18.09.2016 Fiesta Jesús Nazareno - XXV Dom. Ord. C

18 Septiembre 2016
Fiesta de Jesús Nazareno
XXV Domingo Ordinario Año C



MONICIÓN DE ENTRADA

Queridos hermanos:
Después del novenario de preparación a la fiesta de Jesús Nazareno, llegamos hoy para celebrar en esta Eucaristía nuestra devoción y compromiso de fe con el Señor. Jesús Nazareno es nuestro patrono, pero más aún es nuestro Salvador, nuestro Señor.
Él mismo nos pregunta, a todos en la intimidad: ¿Qué es lo que andamos buscando en la vida? Buena salud, felicidad en nuestras familias, en nuestro trabajo, en nuestra fe, buenas relaciones con nosotros mismos, con la gente y con Dios.
Cuando Jesús nos dice hoy que tenemos que seguirle cargando las cruces que nos encontramos en la vida, ¿aceptamos eso como discípulos de Jesús hoy? ¿Lo tomamos como parte de nuestra fe o bien decimos: "Señor, cualquier cosa..., pero ésta no"? Jesús nos asegura: "Quien pierda su vida por mí, la encontrará, la salvará." Preparémonos para el encuentro con el Señor; él nos va a dirigir su palabra salvadora.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: Nuestra primera lectura de hoy pertenece al capítulo octavo del Libro del profeta Amós. Y presenta un duro alegato contra los estafadores de su tiempo que arruinaban y engañaban a los pobres. Hoy –en esta época—también hay muchas gentes que estafan y compran a la gente por sólo unas monedas.

SEGUNDA LECTURA: Es de la primera Carta Timoteo la segunda lectura de hoy. En ella Pablo de Tarso pide oraciones por todos. Y ha sido la base en la que se inspiran las preces – La oración de los fieles — de todas las misas. Se trata de rezar por todos para que podamos vivir unos tiempos tranquilos. Eso lo deseaba San Pablo en sus días y también lo deseamos nosotros, aquí y ahora.

EVANGELIO: El Evangelio de San Lucas que se va a proclamar hoy es verdaderamente sorprendente. Jesús parece aplaudir el ingenio de un administrador infiel que sabe evitar el castigo de su amo mediante un amplio ejercicio de ingenio. Pero el trasfondo será idéntico al de otros fragmentos de los Evangelios, en los que Jesús de Nazaret siempre nos dice lo mismo: “no podemos servir a Dios y al dinero”. El dinero se erige en Dios y nos esclaviza.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Amós: 8, 4-7

Escuchen esto los que buscan al pobre sólo para arruinarlo y andan diciendo: “¿Cuándo pasará el descanso del primer día del mes para vender nuestro trigo, y el descanso del SÁBADO para reabrir nuestros graneros?” Disminuyen las medidas, aumentan los precios, alteran las balanzas, obligan a los pobres a venderse; por un par de sandalias los compran y hasta venden el salvado como trigo. El Señor, gloria de Israel, lo ha jurado: “No olvidaré jamás ninguna de estas acciones”.
Palabra de Dios

SALMO 112

R./  QUE ALABEN AL SEÑOR TODOS SUS SIERVOS.

Bendito sea el Señor,
alábenlo sus siervos.
Bendito sea el Señor,
desde ahora y para siempre. R/.

Dios está sobre todas las naciones,
su gloria por encima de los cielos.
¿Quién hay como el Señor?
¿Quién iguala al Dios nuestro? R/.

Él tiene en las alturas su morada
y sin embargo de esto,
se digna bajar su mirada
para ver tierra y cielo. R./

Él levanta del polvo al desvalido
y saca al indigente del estiércol
para hacerlo sentar entre los grandes,
los jefes de su pueblo. R./

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo: 2, 1-8

Te ruego, hermano, que ante todo se hagan oraciones, plegarias, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, y en particular, por los jefes de Estado y las demás autoridades, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, entregada a Dios y respetable en todo sentido.
Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, pues Él quiere que todos los hombres se salven y todos lleguen al conocimiento de la verdad, porque no hay sino un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús, hombre Él también, que se entregó como rescate por todos.
El dio testimonio de esto a su debido tiempo y de esto yo he sido constituido, digo la verdad y no miento, pregonero y apóstol para enseñar la fe y la verdad.
Quiero, pues, que los hombres, libres de odios y divisiones, hagan oración dondequiera que se encuentren, levantando al cielo sus manos puras.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre,
para enriquecernos con su pobreza.

R/. Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 16, 1-13

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Había una vez un hombre rico que tenía un administrador, el cual fue acusado ante él de haberle malgastado sus bienes. Lo llamó y le dijo: `¿Es cierto lo que me han dicho de ti? Dame cuenta de tu trabajo, porque en adelante ya no serás administrador’. Entonces el administrador se puso a pensar: `¿Que voy a hacer ahora que me quitan el trabajo? No tengo fuerzas para trabajar la tierra y me da vergüenza pedir limosna. Ya sé lo que voy a hacer, para tener a alguien que me reciba en su casa, cuando me despidan’.
Entonces fue llamando uno por uno a los deudores de su amo. Al primero le preguntó: `¿Cuánto le debes a mi amo?’ El hombre respondió: ‘Cien barriles de aceite’. El administrador le dijo: ‘Toma tu recibo, date prisa y haz otro por cincuenta’. Luego preguntó al siguiente: ‘Y tú, ¿cuánto debes?’ Éste respondió: ‘Cien sacos de trigo’. El administrador le dijo: ‘Toma tu recibo y haz otro por ochenta’. El amo tuvo que reconocer que su mal administrador había procedido con habilidad. Pues los que pertenecen a este mundo son más hábiles en sus negocios, que los que pertenecen a la luz.
Y yo les digo: Con el dinero, tan lleno de injusticias, gánense amigos que, cuando ustedes mueran, los reciban en el cielo. El que es fiel en las cosas pequeñas, también es fiel en las grandes; y el que es infiel en las cosas pequeñas, también es infiel en las grandes. Si ustedes no son fieles administradores del dinero, tan lleno de injusticias, ¿quién les confiará los bienes verdaderos? Y si no han sido fieles en lo que no es de ustedes, ¿quién les confiará lo que sí es de ustedes?
No hay criado que pueda servir a dos amos, pues odiará a uno y amará al otro, o se apegará al primero y despreciará al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero”.
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Elevamos nuestra oraciones al Padre por todas nuestras necesitades y presentamos nuestra plegaria al Padre diciendo:
R/. SEÑOR, ESCUCHA EL CLAMOR DE TU PUEBLO.
  • Padre, te pedimos por el Papa Francisco, para que lo asistas en sus decisiones, lo fortalezcas en sus acciones y lo llenes de sabiduría en sus predicaciones.  OREMOS
  • Por la Iglesia, para que no sienta vergüenza de predicar a Cristo crucificado y de ser ante el mundo humilde y modesto como él. OREMOS
  • Pidamos a Jesús Nazareno por nuestra parroquia, que celebra hoy el día de su patrono Jesús Nazareno, para que como Él cargó la cruz por todos nosotros, también nosotros sepamos hacer más livianas las cruces de los demás. OREMOS
  • Por los niños y jóvenes que están a punto de comenzar el curso escolar y catequético, para que este año sea para ellos un tiempo de constante crecimiento intelectual y espiritual. OREMOS
  • Por nuestro país envuelto en múltiples problemas sociales, económicos y  morales, para que Dios nos inspire a tomar decisiones acertadas a la hora de buscar salidas de esta situación. OREMOS
  • Por nuestro país envuelto en múltiples problemas sociales, económicos y  morales, para que Dios nos inspire a tomar decisiones acertadas a la hora de buscar salidas de esta situación. OREMOS
  • Por las víctimas de injusticia y de pobreza, para que nosotros tengamos el valor de alzarnos en su favor y llevarles justicia y amor. OREMOS
  • Por los enfermos y discapacitados, para que saquen fuerza espiritual al saber cuán cerca están del Señor Sufriente, y que nosotros tengamos la sensibilidad y delicadeza de visitarlos frecuentemente y de cuidar cariñosamente de ellos. OREMOS
  • Por todas las familias de Palo Gordo; para que se vean auxiliadas por Jesucristo en sus necesidades, y trabajen por la unión entren ellos, apartándose de todo aquello que dificulta la convivencia y la armonía en el hogar. OREMOS
Celebrante: Padre, te pedimos que atiendas estas necesidades que tu pueblo te presenta y también aquellas que cada uno llevamos en nuestro corazón. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



JESÚS NAZARENO AQUÍ ESTAMOS

Jesús Nazareno, aquí estamos en tu presencia.
Te presentas ante nosotros cargado con la cruz,
que es el símbolo de tu amor y generosidad.
Tu mirada y tu semblante
están llenos de bondad y nos transmiten la paz.
Hoy venimos a tu presencia pidiendo:
Tu perdón , como los pecadores.
La fe, como el ciego del camino.
El amor, como la mujer pecadora.
La esperanza, como los de Emaús.
Tu amistad, como los apóstoles.
Haznos fieles discípulos y
seguidores tuyos.
Jesús Nazareno de Palo Gordo,
que el amor y la misericordia,
que fuiste derramando a manos llenas
a tu paso por el mundo,
llegue hoy también a nosotros.
Concédenos la gracia que te solicitamos
y tu santa bendición.

Amén.

AVISOS PARROQUIALES