes, sus descendientes.

4. Is 49, 13-15 (n. 125)

Aunque hubiera una madre que se olvidara de su hijo, yo nunca me olvidaré de ti.

5. Jer 31, 1-4 (n. 147)

Yo te amo con amor eterno.

6. Ez 34, 11-16 (n. 155)

Yo mismo apacentaré a mis ovejas y las haré reposar.

7. Os 11, 1. 3-4. 8-9 (n. 166)

Mi corazón se conmueve dentro de mí.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Apoc 3, 14. 20-22 (n. 692)

Entraré en su casa y cenaremos juntos.

2. Apoc 5, 6-12 (n. 693)

Con tu sangre nos compraste para Dios.

SALMOS

1. Isaías 12 (n. 924)

R. Sacarán agua con gozo de la fuente de la salvación.

2. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

3. Salmo 24 (n. 744)

R. Acuérdate, Señor, que son eternos tu amor y tu ternura.

4. Salmo 32 (n. 765)

R. La tierra llena está de tus bondades. O bien: R. Aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón.

5. Salmo 33 (n. 778)

R Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor.

6. Salmo 102 (n. 851)

R La misericordia del Señor dura por siempre.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 5, 5-11 (n. 483)

Dios ha infundido su amor en nuestros corazones.

2. Ef 1, 3-10 (n. 581)

Dios ha prodigado sobre nosotros el tesoro de su gracia.

3. Ef 3, 8-12 (n. 587)

Se me ha concedido la gracia de anunciar a los paganos la riqueza insondable, que es Cristo.

4. Ef 3, 14-19 (n. 588)

Experimentar el amor de Cristo, que sobrepasa todo conocimiento humano.

5. Flp 1, 8-11 (n. 595)

Dios es testigo del entrañable amor que les tengo en Cristo Jesús.

6. 1 Jn 4, 7-16 (n. 685)

El nos amó primero.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

2. Mt 11, 28 (n. 952)

Vengan a mí todos los que están fatigados y agobiados por la carga y yo los aliviaré, dice el Señor.

3. Mt 11, 29 (n. 953)

Tomen mi yugo sobre ustedes, dice el Señor, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón.

4. Jn 10, 14 (n. 986)

Yo soy el buen pastor, dice el Señor; yo conozco a mis ovejas y ellas me conocen a mí.

5. Jn 15, 9 (n. 998)

Como el Padre me ama, así los amo yo, dice el Señor. Permanezcan en mi amor.

6. 1 Jn 4, 10 (n. 1036)

Dios nos amó y nos envió a su Hijo, como víctima de expiación por nuestros pecados.

EVANGELIOS

1. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Soy manso y humilde de corazón.

2. Le 15, 1-10 (n. 340)

Habrá gozo en el cielo por un solo pecador que se arrepiente.

3. Le 15, 1-3. 11-32 (n. 339)

Era necesario regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida.

4. Jn 10, 11-18 (n. 388)

El buen pastor da la vida por sus ovejas.

5. Jn 15, 1-8 (n. 407)

Permanezcan en mí y yo en ustedes.

6. Jn 15, 9-17 (n. 409)

Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

7. Jn 17, 20-26 (n. 422)

Padre santo, tú los amas, como me amas a mí.

8. Jn 19, 31-37 (n. 428)

Un soldado le atravesó el costado con una lanza e inmediatamente salió sangre y agua.

8. DEL ESPIRITU SANTO (MR, 7)

Las lecturas se toman del domingo de Pentecostés, Leccionario I, pp. 117,229, 349, que corresponden a los ciclos A, B y C, o del sacramento de la Confirmación p. 216.

9. DE LA SANTISIMA VIRGEN MARIA
(MR, 8)

Las lecturas se toman del Común de la Santísima Virgen María, p. 188.

De Santa María Virgen, Madre de la Iglesia (MR, 8 B)

PRIMERA LECTURA

Gén 3, 9-15. 20 (n. 7)

Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya.

O bien: Hech 1, 12-14 (n. 438)

Perseveraban unánimes en la oración, junto con María, la madre de Jesús.

SALMO RESPONSORIAL

Judit 13 (n. 922)

R. Tú eres la honra de nuestro pueblo.

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

(n. 1048)

Dichosa tú, santísima Virgen María, y digna de toda alabanza, porque de ti nació el sol de justicia, Jesucristo, nuestro Dios.

EVANGELIO

Jn 19, 25-27 (n. 426)

Ahí está tu hijo. - Ahí está tu madre.

Del Santísimo Nombre de María (MR, 8 C)

PRIMERA LECTURA

Gál 4, 4-7 (n. 572)

Envió Dios a su Hijo, nacido de una mujer.

O bien: Efe 1, 3-6. 11-12 (n. 582)

Dios nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo.

SALMO RESPONSORIAL

Lucas 1 (n. 927)

R. Ha hecho en mí grandes cosas el que todo lo puede. Santo es su nombre. O bien: R. ¡Dichosa tú, Virgen María, porque llevaste en tu seno al Hijo del eterno Padre!

ACLAMACION ANTES DEL EVANGELIO

Cfr Le 1, 45 (n. 964)

Dichosa tú, santísima Virgen María, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor.

EVANGELIO

Le 1, 39-47 (n. 298)

Dichosa tú porque has creído.

10. DE LOS SANTOS ANGELES (MR, 9)

Las lecturas se toman de la fiesta de los santos Arcángeles, 29 de septiembre, p135, o de los santos Angeles Custodios, 2 de octubre, p. 139.

11. DE SAN JOSE (MR, 10)

Las lecturas se toman de la solemnidad de san José, 19 de marzo, p. 27, o de la memoria de san José Obrero, lo. de mayo, p. 40.

12. DE TODOS LOS SANTOS APOSTOLES (MR, 11)

Las lecturas se toman de la fiesta de los santos Simón y Judas, 28 de octubre, p. 148.

13. DE SAN PEDRO Y SAN PABLO, APOSTOLES (MR, 12)

Las lecturas se toman de la memoria de la dedicación de las basílicas de dichos apóstoles, 18 de noviembre, p. 159.

14. DE SAN PEDRO, APOSTOL (MR, 13)

Las lecturas de toman de la fiesta de la Cátedra de san Pedro, 22 de febrero, p. 22.

15. DE SAN PABLO, APOSTOL (MR, 14)

Las lecturas se toman de la fiesta de la Conversión de san Pablo, 25 de enero, p. 7.

16. DE UN SOLO APOSTOL (MR, 15)

Las lecturas se toman de su fiesta. Pero si ésta se celebra junto con la de otro apóstol y los textos de esta misa no se adaptan al apóstol cuya misa se dice, tómense entonces las lecturas de la misa de los santos Simón y Judas, 28 de octubre, p. 148.

17. DE TODOS LOS SANTOS (MR, 16)

Las lecturas se toman de la solemnidad de Todos los Santos, lo. de noviembre, p. 151.

MISAS DE DIFUNTOS (MR, I-IV)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. 2 Mac 12, 43-46 (n. 76)

Obró con gran rectitud y nobleza, pensando en la resurrección.

2. Job 19, 1. 23-27 (n. 80)

Yo sé bien que mi defensor está vivo.

3. Sab 3, 1-9 (forma breve: 1-6. 9) (n. 93)

Los aceptó como un holocausto agradable.

4. Sab 4, 7-15 (n. 94)

La edad avanzada se mide por una vida intachable.

5. Is 25, 6. 7-9 (n. 116)

El Señor destruirá la muerte para siempre.

6. Lam 3, 17-26 (n. 151)

Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor.

7. Dan 12, 1-3 (n. 163)

Muchos de los que duermen en el polvo, despertarán.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE .EL TIEMPO PASCUAL

1. Hech 10, 34-43 (forma breve: 34-36. 42-43) (n. 462)

Dios ha constituido a Jesús como juez de vivos y muertos.

2. Apoc 14, 13 (n. 703)

Dichosos los que mueren en el Señor.

3. Apoc 20, 11-21, 1 (n. 705)

Los muertos fueron juzgados conforme a sus obras.

4. Apoc 21, 1-5. 6-7 (n. 707)

Ya no habrá muerte.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 740)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará. O bien: R. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú estás conmigo.

2. Salmo 24 (n. 745)

R. A ti, Señor, levanto mi alma. O bien: R. Cuantos en ti viven confiados, no serán confundidos.

3. Salmo 26 (n. 756)

R- El Señor es mi luz y mi salvación. O bien: R. Espero ver la bondad del Señor.

4. Salmos 41 y 42 (n. 786)

R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

5. Salmo 62 (n. 798)

R. Señor, Dios mío, mi alma tiene sed de ti.

6. Salmo 102 (n. 852)

R. El Señor es compasivo y bondadoso. O bien: R. La salvación del justo es el Señor.

7. Salmos 114 y 115 (n. 870)

R. Caminaré ante el Señor por la tierra de los vivos. O bien: R. Aleluya.

8. Salmo 121 (n. 889)

R- Qué alegría sentí cuando dijeron: “Vayamos a la casa del Señor”. O bien: R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

9. Salmo 129 (n. 902)

R- Desde el abismo clamo a ti, Señor. O bien: R. Confío en el Señor, espero en su palabra.

10. Salmo 142 (n. 906)

R- Señor, escucha mi oración.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 5, 5-11 (n. 483)

Justificados por la sangre de Cristo, seremos salvados por él del castigo final.

2. Rom 5, 17-21 (n. 485)

Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia.

3. Rom 6, 3-9 (forma breve: 3-4. 8-9) (n. 489)

Fuimos sepultados con él por medio del bautismo para que emprendamos una vida nueva.

4. Rom 8, 14-23 (n. 494)

Anhelamos la redención de nuestro cuerpo.

5. Rom 8, 31-35. 37-39 (n. 506)

¿ Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo?

6. Rom 14, 7-9. 10-12 (n. 514)

Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.

7 - 1 Cor 15, 20-24. 25-28 (forma breve: 20-23) (n. 546)

En Cristo, todos volverán a la vida.

8. 1 Cor 15, 51-57 (n. 549)

La muerte ha sido aniquilada por la victoria.

9. 2 Cor 4, 14-5, 1 (n. 555)

Lo que se ve es transitorio y lo que no se ve es eterno.

10. 2 Cor 5, 1. 6-10 (n. 557)

Dios nos tiene preparada en el cielo una morada eterna.

11. Flp 3, 20-21 (n. 603)

El transfigurará nuestro cuerpo miserable en un cuerpo glorioso, semejante al suyo.

12. 1 Tes 4, 13-18 (n. 617)

Estaremos con el Señor para siempre.

13. 2 Tim 2, 8-13 (n. 631)

Si morimos con él, viviremos con él.

14. 1 Jn 3, 1-2 (n. 681)

Veremos a Dios tal como es.

15. 1 Jn 3, 14-16 (n. 683)

Estamos seguros de haber pasado de la muerte a la vida, porque amamos a nuestros hermanos.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

2. Mt 25, 34 (n. 958)

Vengan, benditos de mi Padre, dice el Señor; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo.

3. Jn 3, 16 (n. 972)

Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él tenga vida eterna.

4. Jn 6, 39 (n. 975)

La voluntad del que me envió, dice el Señor, es que yo no pierda a ninguno de los que él me ha dado, sino que lo resucite en el último día.

5. Jn 6, 40 (n. 976)

El que cree en mí tiene la vida eterna, dice el Señor, y yo lo resucitaré en el último día.

6. Jn 6, 51 (n. 977)

Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor; el que coma de este pan vivirá para siempre.

7. Jn 11, 25. 26 (n. 988)

Yo soy la resurrección y la vida, dice el Señor; el que cree en mí, no morirá para siempre.

8- Cfr Flp 3, 20 (n. 1021)

Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde esperamos que venga nuestro salvador, Jesucristo.

9- 2 Tim 2, 11-12 (n. 1028)

Si morimos con Cristo, viviremos con él; si nos mantenemos firmes, reinaremos con él.

10. Cfr Apoc 1, 5. 6 (n. 1040)

Jesucristo es el primogénito de los muertos; a él sea dada la gloria y el poder por siempre.

11. Apoc 14, 13 (n. 1044)

Dichosos los que mueren en el Señor; que descansen ya de sus fatigas, pues sus obras los acompañan.

EVANGELIOS

1. Mt 5, 1-12 (n. 193)

Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos.

2. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Vengan a mí y yo los aliviaré.

3. Mt 25, 1-13 (n. 250)

¡ Ya viene el esposo! ¡Salgan a su encuentro!

4. Mt 25, 31-46 (n. 252)

Vengan, benditos de mi Padre.

5. Me 15, 33-39; 16, 1-6 (forma breve: 15, 33-39) (n. 290)

Jesús, dando un fuerte grito, expiró.

6. Le 7, 11-17 (n. 316)

“Joven, yo te lo digo: Levántate”.

7. Le 12, 35-40 (n. 336)

También ustedes estén preparados.

8. Le 23, 33. 39-43 (n. 354)

Hoy estarás conmigo en el paraíso.

9. Le 23, 44-46. 50. 52-53; 24, 1-6 (forma breve: 23, 44-46. 50. 52-53) (n. 356)

Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.

10. Le 24, 13-35 (forma breve: 13-16. 28-35) (n. 358)

¿ Acaso era necesario que el Mesías padeciera todo esto y así entrara en su gloria?

11. Jn 5, 24-29 (n. 376)

Quien escucha mi palabra y la cree, ha pasado ya de la muerte a la vida.

12. Jn 6, 37-40 (n. 380)

El que cree en el Hijo tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día.

13. Jn 6, 51-58 (n. 383)

El que come mi carne tiene vida eterna y yo lo resucitaré en el último día.

14. Jn 11, 17-27 (forma breve: 21-27) (n. 390)

Yo soy la resurrección y la vida.

15. Jn 11, 32-45 (n. 392)

¡Lázaro, sal de ahü

16. Jn 12, 23-28 (forma breve: 23-26) (n. 395)

Si el grano de trigo sembrado en la tierra, muere, producirá mucho fruto.

17. Jn 14, 1-6 (n. 400)

En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones.

18. Jn 17, 24-26 (n. 423)

Padre, quiero que donde yo esté, también ellos estén conmigo.

19. Jn 19, 17-18. 25-39 (n. 424)

Inclinando la cabeza, entregó el espíritu.

En las exequias de un niño bautizado (MR, V A)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 25, 6. 7-9 (n. 116)

El Señor destruirá la muerte para siempre.

2. Lam 3, 22-26 (n. 152)

Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor.

PRIMERAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO
DURANTE EL TIEMPO PASCUAL

1. Apoc 7, 9-10. 15-17 (n. 697)

Dios enjugará de sus ojos toda lágrima.

2. Apoc 21, 1. 3-5 (n. 709)

Ya no habrá muerte.

SALMOS

1. Salmo 22 (n. 734)

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

2. Salmo 24 (n. 746)

R. A ti, Señor, levanto mi alma

3. Salmos 41 y 42 (n. 786)

R. Estoy sediento del Dios que da la vida.

4. Salmo 148 (n. 918)

R. Que todos alaben al Señor. O bien: R. Aleluya.

SEGUNDAS LECTURAS DEL NUEVO TESTAMENTO

1. Rom 6, 3-4. 8-9 (n. 490)

Estamos seguros de que viviremos con Cristo.

2. Rom 14, 7-9 (n. 515)

Ya sea que estemos vivos o que hayamos muerto, somos del Señor.

3. 1 Cor 15, 20-23 (n. 548)

En Cristo todos volverán a la vida.

4. Ef 1, 3-5 (n. 583)

Dios nos eligió en Cristo, antes de crear el mundo, para que fuéramos santos.

5. 1 Tes 4, 13-14. 18 (n. 618)

Estaremos con el Señor para siempre.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. Cfr Mt 11, 25 (n. 951)

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

2. Jn 6, 39 (n. 975)

La voluntad del que me envió, dice el Señor, es que yo no pierda a ninguno de los que él me ha dado, sino que los resucite en el último día.

3. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

EVANGELIOS

1. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla.

2. Jn 6, 37-40 (forma breve: 37-39) (n. 380)

La voluntad del Padre consiste en que no pierda yo nada de lo que me ha dado.

3. Jn 6, 51-58 [por un niño que haya recibido ya la primera comunión] (n. 383)

El que come mi carne tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día.

4. Jn 11, 32-40 (n. 393)

Si crees, verás la gloria de Dios.

5. Jn 19, 25-30 (n. 425)

Ahí está tu madre.

En las exequias de un niño todavía no bautizado (MR, V/B)

PRIMERAS LECTURAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO

1. Is 25, 6. 7-8 (n. 117)

El Señor destruirá la muerte para siempre.

2. Lam 3, 22-26 (n. 152)

Es bueno esperar en silencio la salvación del Señor.

SALMO

1. Salmo 24 (n. 747)

R. A ti, Señor, levanto mi alma. O bien: R. Cuantos en ti viven confiados, no serán confundidos.

ACLAMACIONES ANTES DEL EVANGELIO

1. 2 Cor 1, 3. 4 (n. 1013)

Bendito sea el Padre, lleno de misericordia y Dios que siempre consuela, porque nos conforta en todas nuestras tribulaciones.

2. Cfr Apoc 1, 5. 6 (n. 1040)

Jesucristo es el primogénito de los muertos; a él sea dada la gloria y el poder por siempre.

EVANGELIOS

1. Mt 11, 25-30 (n. 221)

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla.

2. Me 15, 33-46 (n. 289)

Jesús, dando un fuerte grito, expiró.

3. Jn 19, 25-30 (n. 425)

Ahí está tu madre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario