26 de febrero de 2017 - VIII Domingo del tiempo ordinario

VIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
26 DE FEBRERO DE 2017
Miren los lirios del campo


MONICIÓN DE ENTRADA

Les deseamos nuestra más cordial bienvenida en este inicio de nuestra Eucaristía dedicada al Octavo Domingo del Tiempo Ordinario. El consejo que nos ofrecerá, dentro de unos momentos, Jesús de Nazaret, nos sirve para romper nuestra angustia, para no sufrir con lo que, realmente, no existe, como son el pasado y el futuro. El pasado ya no está, el futuro no ha llegado. El Maestro nos pide que estemos atentos al día de hoy porque cada jornada tiene su afán, sus problemas o sus gozos. Y eso es lo que debemos de tener en cuenta. Jesús nos pide que confiemos en el amor del Padre que nos dará, día a día, el pan y el gozo que necesitamos. Lo de ayer o lo de mañana importa menos. Abramos, pues, nuestro corazón a la confianza en Dios y seremos más felices. Y tengamos especialmente en cuenta todo esto, cuando nos vamos acercando al tiempo de Cuaresma, con su contenido purificador y de conversión.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: Es brevísimo el texto del Profeta Isaías que vamos a escuchar a continuación. Contiene poco más de un par de líneas del capítulo 49 de su libro. Pero son más que suficientes. Nos dice que Dios no nos olvidará nunca y concuerdan, dentro del lenguaje del amor, con el Evangelio de hoy.

SEGUNDA LECTURA: Terminamos hoy los domingos en que hemos leído fragmentos de la Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios. El Apóstol nos dice algo fundamental: que nosotros, como él, hemos conocido la salvación única y total que nos ofrece el Señor Jesús. Y que hemos de transmitir ese conocimiento a los demás para entregarles una sabiduría salvadora que sólo pertenece a Nuestro Señor Jesucristo.

EVANGELIO: El fragmento del capítulo sexto del evangelista Mateo, que vamos a escuchar, es uno de los más bellos de toda la Escritura. Jesús de Nazaret nos enseña a poner toda nuestra confianza en Dios como hacen los lirios salvajes, o los pájaros del campo. Dios les da vestido y comida para subsistir. Nos da, pues, una receta infalible para destruir la angustia: solo pensar en el día de hoy porque, evidentemente, “cada día tiene su afán”.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Isaías (49, 14-15)

“Sión había dicho: ‘El Señor me ha abandonado, el Señor me tiene en el olvido’. ¿Puede acaso una madre olvidarse de su criatura hasta dejar de enternecerse por el hijo de sus entrañas? Aunque hubiera una madre que se olvidara, yo nunca me olvidaré de ti”, dice el Señor todopoderoso.
Palabra de Dios

SALMO 61

R./  SÓLO EN DIOS HE PUESTO MI CONFIANZA.

Sólo en Dios he puesto mi confianza,
porque de Él vendrá el bien que espero.
Él es mi refugio y mi defensa,
ya nada me inquietará. R/.

Sólo Dios es mi esperanza,
mi confianza es el Señor:
es mi baluarte y firmeza,
es mi Dios y salvador. R/.

De Dios viene mi salvación y mi gloria;
Él es mi roca firme y mi refugio.
Confía siempre en Él, pueblo mío,
y desahoga tu corazón en su presencia. R./


 
De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios (4, 1-5)

Hermanos: Procuren que todos nos consideren como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, lo que se busca en un administrador es que sea fiel. Por eso, lo que menos me preocupa es que me juzguen ustedes o un tribunal humano; pues ni siquiera yo me juzgo a mí mismo. Es cierto que mi conciencia no me reprocha nada, pero no por eso he sido declarado inocente. El Señor es quien habrá de juzgarme. Por lo tanto, no juzguen antes de tiempo; esperen a que venga el Señor. Entonces Él sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas, pondrá al descubierto las intenciones del corazón y dará a cada uno la alabanza que merezca.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

La palabra de Dios es viva y eficaz
y descubre los pensamientos e intenciones del corazón.

R/. Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo (6, 24-34)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro, o bien obedecerá al primero y no le hará caso al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero. Por eso les digo que no se preocupen por su vida, pensando qué comerán o con qué se vestirán. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Miren las aves del cielo, que ni siembran, ni cosechan, ni guardan en graneros y, sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿Acaso no valen ustedes más que ellas? ¿Quién de ustedes, a fuerza de preocuparse, puede prolongar su vida siquiera un momento?
¿Y por qué se preocupan del vestido? Miren cómo crecen los lirios del campo, que no trabajan ni hilan. Pues bien, yo les aseguro que ni Salomón, en el esplendor de su gloria, se vestía como uno de ellos. Y si Dios viste así a la hierba del campo, que hoy florece y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, hombres de poca fe? No se inquieten, pues, pensando: ¿Qué comeremos o qué beberemos o con qué nos vestiremos? Los que no conocen a Dios se desviven por todas estas cosas; pero el Padre celestial ya sabe que ustedes tienen necesidad de ellas. Por consiguiente, busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas se les darán por añadidura. No se preocupen por el día de mañana, porque el día de mañana traerá ya sus propias preocupaciones. A cada día le bastan sus propios problemas”.
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Hoy nos pide el Señor que busquemos ante todo el Reino de Dios y su justicia. Reconocemos ante el Padre que muchas veces nos desviamos de ese camino y buscamos nuestro egoísmo y actuamos injustamente. Le pedimos al Señor que ilumine nuestros actos para obrar desde su misericordia, diciendo:
ILUMÍNANOS, PARA ACTUAR CON TU MISERICORDIA.
  • Padre, te pedimos por toda la Iglesia, llamada a ser fermento de misericordia y anticipo del Reino de Dios. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos los pueblos del mundo llamados a vivir en paz y armonía fomentando un desarrollo global y sostenible. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos aquellos los que sufren en el cuerpo y en el Espíritu y que fueron los predilectos del Señor. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos los que fueron llamados a predican tu Palabra y aún hoy continúan con pasión esa labor. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos los matrimonios cristianos llamados a ser fermento de tu Reino. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos los que nos acercamos al banquete eucarístico llamados a ser portadores de tu misericordia. OREMOS
Celebrante: Padre, llena nuestro corazón de tu justicia y misericordia pues andamos perdidos en nuestros egoísmo e injusticias. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


AYÚDAME, SEÑOR
Ayúdame, Señor
A vivir comprometido pero sin ansiedad
A caminar ligero, pero sin prisas
A trabajar con empeño, pero sin nervios
A soñar con un futuro mejor
sin olvidar que puedo superar el presente

Ayúdame, Señor
A confiar en tu mano providente
A no tener miedo al mañana que me aguarda
Contigo, Señor, me basta.
Amén.

25 años





23 febrero 1992 - 23 febrero 2017




19 de febrero de 2017 - VII Domingo del Tiempo Ordinario

VII Domingo del Tiempo Ordinario
19 de febrero de 2017

Amarás a tu prójimo como a ti mismo.


MONICIÓN DE ENTRADA

Sean bienvenidos a la Eucaristía. Y hoy debemos estar especialmente atentos y receptivos. Jesús nos va a dar su lección de amor máximo, de amor de infinitud divina, que a todos nos va a costar entender: nos dice que hay que amar a los enemigos. Dios es amor y el amor a los demás es la verdadera esencia del cristianismo, pero hoy el Maestro nos pide lo más difícil: amar a quienes nos hacen daño y mucho… Sigue Jesús de Nazaret enseñando a través de lo que se ha llamado el Sermón de la Montaña que es la base doctrinal más importante del mensaje del Salvador. Y nosotros, aunque sea muy difícil, hemos de luchar para seguir el camino que Jesús nos marca…

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: La primera lectura procede del capítulo 19 del Libro del Levítico. Y nos muestra que ya Dios, nuestro Padre, encarga a su siervo Moisés que enseñe a cada miembro del pueblo elegido que tiene que amar al prójimo como a sí mismo. En realidad la enseñanza de Dios ha sido siempre la misma. Pero el pueblo judío olvidó la enseñanza divina y tuvo que venir Jesús a dar plenitud al mensaje del Padre de todos.

SEGUNDA LECTURA: Pablo de Tarso, en la segunda lectura, donde continuamos leyendo la primera Carta a los Corintios, marca la esencia predicadora y evangelizadora del cristiano. Y que no es otra cosa que la unidad de Dios Padre con Jesús y, al mismo tiempo, nuestra unidad total con la Trinidad Santa mediante el Espíritu. Es un párrafo muy importante que deberíamos leer varias veces y hacerle sitio en nuestros corazones.

EVANGELIO: El evangelio de Mateo sigue narrándonos las enseñanzas de Jesús de Nazaret en el Sermón de la Montaña. Y hoy expresa el máximo del amor, la plenitud del amor cristiano que rompe hasta lo razonable: nos pide que amemos a nuestros enemigos. Pero sucede que para Jesús no puede haber amores a medias, amores de conveniencia. El amor ha de romperlo todo y construirlo de nuevo si hubiera desaparecido.

LECTURAS

Lectura del libro del Levítico (19, 1-2. 17-18)

En aquellos días, dijo el Señor a Moisés: “Habla a la asamblea de los hijos de Israel y diles: ‘Sean santos, porque yo, el Señor, soy santo. No odies a tu hermano ni en lo secreto de tu corazón. Trata de corregirlo, para que no cargues tú con su pecado. No te vengues ni guardes rencor a los hijos de tu pueblo. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor’”.
Palabra de Dios

SALMO 102

R./  EL SEÑOR ES COMPASIVO Y MISERICORDIOSO.

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga su santo nombre.
Bendice al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios. R/.

El Señor perdona tus pecados y cura tus enfermedades;
Él rescata tu vida del sepulcro
y te colma de amor y de ternura. R/.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar.
No nos trata como merecen nuestras culpas,
ni nos paga según nuestros pecados. R./

Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos;
como un padre es compasivo con sus hijos,
así es compasivo el Señor con quien lo ama. R./

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios (3, 16-23)

Hermanos: ¿No saben ustedes que son el templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Quien destruye el templo de Dios, será destruido por Dios, porque el templo de Dios es santo y ustedes son ese templo.
Que nadie se engañe: si alguno de ustedes se tiene a sí mismo por sabio según los criterios de este mundo, que se haga ignorante para llegar a ser verdaderamente sabio. Porque la sabiduría de este mundo es ignorancia ante Dios, como dice la Escritura: Dios hace que los sabios caigan en la trampa de su propia astucia. También dice: El Señor conoce los pensamientos de los sabios y los tiene por vanos.
Así pues, que nadie se gloríe de pertenecer a ningún hombre, ya que todo les pertenece a ustedes: Pablo, Apolo y Pedro, el mundo, la vida y la muerte, lo presente y lo futuro: todo es de ustedes; ustedes son de Cristo, y Cristo es de Dios.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

En aquel que cumple la palabra de Cristo,
el amor de Dios ha llegado a su plenitud.

R/. Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo (5, 38-48=

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente. Pero yo les digo que no hagan resistencia al hombre malo. Si alguno te golpea en la mejilla derecha, preséntale también la izquierda; al que te quiera demandar en juicio para quitarte la túnica, cédele también el manto. Si alguno te obliga a caminar mil pasos en su servicio, camina con él dos mil. Al que te pide, dale; y al que quiere que le prestes, no le vuelvas la espalda.
Han oído que se dijo: Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo. Yo, en cambio, les digo: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian y rueguen por los que los persiguen y calumnian, para que sean hijos de su Padre celestial, que hace salir su sol sobre los buenos y los malos, y manda su lluvia sobre los justos y los injustos.
Porque, si ustedes aman a los que los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen eso mismo los publicanos? Y si saludan tan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen eso mismo los paganos? Ustedes, pues, sean perfectos, como su Padre celestial es perfecto”.
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Vemos en el Evangelio que el Amor misericordioso del Padre es para todos, incluso para los enemigos, y esta es la parte que nos cuesta más. Así pues, le pedimos al Padre un corazón compasivo y misericordioso, diciendo:

DANOS, SEÑOR, UN CORAZÓN MISERICORDIOSO.
  • Por el Papa Francisco, para que su mensaje de misericordia cale en los corazones de los hombres de todo el mundo y así se propague el Reino a todos los rincones de la tierra. OREMOS
  • Por todos los pueblos de la tierra, para que la misericordia de Dios llegue a todos ellos y así vivan en la paz y la armonía que nos brinda el Amor de Dios. OREMOS
  • Por todos aquellos que viven alejados del amor de Dios, para que encuentren algún alma llena de Él que les acerque a la luz y la calidez del trato con Dios. OREMOS
  • Por los pobres y oprimidos para que el amor hecho pan les visite y les ayude a salir de su amarga situación. OREMOS
  • Por las familias cristianas para que el Amor compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en piedad sea el centro de la vida familiar. OREMOS
  • Por todos los que nos acercamos al sacramento del Amor, para que tengamos los mismos sentimientos que Cristo nuestro Señor. OREMOS
Celebrante: Padre, trasforma el corazón de tus fieles para que cada vez más se asemeje al tuyo y vivamos como hermanos, hijos del mismo Padre. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


¿CÓMO ME PIDES TANTO, SEÑOR?

¿Amar al que tal vez nunca me amó,
abrazar al que, ayer, me rechazó,
llorar con el que, tal vez,
nunca yo encontré consuelo en la aflicción?

¡Cómo, Señor! ¡Dime cómo!
Cuando ya es difícil amar al que nos ama
Caminar con el que queremos
entregarnos al que conocemos
o alegrarnos con el que nos aplaude
¡Cómo, Señor! ¡Dinos cómo hacerlo!
Cuando nos cuesta rezar por los nuestros
o prestar nuestra mejilla
a quien ya nos da un beso
Cuando es duro el ser felices
con aquellos que con nosotros conviven.
Amén.

12 de Febrero de 2017 - VI Domingo del Tiempo Ordinario

VI Domingo del Tiempo Ordinario
12 de Febrero de 2017



MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban nuestra más cordial bienvenida a esta Eucaristía del Sexto Domingo del Tiempo Ordinario. Adelantaros que nuestra celebración de hoy va a ser intensa y muy cargada de contenido. , Jesús de Nazaret nos completa hoy su excepcional Sermón de la Montaña mediante la contemplación y mejora de los postulados del Antiguo Testamento. Jesús no ha venido a cambiar la Ley sino a mejorarla. Y las cuestiones como el amor y respeto a los hermanos, o el respeto y amor por la pareja, nos marcan un camino de vida adecuado mediante su permanente mensaje del amor. Iniciemos la eucaristía con gozo y alegría.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: El breve texto del capítulo 15 del Libro del Eclesiástico, que conforma nuestra primera lectura, nos enseña que Dios lucha contra el pecado y que este surge por la debilidad del género humano. Dios, que nos creó libres, respeta nuestro libre albedrío. Nuestra libertad es total y constituye un gran don divino. Otra cosa es que nosotros seamos capaces de utilizar esa libertad adecuadamente.

SEGUNDA LECTURA: La segunda lectura procede de la primera carta del Apóstol San Pablo a los fieles de Corinto y en ella se nos informa del ejercicio de Dios Padre respecto a una sabiduría que nos enseña todo. Es la revelación hecha por Jesús a sus apóstoles y que se fundamenta en nosotros y se mantiene por la acción del Espíritu Santo.

EVANGELIO: El fragmento del capítulo quinto del Evangelio de Mateo que vamos a escuchar nos muestra la doctrina de salvación de Jesús de Nazaret, basada en la enseñanza renovada de la Ley de Moisés. Jesús no desvirtúa ni mutila la Ley de Dios, la amplía y le da sentido desde el precepto del amor.

LECTURAS

Lectura del libro del Sirácide (Eclesiástico): 15, 16-21

Si tú lo quieres, puedes guardar los mandamientos; permanecer fiel a ellos es cosa tuya. El Señor ha puesto delante de ti fuego y agua; extiende la mano a lo que quieras. Delante del hombre están la muerte y la vida; le será dado lo que él escoja.

Es infinita la sabiduría del Señor; es inmenso su poder y él lo ve todo. Los ojos del Señor ven con agrado a quienes lo temen; el Señor conoce todas las obras del hombre. A nadie le ha mandado ser impío y a nadie le ha dado permiso de pecar.
Palabra de Dios

SALMO 118

R/.  DICHOSO EL QUE CUMPLE LA VOLUNTAD DEL SEÑOR.

Dichoso el hombre de conducta intachable,
que cumple la ley del Señor.
Dichoso el que es fiel a sus enseñanzas
y lo busca de todo corazón. R./

Tú, Señor, has dado tus preceptos
para que se observen exactamente.
Ojalá que mis pasos se encaminen
al cumplimiento de tus mandamientos. R./

Favorece a tu siervo para que viva
y observe tus palabras.
Ábreme los ojos
para ver las maravillas de tu voluntad. R./

Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes
y yo lo seguiré con cuidado.
Enséñame a cumplir tu voluntad
y a guardarla de todo corazón. R./


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 2, 6-10

Hermanos: Es cierto que a los adultos en la fe les pre-dicamos la sabiduría, pero no la sabiduría de este mundo ni la de aquellos que dominan al mundo, los cuales van a quedar aniquilados. Por el contrario, predicamos una sabiduría divina, misteriosa, que ha permanecido oculta y que fue prevista por Dios desde antes de los siglos, para conducirnos a la gloria. Ninguno de los que dominan este mundo la conoció, porque, de haberla conocido, nunca hubieran crucificado al Señor de la gloria.

Pero lo que nosotros predicamos es, como dice la Escritura, que lo que Dios ha preparado para los que lo aman, ni el ojo lo ha visto, ni el oído lo ha escuchado, ni lamente del hombre pudo siquiera haberlo imaginado. A nosotros, en cambio, Dios nos lo ha revelado por el Espíritu que conoce perfectamente todo, hasta lo más profundo de Dios.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
porque has revelado los misterios del Reino a la gente sencilla.

R./ Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo: 5,17-37

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley. Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los cielos; pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los cielos. Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.
Han oído que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.
Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda. Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo. También han oído que se dijo a los antiguos: No cometerás adulterio. Pero yo les digo que quien mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón.

Por eso, si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecado, arráncatelo y tíralo lejos, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo. Y si tu mano derecha es para ti ocasión de pecado, córtatela y arrójala lejos de ti, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él sea arrojado al lugar de castigo.
También se dijo antes: El que se divorcie, que le dé a su mujer un certificado de divorcio; pero yo les digo que el que se divorcia, salvo el caso de que vivan en unión ilegítima, expone a su mujer al adulterio, y el que se casa con una divorciada comete adulterio.
Han oído que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso y le cumplirás al Señor lo que le hayas prometido con juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo, que es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es donde él pone los pies; ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey.
Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí, cuando es sí; y no, cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno"
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: El Evangelio dice claramente que arranquemos todo aquello que nos lleve a la condenación, por mucho apego que le tengamos. Seamos valientes y pidamos al Señor fuerzas para deshacernos de todo aquellos que nos estorba para acercarnos sinceramente hasta Él.
SEÑOR, LLÉNANOS DE TU MISERICORDIA
  • Por la Iglesia para que no se canse nunca en su labor de extender el Reino de Dios y esté siempre atenta a las necesidades de los hombres. OREMOS
  • Por la campaña y colecta contra el Hambre en el Mundo y por los esfuerzos de Manos Unidas para llevar a cabo el gran éxito de esta iniciativa de los Obispos. OREMOS
  • Por todos los países del mundo especialmente los que sufren guerras, hambre o catástrofes naturales para que el Señor les de fuerza en la adversidad y sientan el apoyo solidario de los demás. OREMOS
  • Por todos aquellos que viven cansados o abatidos, para que el anuncio de la Buena Noticia les alegre el corazón y fortalezca su ánimo. OREMOS
  • Por todos los países del tercer mundo, para que reciban pronto la ayuda necesaria para salir de la miseria y por todos los que contribuyen en aquellos países para mitigar las necesidades de sus habitantes. OREMOS
  • Por todos los matrimonios cristianos, para que sepan poner el perdón y la reconciliación por delante de otras salidas más traumáticas para ellos y los que les rodean. OREMOS
  • Por todos nosotros, para que dejemos a un lado la mediocridad y seamos decididos en el seguimiento en plenitud del Evangelio. OREMOS
Celebrante: Padre, fortalece el espíritu de todos aquellos que has llamado a trabajar en tu Reino para que no decaigan en su labor. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


QUE NO SEA REBELDE, SEÑOR
A tu voluntad, para no ser esclavo de nadie
y sirviéndote a Ti, pueda descubrirte
en mi entrega sencilla pero sincera a los demás

QUE NO SEA REBELDE, SEÑOR
A tu proyecto sobre mí,
y llevar a buen puerto
lo que, mis débiles fuerzas, me permitan

QUE NO SEA REBELDE, SEÑOR
A tus exigencias en la vía hacia la perfección
A tu corazón, para moldear el mío frío y duro
A tu llamada, para no olvidarme
de lo mucho que, hoy siempre, me amas.
Amén.
Amén.

5 de Febrero de 2017 - V Domingo del Tiempo Ordinario

V Domingo del Tiempo Ordinario
5 de Febrero de 2017



MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban, queridos hermanos, nuestra más cordial y alegre bienvenida a la Eucaristía de este Quinto Domingo del Tiempo Ordinario. Hace unos días, el jueves, 2, celebrábamos la Presentación del Señor, la fiesta de la Candelaria, una fiesta de la luz. Hoy, Jesús de Nazaret nos emplaza a que llevemos su luz a todos aquellos que están lejos de la luz, y viven en la tiniebla. Y nos dice, además, que si Él es la luz que guía nuestras vidas, nosotros debemos ser luz para todo aquel que está en la oscuridad. Añade una buena receta: que seamos sal para que nuestra fe, llena de sabor, atraiga a todos. Es decir, nos hace una invitación clara a la transmisión feliz y luminosa de su Palabra. Pudiera ser que nuestra forma de transmitir haga el mensaje algo soso y sin atractivo. Hoy más que nunca debemos preguntarnos si realmente sabemos atraer a nuestros hermanos a la luz de Cristo. Y con esa idea comencemos con alegría nuestra celebración.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: En la primera lectura el Profeta Isaías avanza el futuro mensaje de Cristo. Ser luz del mundo es compartir con los hermanos, no oprimir, no perseguir. Siendo así, lo dice el profeta, Dios estará con nosotros. Es una gran promesa.

SEGUNDA LECTURA: San Pablo, en la segunda lectura que corresponde a su primera carta dirigida a los fieles de Corinto, condensa su doctrina sobre que Dios actúa por medio de nuestra debilidad y que el poder de la fe, sin duda, hace milagros.

EVANGELIO: El Evangelio de San Mateo nos dice que por mandato de Cristo todos los discípulos tienen una misión primordial y universal, dar sentido a la vida de todos mediante el amor y las buenas obras. Hemos de ser luz del mundo. Tengámoslo en cuenta y escuchemos con mucha atención.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Isaías: 58, 7-10

Esto dice el Señor: "Comparte tu pan con el hambriento, abre tu casa al pobre sin techo, viste al desnudo y no des la espalda a tu propio hermano. Entonces surgirá tu luz como la aurora y cicatrizarán de prisa tus heridas; te abrirá camino la justicia y la gloria del Señor cerrará tu marcha.
Entonces clamarás al Señor y él te responderá; lo llamarás y él te dirá: 'Aquí estoy'.
Cuando renuncies a oprimir a los demás y destierres de ti el gesto amenazador y la palabra ofensiva; cuando compartas tu pan con el hambriento y sacies la necesidad del humillado, brillará tu luz en las tinieblas y tu oscuridad será como el mediodía".
Palabra de Dios

SALMO 111

EL JUSTO BRILLA COMO UNA LUZ EN LAS TINIEBLAS.

Quien es justo, clemente y compasivo,
como una luz en las tinieblas brilla.
Quienes, compadecidos,
prestan y llevan su negocio honradamente,
jamás se desviarán. R/.

El justo no vacilará;
vivirá su recuerdo para siempre.
No temerá malas noticias,
porque en el Señor vive confiadamente. R/.

Firme está y sin temor su corazón.
Al pobre da limosna,
obra siempre conforme a la justicia;
su frente se alzará llena de gloria. R./

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios: 2, 1-5

Hermanos: Cuando llegué a la ciudad de ustedes para anunciarles el Evangelio, no busqué hacerlo mediante la elocuencia del lenguaje o la sabiduría humana, sino que resolví no hablarles sino de Jesucristo, más aún, de Jesucristo crucificado.
Me presenté ante ustedes débil y temblando de miedo. Cuando les hablé y les prediqué el Evangelio, no quise convencerlos con palabras de hombre sabio; al contrario, los convencí por medio del Espíritu y del poder de Dios, a fin de que la fe de ustedes dependiera del poder de Dios y no de la sabiduría de los hombres.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

Yo soy la luz del mundo, dice el Señor;
el que me sigue tendrá la luz de la vida.

R/. Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo: 5, 13-16

Lectura del santo Evangelio según san Mateo: 5, 13-16 En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente.
Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero, para que alumbre a todos los de la casa.
Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos".
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Oremos a Dios Padre que es luz y amor y pidámosle por la felicidad de todos los hombres y mujeres de la tierra. Respondemos:
DANOS, PADRE, TU LUZ
  • Por el Papa Francisco, los obispos, sacerdotes y diáconos para que iluminen con su caridad un mundo oscuro por el desamor y el pecado. OREMOS
  • Por todos los laicos comprometidos, que sean sal del mundo y ayuden a que todos los hermanos nos amemos. OREMOS
  • Por los gobernantes de todas las naciones, para que su gestión, traiga la paz, la fraternidad y el justo reparto de las riquezas. OREMOS
  • Por todas las naciones afectadas por intensamente por las guerras, el terrorismo, la violencia... para que la paz les llegue cuanto antes. OREMOS
  • Por los enfermos, de alma y cuerpo, por los pobres, los marginados, los presos y los tristes, para que reciban el aliento del Espíritu Santo y nuestra ayuda moral y material. OREMOS
  • Por nosotros, presentes en esta Eucaristía, para que recibamos la gracia que Dios nos ofrece y seamos capaces de ser sal y luz de un mundo que sufre. OREMOS
Celebrante: Escucha Padre de bondad, las súplicas que con fe te dirigimos. Por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


¡ HAZME, SEÑOR, SER SAL Y LUZ!
Que dé gusto, no a lo que el mundo quiere,
y sí a una nueva forma de vivir y de sentir
Que ofrezca, la luz de tu presencia,
a los que viven como si no existieras
a los que, creyendo en Ti,
caminan como si el Evangelio no conocieran
Que sepa ser conservante como la sal:
que guarde, para mí y para los demás,
tu gracia y poder, mi fe y mi fidelidad
mi oración y mi confianza en Ti.
Amén.