10 Julio 2016 - XV DOMINGO ORDINARIO

XV DOMINGO ORDINARIO
10 Julio 2016

EL MANDAMIENTO ESTÁ A TU ALCANCE

MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban nuestra más cordial bienvenida a esta eucaristía de Domingo Quince del Tiempo Ordinario. Tengamos, en cuenta antes de nada una cosa muy importante: la parábola del Buen Samaritano adquiere especial importancia hoy porque vivimos en un mundo en que muchos anteponen su bienestar o beneficio a cualquier otra consideración. Sin aceptar y admitir que hay mucho dolor y mucha pobreza en nuestro alrededor. Y es notable como Jesús explica, ante un representante de la religión oficial judía, cual es la esencia de la doctrina del Reino: amar al prójimo. Tras el amor a Dios el amor a los hermanos es lo más necesario para alcanzar la felicidad. La vida actual no es rica en amores a los más necesitados, a los más heridos. Bien al contrario. Y es una pena. Recemos en esta Eucaristía para que se implante el Reino de Dios. Reino de amor y justicia para todos.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: Dios ha escrito en nuestro corazón las obligaciones con Él. Lo expresa Moisés en nuestra primera lectura que es del Libro del Deuteronomio. Y esos preceptos del Antiguo Testamento siguen vivos en nosotros porque es obvio que Cristo no vino a eliminar la Ley de Moisés. Pero si a mejorarla, a engrandecerla.

SEGUNDA LECTURA: Empezamos este domingo a leer la Carta a los Colosenses. Pablo inicia la misma con unas bellísimas palabras que forman un himno litúrgico que la Iglesia usa desde hace casi dos mil años. La carta a los Colosenses es una de las epístolas de San Pablo escritas en la cautividad de Roma y su contenido completo nos muestra la primacía absoluta de Cristo en el Universo y en la Iglesia.

EVANGELIO: El Evangelio de San Lucas narra la parábola del Señor sobre el Buen Samaritano. En ella se expresa la oposición de Jesús a la dureza de la religión oficial de entonces. Deberíamos reflexionar hoy en nuestras actitudes respecto al prójimo. No va a ser que Jesús tenga que decirnos, un día, lo mismo a nosotros.

LECTURAS

Lectura del libro del Deuteronomio: 30, 10-14

En aquellos días, habló Moisés al pueblo y le dijo: “Escucha la voz del Señor, tu Dios, que te manda guardar sus mandamientos y disposiciones escritos en el libro de esta ley. Y conviértete al Señor tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma.
Estos mandamientos que te doy, no son superiores a tus fuerzas ni están fuera de tu alcance. No están en el cielo, de modo que pudieras decir: `¿Quién subirá por nosotros al cielo para que nos los traiga, los escuchemos y podamos cumplirlos?’ Ni tampoco están al otro lado del mar, de modo que pudieras objetar: `¿Quién cruzará el mar por nosotros para que nos los traiga, los escuchemos y podamos cumplirlos?’ Por el contrario, todos mis mandamientos están muy a tu alcance, en tu boca y en tu corazón, para que puedas cumplirlos”.
Palabra de Dios

Salmo 68

R./  Escúchame, Señor, porque eres bueno.

A ti, Señor, elevo mi plegaria,
ven en mi ayuda pronto;
escúchame conforme a tu clemencia,
Dios fiel en el socorro.
Escúchame, Señor, pues eres bueno
y en tu ternura vuelve a mí tus ojos. R/.

Mírame enfermo y afligido;
defiéndeme y ayúdame, Dios mío.
En mi cantar exaltaré tu nombre,
proclamaré tu gloria, agradecido. R/.

Se alegrarán al verlo los que sufren;
quienes buscan a Dios tendrán más ánimo,
porque el Señor jamás desoye al pobre
ni olvida al que se encuentra encadenado. R/.

Ciertamente el Señor salvará a Sión,
reconstruirá a Judá;
la heredarán los hijos de su siervos,
quienes aman a Dios la habitarán. R/.

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los colosenses: 1,15-20

Cristo es la imagen de Dios invisible, el primogénito de toda la creación, porque en Él tienen su fundamento todas las cosas creadas, del cielo y de la tierra, las visibles y las invisibles, sin excluir a los tronos y dominaciones, a los principados y potestades. Todo fue creado por medio de Él y para Él.
El existe antes que todas las cosas, y todas tienen su consistencia en Él. Él es también la cabeza del cuerpo, que es la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que sea el primero en todo.
Porque Dios quiso que en Cristo habitara toda plenitud y por Él quiso reconciliar consigo todas las cosas, del cielo y de la tierra, y darles la paz por medio de su sangre, derramada en la cruz.
Palabra de Dios

Aleluya, aleluya.

Tus palabras, Señor, son espíritu y vida.
Tú tienes palabras de vida eterna.

R/. Aleluya.

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 10, 25-37

En aquel tiempo, se presentó ante Jesús un doctor de la ley para ponerlo a prueba y le preguntó: “Maestro, ¿qué debo hacer para conseguir la vida eterna?” Jesús le dijo: “¿Qué es lo que está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?” El doctor de la ley contestó: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con todo tu ser, y a tu prójimo como a ti mismo”. Jesús le dijo: “Has contestado bien; si haces eso, vivirás”.
El doctor de la ley, para justificarse, le preguntó a Jesús: “¿Y quién es mi prójimo?” Jesús le dijo: “Un hombre que bajaba por el camino de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos ladrones, los cuales lo robaron, lo hirieron y lo dejaron medio muerto. Sucedió que por el mismo camino bajaba un sacerdote, el cual lo vio y pasó de largo. De igual modo, un levita que pasó por ahí, lo vio y siguió adelante. Pero un samaritano que iba de viaje, al verlo, se compadeció de él, se le acercó, ungió sus heridas con aceite y vino y se las vendó; luego lo puso sobre su cabalgadura, lo llevó a un mesón y cuidó de él. Al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al dueño del mesón y le dijo: `Cuida de él y lo que gastes de más, te lo pagaré a mi regreso’.
¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del hombre que fue asaltado por los ladrones?” El doctor de la ley le respondió: “El que tuvo compasión de él”. Entonces Jesús le dijo: “Anda y haz tú lo mismo”.
Palabra del Señor.


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Cristo nos muestra hoy, cómo debe ser un corazón misericordioso, un corazón que se deje guiar por la caridad hacia los demás. Hoy le pedimos al Señor:
SEÑOR, AUMENTA NUESTRA CARIDAD.
  • Te pedimos por el Papa Francisco, para que su mensaje de Misericordia llegue a los corazones de todos los hombres y vuelva a escuchar a Dios en sus corazones. OREMOS
  • Por el mundo y sus dirigentes, para que siempre estén atentos a las necesidades de todos, especialmente de aquellos que sufren. OREMOS
  • Por todos enfermos o afligidos, para que, como aquel samaritano, sientan cerca una mano que los atienda y les ayude en su necesidad. OREMOS
  • Por todos los que dedican su tiempo a los demás, para que Cristo aliente en sus corazones la alegría de estas prácticas y sean cada día más atentos con los que les rodean. OREMOS
  • Por los matrimonios cristianos, para que cada uno de ellos sea especialmente atento con su cónyuge y esta disposición revierta en la familia y en los que los rodean. OREMOS
  • Por todos los que nos hemos reunido en torno a la mesa del Señor, para que aumente en nosotros la sensibilidad por las necesidades del prójimo. OREMOS
Celebrante: Padre, te pedimos que atiendas estas súplicas, y que nos ayudes a propagar el mandamiento del amor entre todos los hombres.Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amén

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


JESÚS BUEN SAMARITANO
Jesús es el Buen Samaritano
El hombre es el asaltado
al borde del camino de su felicidad
Los ladrones son la tentación de cada día,
el maligno y su afán destructor
de nuestra humanidad y bondad
La posada es la Iglesia donde
Dios (posadero) cura a todo el que se acerca
La cabalgadura es la cruz de Jesús
donde lleva, sobre sus hombros,
a toda la humanidad herida
El precio es su propia sangre

Amén.

AVISOS PARROQUIALES