Bautismo del Señor - 10 de Enero 2016


Bautismo del Señor
10 de Enero 2016


MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos y hermanas, sean todos bienvenidos a la Eucaristía. El pasado domingo –hace unos días— veíamos a Jesús Niño recostado en el pesebre de Belén mientras que los Reyes de Oriente le adoraban y traían regalos. Hoy le vemos ya como hombre, junto al Jordán, y esperando el turno, como uno más, para ser bautizado por Juan Bautista. Ha pasado mucho tiempo en pocos días, todos los años, nos causa sorpresa. Y si la Epifanía es la manifestación de Dios, por medio de un niño, a los pueblos gentiles, Dios, en el momento del Bautismo, ofrece a la humanidad a su Hijo Único para que seamos salvados. Ambas fiestas se parecen, aunque la de hoy sea una frontera clara entre el Tiempo de Navidad y el Tiempo Ordinario. Hoy Jesús, ante nosotros, inicia su vida pública, y nos acompañará durante semanas y meses. Iniciemos, pues, con emoción y con mucha alegría nuestra asamblea dominical.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: El Profeta Isaías, en la primera lectura, nos enseña como será el Mesías, todo suavidad. “El pábilo vacilante no lo apagará”. El pábilo es esa llama que pugna por seguir ardiendo y que cualquier golpe de aire puede apagarla. El Mesías no lo hará. En este fragmento del capítulo 42 del profeta Isaías se hace una hermosa descripción de Jesucristo y, además, añade que será nuestro liberador y quien dará luz a nuestros ojos.

SEGUNDA LECTURA: En la segunda lectura, sacada del capítulo diez de los Hechos de los Apóstoles, Pedro se refiere, por su parte, al papel del Salvador, “que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos” y hacer referencia al bautismo de Juan. Para añadir que Dios acepta a todos y no hace distinciones aceptándonos a todos. Estamos ante un texto de gran hondura y frutos de importante enseñanza.

EVANGELIO: to de gran hondura y frutos de importante enseñanza. EVANGELIO: San Lucas nos dice que el pueblo estaba en expectación. Esperaban al Mesías. Juan lo anuncia, pero no se atribuye ninguna gloria personal. Jesús se bautizó junto a sus hermanos, junto a todo el pueblo. Y, entonces, Dios habló. Y todos, los hombres y la historia, supimos que nuestra salvación había llegado.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Isaías: 42, 1-4. 6-7

Esto dice el Señor: “Miren a mi siervo, a quien sostengo, a mi elegido, en quien tengo mis complacencias. En el he puesto mi espíritu para que haga brillar la justicia sobre las naciones.
No gritará, no clamará, no hará oír su voz por las calles; no romperá la caña resquebrajada, ni apagará la mecha que aún humea. Promoverá con firmeza la justicia, no titubeará ni se doblegará hasta haber establecido el derecho sobre la tierra y hasta que las islas escuchen su enseñanza.
Yo, el Señor, fiel a mi designio de salvación, te llame, te tome de la mano, te he formado y te he constituido alianza de un pueblo, luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la prisión y de la mazmorra a los que habitan en tinieblas”.
Palabra de Dios

Salmo 28

R./ El Señor bendice a su pueblo con la paz.

Hijos de Dios, glorifiquen al Señor,
denle la gloria que merece.
Postrados en su templo santo,
alabemos al Señor. R/.

La voz del Señor se deja oír
sobre las aguas torrenciales.
La voz del Señor es poderosa,
la voz del Señor es imponente. R/.

El Dios de majestad
hizo sonar el trueno de su voz.
El Señor se manifestó
sobre las aguas desde su trono eterno.. R/.


Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles: 10, 34-38

En aquellos días, Pedro se dirigió a Cornelio y a los que estaban en su casa, con estas palabras: “Ahora caigo en la cuenta de que Dios no hace distinción de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que fuere. Él envió su palabra a los hijos de Israel, para anunciarles la paz por medio de Jesucristo, Señor de todos.
Ya saben ustedes lo sucedido en toda Judea, que tuvo principio en Galilea, después del bautismo predicado por Juan: como Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret, y cómo éste pasó haciendo el bien, sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con Él”.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Se abrió el cielo y resonó la voz del Padre, que decía: “Este es mi Hijo amado; escúchenlo”.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 3, 15-16. 21-2.

En aquel tiempo, como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan el Bautista era el Mesías, Juan los sacó de dudas, diciéndoles: “Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. Él los bautizara con el Espíritu Santo y con fuego”.
Sucedió que entre la gente que se bautizaba, también Jesús fue bautizado. Mientras este oraba, se abrió el cielo y el Espíritu Santo bajó sobre Él en forma sensible, como de una paloma, y del cielo llego una voz que decía: “Tú eres mi Hijo, el predilecto; en ti me complazco”.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Cristo viene para avivar aquello que está vacilante. Por su mediación ponemos en manos del Padre las necesidades y sufrimientos del mundo y de la Iglesia: Que tu bautismo nos salve, Señor.

  • Por todos los que formamos la Iglesia, los bautizados en el Espíritu, para que sea nuestro apoyo en momentos de dificultad y su fuerza nos ayude en el camino. OREMOS
  • Por los dirigentes, para que busquen con ahínco el bien de las personas y no se dejen llevar por motivos personales o satisfacer a los poderosos. OREMOS
  • Por los bautizados que viven lejos de la Iglesia, para que en este día se reavive la llama de su Bautismo y sientan el gozo de pertenecer al Cuerpo de Cristo. OREMOS
  • Por todos los que en este año recibirán el bautismo, para que se sientan acogidos en la Iglesia como hijos de Dios que son. OREMOS
  • Por las familias cristianas, para que sean fieles transmisoras del Evangelio a los hijos en este tiempo de desapego espiritual. OREMOS
  • Por los que nos hemos reunido a celebrar el Bautismo de Jesús, para que fieles a ese compromiso seamos portadores de la Buena Noticia al mundo entero. OREMOS

Celebrante: Padre que te complaces en tu Hijo amado, atiende estas plegarias que por su mediación te hacemos llegar. Por Jesucristo nuestro Señor.  Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



TÚ, SEÑOR…
Tú, Señor, nos das una forma de entender la vida.
Tú, Señor, nos das el secreto de la felicidad.
Tú, Señor, con tu Bautismo,
cargas con todas nuestras flaquezas y miserias.
Dios, sobre tus hombros, pone el futuro de nuestra humanidad:
¡Redímela con tu testimonio y sacrificio!
¡Rescátala de las incertidumbres que la asolan!
¡Recupérala de aquellos falsos dioses ante los que se postra!
Tú, Jesús, que eres preferido, amado, tocado por el Espíritu,
haz que, también nosotros,
sintamos el calor de la gloria del Padre,
que no es otra que la comunión del Hijo con el Espíritu Santo.

Amén.

AVISOS PARROQUIALES

  • El viernes 15 de enero, a las 6.40pm, reunión del Consejo Pastoral Parroquial.