27 de diciembre 2015 - SAGRADA FAMILIA


SAGRADA FAMILIA DE JESÚS, MARIA Y JOSÉ
27 de diciembre 2015
DOS ISRAELITAS CONSAGRADOS AL SEÑOR



MONICIÓN DE ENTRADA

Sean todos bienvenidos a la Eucaristía. Hemos celebrado hace poco el Nacimiento del Señor y hoy la Liturgia nos propone que festejemos a la Sagrada Familia: Jesús, María y José. Nos puede sorprender oír a Jesús cómo les pregunta a sus propios padres angustiados, María y José: “¿Por qué me estaban buscando? ¿No sabían ustedes que debo estar donde está mi Padre?”. Incluso María y José, santos de Dios, tenían que aprender todavía y crecer en su fe. Como la Sagrada Familia, nuestras familias, y cada uno de nosotros, tenemos también que crecer en la fe. Quizás será a través de dolorosas pruebas y sufrimientos, como el de María y José, como nuestra fe llegará a madurarse.
La familia es el mejor fermento de la vida cristiana y eso lo hemos de tener muy en cuenta. Pero, además, es la base del crecimiento más armónico y un ejemplo de amor y paz. Es el día para honrar a los padres. Y, naturalmente, a los hijos. Con el pensamiento puesto en la imagen cercana y atrayente de la Sagrada Familia en el Portal de Belén, iniciamos nuestra celebración.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: En la primera lectura vamos a leer un texto del Libro del Eclesiástico. El autor sabio del Antiguo Testamento nos da enseñanzas firmes para que nuestras familias funcionen en el amor y en la esperanza. Buen ejemplo para hoy cuando muchos quieren romper la idea de la familia.

SEGUNDA LECTURA: No San Pablo en la segunda lectura, sacada de la Carta a los Colosenses, nos da el esquema de vida que hará todo lo que es deseable para nosotros sea realidad: “que vuestra vida la presida la misericordia, la bondad, la humildad, la dulzura, la comprensión, el perdón… y así la paz de Dios habitará en vuestros corazones”. Es un buen plan de vida.

EVANGELIO: El Evangelio de San Lucas nos narra el primer viaje de Jesús a Jerusalén para celebrar la fiesta de la Pascua. Se hacía a la edad de doce años. Y a la vuelta sus padres le dan por perdido. Pero no. Estaba en las “cosas de su Padre”, el Templo, siendo admiración de todos los que le escuchaban. Luego, volvió a Nazaret para vivir en familia hasta el día en que comenzó su vida pública.

LECTURAS

Lectura del libro del Eclesiástico 3, 3-7. 14-17

El Señor honra al padre en los hijos y respalda la autoridad de la madre sobre la prole. El que honra a su padre queda limpio de pecado; y acumula tesoro, el que respeta a su madre. Quien honra a su padre, encontrará alegría en sus hijos y su oración será escuchada; el que enaltece a su padre, tendrá larga vida y el que obedece al Señor, es consuelo de su madre.
Hijo, cuida de tu padre en la vejez y en su vida no le causes tristeza; aunque chochee, ten paciencia con él y no lo menosprecies por estar tú en pleno vigor. El bien hecho al padre no quedará en el olvido y se tomará a cuenta de tus pecados.
Palabra de Dios

Salmo 127

R./ Dichoso el que teme al Señor.

Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos.
Comerás del fruto de tu trabajo,
serás dichoso, te irá bien. R/.

Tu mujer, como parra fecunda,
en medio de tu casa;
tus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de tu mesa. R/.

Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor.
Que el Señor te bendiga desde Sión,
que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida. R/.


Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 3, 12-21

Hermanos: Puesto que Dios los ha elegido a ustedes, los ha consagrado a él y les ha dado su amor, sean compasivos, magnánimos, humildes, afable y pacientes. Sopórtense mutuamente y perdónense cuando tengan quejas contra, otro, como el Señor los ha perdonado a ustedes. Y sobre todas estas virtudes, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión.
Que en sus corazones reine la paz de Cristo, esa paz a la que han sido llamados, como miembros de un solo cuerpo. Finalmente, sean agradecidos. Que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Enséñense y aconséjense unos a otros lo mejor que sepan. Con el corazón lleno de gratitud, alaben a Dios con salmos, himnos y cánticos espirituales; y todo lo que digan y todo lo que hagan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dándoles gracias a Dios Padre, por medio de Cristo. Mujeres respeten la autoridad de sus maridos, como lo quiere el Señor. Maridos, amen a sus esposas y no sean rudos con ellas. Hijos, obedezcan en todo a sus padres, porque eso es agradable al Señor. Padres no exijan demasiado a sus hijos, para que no se depriman.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Que en sus corazones reine la paz de Cristo; que la Palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza.

Aleluya.


† Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 2, 41-52

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron y, al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca.
Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos; y su madre le dijo: «Hijo mío, ¿Por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando llenos de angustia». Jesús les respondió: «¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?»
Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas. Jesús iba creciendo en saber, en estatura y en el favor de Dios y de los hombres.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Con el eco reciente del nacimiento de Cristo, nos acercamos al hogar de Nazaret para buscar ser reflejo de lo que allí se vive. Hoy pedimos al Padre que nos llene del Amor que se respira en aquella casa diciendo: LLÉNANOS PADRE DE TU AMOR

  • 1. Te pedimos Padre por la Iglesia, la gran familia de Dios para que los que aún caminamos en esta tierra, imitemos a los santos, nuestros hermanos mayores que nos precedieron y que hoy viven junto a ti. OREMOS
  • Te pedimos Padre por nuestro planeta, la casa de todos para que seamos conscientes del deterioro que sufre y pongamos remedio pronto, para que con tu Amor construyamos un mundo más justo y más habitable para las generaciones venideras. OREMOS
  • Te pedimos Padre por todos los enfermos, son nuestros hermanos más necesitados, haz que estemos más atentos a sus sufrimientos y los acompañemos en su enfermedad. OREMOS
  • Por la familia, Iglesia doméstica; para que viva los verdaderos valores de perdón, acogida, entrega y servicio. Para que todos caminemos en una comprensión profunda basada en la fe y en el amor. OREMOS
  • Por el don de la vida; para que nadie se tome la libertad de guardarla o rechazarla según sus criterios. Hoy pidiendo especialmente por los niños no nacidos, para que el mundo les dé una oportunidad de nacer y crecer en un ambiente de amor familiar. OREMOS
  • Por los que, una vez mas, nos hemos reunido en la Eucaristía, para que sus frutos de paz y amor nos hagan más felices. OREMOS

Celebrante: Señor, mueve nuestros corazones; para que pongan paz donde hay incomprensión; pan, donde haya necesidad; e igualdad, donde existan diferencias.Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.  Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN




Nuestra familia, otro Nazaret


Padre celestial, Tú nos has dado
un modelo de vida en la Sagrada Familia.
Ayúdanos a hacer de nuestra familia
otro Nazaret, donde reinen
el amor, la paz y la alegría.
Que vivamos santamente
nuestra vida cotidiana.
Que cada día nos amemos más
y nos perdonemos como Tú nos perdonas.

Enséñanos a ver a Jesús
en todos los que sufren,
y a permanecer unidos por la oración
en los momentos de gozo y de dolor.
Ayúdanos, oh Padre amado,
a recibir todo lo que nos das
y a dar todo lo que nos pides
con una gran sonrisa.

Amén.

AVISOS PARROQUIALES

  • El día jueves 31 por la tarde con el ánimo de terminar el año con el Señor celebramos las siguientes misas:
    3.00pm en el Geriátrico de Helechales, 5.00pm en J. Nazareno y 7.00pm en la Purísima
    Al día siguiente, el día 1 de Enero, Solemnidad de SANTA MARÍA MADRE DE DIOS, vamos a celebrar las misas según el orden dominical - excepto la misa de las 8.00am, que se suspende.

25 diciembre 2015 - NATIVIDAD


NATIVIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
25 diciembre 2015
UN NIÑO NOS HA NACIDO


MONICIÓN DE ENTRADA

Feliz Navidad a todos. Que el Niño Dios nos conduzca, desde ahora mismo, por las sendas del amor y de la fraternidad. Aún resuenan en nuestros oídos la alegría desbordante de la celebración de la Misa del Gallo. La emoción de saber que Dios ha nacido en medio de nosotros nos deja el alma llena y el corazón dispuesto. Pero, hoy, ya lo veréis, los textos litúrgicos relatan con una hondura excepcional quien es Cristo, quien es la Palabra de Dios. Junto a la alegría inmensa de poder anunciar el Nacimiento del Salvador, está el sentimiento fuerte y reflexivo ante unas lecturas que nos lo explican todo. Jesús inicia, pues, su camino de salvación y nosotros asistimos a su nacimiento asombrados y felices. Iniciamos, pues, con la máxima alegría, con todo nuestro entusiasmo nuestra Eucaristía de Navidad.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: ¡Qué hermosos son los pies del mensajero...! nos dice el profeta Isaías en la primera lectura y nos pide que cantemos. Hoy es todo alegría: ha llegado el Señor que esperábamos. Desbordemos de alegría y de amor por todo y por todos. Nuestro día de liberación ya está aquí.

SEGUNDA LECTURA: El comienzo de la Carta de los Hebreos, que es nuestra segunda lectura, nos expone el nuevo plan de Dios. En la antigüedad hablaba por los profetas. Hoy, desde hoy, es el Hijo quien nos habla para nuestra salvación.

EVANGELIO: El evangelio de San Juan nos ofrece el más notable texto de toda la Escritura Sagrada. Es la descripción mas completa de Nuestro Señor Jesús hecho carne y acampado entre nosotros para mejor conocer al Padre.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Isaías: 52, 7-10

¡Qué hermoso es ver correr sobre los montes al mensajero que anuncia la paz, al mensajero que trae la buena nueva, que pregona la salvación, que dice a Sión: “Tu Dios es rey”!
Escucha: Tus centinelas alzan la voz y todos a una gritan alborozados, porque ven con sus propios ojos al Señor, que retorna a Sión.
Prorrumpan en gritos de alegría, ruinas de Jerusalén, porque el Señor rescata a su pueblo, consuela a Jerusalén. Descubre el Señor su santo brazo a la vista de todas las naciones. Verá la tierra entera la salvación que viene de nuestro Dios.
Palabra de Dios

Salmo 97

R./ Toda la tierra ha visto al Salvador.

Cantemos al Señor un canto nuevo,
pues ha hecho maravillas.
Su diestra y su santo brazo
le han dado la victoria. R/.

El Señor ha dado a conocer su victoria
y ha revelado a las naciones su justicia.
Una vez más ha demostrado Dios su amor
y su lealtad hacia Israel. R/.

La tierra entera ha contemplado
la victoria de nuestro Dios.
Que todos los pueblos y naciones
aclamen con júbilo al Señor. R/.

Cantemos al Señor al son del arpa,
suenen los instrumentos.
Aclamemos al son de los clarines
al Señor, nuestro rey. R/.


Lectura de la carta a los hebreos: 1, 1-6

En distintas ocasiones y de muchas maneras habló Dios en el pasado a nuestros padres, por boca de los profetas. Ahora, en estos tiempos, que son los últimos, nos ha hablado por medio de su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas y por medio del cual hizo el universo.
El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la imagen fiel de su ser y el sostén de todas las cosas con su palabra poderosa. El mismo, después de efectuar la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la majestad de Dios, en las alturas, tanto más encumbrado sobre los ángeles, cuanto más excelso es el nombre que, como herencia, le corresponde.
Porque ¿a cuál de los ángeles le dijo Dios: Tú eres mi Hijo; yo te he engendrado hoy? ¿O de qué ángel dijo Dios: Yo seré para él un padre y él será para mí un hijo? Además, en otro pasaje, cuando introduce en el mundo a su primogénito, dice: Adórenlo todos los ángeles de Dios.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Un día sagrado ha brillado para nosotros.
Vengan, naciones, y adoren al Señor,
porque hoy ha descendido una gran luz sobre la tierra.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Juan: 1, 1-18

En el principio ya existía aquel que es la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios. Ya en el principio Él estaba con Dios. Todas las cosas vinieron a la existencia por Él y sin Él nada empezó de cuanto existe. Él era la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la recibieron.
Hubo un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan. Éste vino como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él. Él no era la luz, sino testigo de la luz.
Aquel que es la Palabra era la luz verdadera, que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundo estaba; el mundo había sido hecho por Él y, sin embargo, el mundo no lo conoció.
Vino a los suyos y los suyos no lo recibieron; pero a todos los que lo recibieron les concedió poder llegar a ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre, los cuales no nacieron de la sangre, ni del deseo de la carne, ni por voluntad del hombre, sino que nacieron de Dios.v Y aquel que es la Palabra se hizo hombre y habitó entre nosotros. Hemos visto su gloria, gloria que le corresponde como a Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan el Bautista dio testimonio de Él, clamando: “A éste me refería cuando dije: 'El que viene después de mí, tiene precedencia sobre mí, porque ya existía antes que yo' “.
De su plenitud hemos recibido todos gracia sobre gracia. Porque la ley fue dada por medio de Moisés, mientras que la gracia y la verdad vinieron por Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás. El Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, es quien lo ha revelado.
Palabra del Señor



ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



¡HAS VENIDO, SEÑOR, Y ESO ES AMOR!
Tráenos luz que encienda las oscuridades de nuestro vivir cotidiano
Danos aquello que, sólo Dios, es capaz de ofrecer sin nada a cambio
Haznos comprender el Misterio que, en este día, se desvela
Entresijo escondido desde siglos
y resuelto en la frialdad de una mágica noche
Déjanos postrarnos ante Ti para que, inclinándonos ante Ti,
adivinemos que Tú desciendes a la humanidad
para que, nosotros, ascendamos hasta los mismos pliegues de lo divino,
ante lo que un día nos aguarda en el cielo
Míranos, con esos ojos de Niño,
para que nunca olvidemos que, en Belén, nace el AMOR
y que, con ese AMOR, venceremos a las desesperanzas e inquietudes,
dudas y lágrimas, caídas y tropiezos
Para que nunca olvidemos que, sin el AMOR de Belén,
el mundo estaría huérfano y roto por sus cuatro costados
Para que nunca olvidemos que, si DIOS se hace pequeño,
Infante, humano, carne de nuestra carne
es porque cree, piensa y desea la salvación del hombre
¡HAS VENIDO, SEÑOR, Y ESO ES AMOR!

Amén.

20 de diciembre de 2015 - IV DOMINGO DE ADVIENTO - C


IV DOMINGO DE ADVIENTO - C
20 de diciembre de 2015
La fe de Maria


MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban nuestra más cordial bienvenida a la Eucaristía. Este es último domingo de Adviento. Se cumple, hoy, la devoción de la corona de Adviento que hemos ido celebrando todo el Adviento. Hemos encendido, pues, la cuarta vela. Y eso nos hace saber que quedan pocas horas para que el Señor venga. En la noche de mañana lunes celebraremos la Nochebuena y el martes amaneceremos con la luz poderosa de Dios que ha nacido entre nosotros. Ya nos queda muy poco de espe-ra. Pero estemos muy atentos a la llegada del Salvador y tomemos la decisión de mejorar, definitivamente, nuestra vida. El Señor viene ya muy pronto. Nos que-dan unas pocas horas de espera ¡Ven, Señor Jesús!


BENDICIÓN DEL CUARTO CIRIO
DE LA CORONA DE ADVIENTO 

Señor Jesucristo, nos prometes y nos garantizas tu proximidad y presencia constantes para que la vida y la paz rebosen generosamente entre nosotros. Tú estás con nosotros y nos alegramos con María, bendita entre las mujeres porque fue escogida por el Padre para llevar a cabo su plan de salvación de la humanidad proyectado desde la eternidad y manifestado y cumplido ahora en Ti. Al encender estas cuatro velas, queremos expresar nuestra disponibilidad a que el Espíritu Santo nos cubra con su sombra y actúe en nosotros, como en María, para que el Padre, alfarero del hombre, transforme nuestra arcilla en obra de sus manos.
(Se acerca una persona y enciende el cuarto cirio. Se canta un canto apropiado)


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: La profecía de Miqueas –que es nuestra primera lectura-- señala a Belén como el lugar del nacimiento de Mesías. Y en todas las alu-siones al Mesías dicho texto era fundamental. Incluso cuando Herodes, ante la demanda de los Magos, pregunta a sus doctores ,éstos le dan testimonio con Miqueas. Todos, hoy, esperamos en el gran acontecimiento de Belén.

SEGUNDA LECTURA: El autor de la Carta a los Hebreos da noticia profunda de Cristo. Es todo un tratado de cristología. Y así nos dice que la vida de Jesús es, desde el comienzo, ofrenda permanente de Cristo como servicio al Padre, en el plan concreto de la salvación.

EVANGELIO: El evangelio de Lucas nos narra la escena memorable, bellísima y llena de significado como es la visita de María a su primera Isabel, en la montaña de Judea. Y como Isabel exclama su admiración ante la Madre del Señor. El Niño –el futuro Juan Bautista—también salto de gozo en el seno en la proximidad de María. Escuchemos con mucha atención.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Miqueas: 5, 1-4

Esto dice el Señor: “De ti, Belén Efrata, pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel, cuyos orígenes se remontan a tiempos pasados, a los días más antiguos. Por eso, el Señor abandonará a Israel, mientras no dé a luz la que ha de dar a luz. Entonces el resto de sus hermanos se unirá a los hijos de Israel. Él se levantará para pastorear a su pueblo con la fuerza y la majestad del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque la grandeza del que ha de nacer llenará la tierra y él mismo será la paz”.
Palabra de Dios

SALMO 79

R./ Señor, muéstranos tu favor y sálvanos

Escúchanos, pastor de Israel;
tú que estás rodeado de querubines,
manifiéstate; despierta tu poder
y ven a salvarnos.R/.

Señor, Dios de los ejércitos,
vuelve tus ojos, mira tú viña y visítala;
protege la cepa plantada por tu mano,
el renuevo que tú mismo cultivaste. R/.

Que tu diestra defienda al que elegiste,
al hombre que has fortalecido.
Ya no nos alejaremos de ti;
consérvanos la vida y alabaremos tu poder.  R/.


Lectura de la carta a los hebreos: 10, 5-10

Hermanos: Al entrar al mundo, Cristo dijo, conforme al salmo: No quisiste víctimas ni ofrendas; en cambio, me has dado un cuerpo. No te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado; entonces dije —porque a mí se refiere la Escritura—: Aquí estoy, Dios mío; vengo para hacer tu voluntad”. Comienza por decir: No quisiste víctimas ni ofrendas, no te agradaron los holocaustos ni los sacrificios por el pecado —siendo así que eso es lo que pedía la ley—; y luego añade: “Aquí estoy, Dios mío; vengo para hacer tu voluntad”. Con esto, Cristo suprime los antiguos sacrificios, para establecer el nuevo. Y en virtud de esta voluntad, todos quedamos santificados por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo, hecha una vez por todas.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Yo soy la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 1, 39-45

En aquel tiempo, la gente le preguntaba a Juan el Bautista: “¿Qué debemos hacer?”. Él contestó: “Quien tenga dos túnicas, que dé una al que no tiene ninguna, y quien tenga comida, que haga lo mismo”. También acudían a él los publicanos para que los bautizan, y le preguntaban: “Maestro, ¿qué tenemos que hacer nosotros?”. Él les decía: “No cobren más de lo establecido”. Unos soldados le preguntaron: “Y nosotros, ¿qué tenemos que hacer?”. Él les dijo: “No extorsionen a nadie, ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario”. Como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan era el Mesías, Juan los sacó de dudas, diciéndoles: “Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. El los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él tiene el bieldo en la mano para separar el trigo de la paja; guardará el trigo en su granero y quemará la paja en un fuego que no se extingue”. Con éstas y otras muchas exhortaciones anunciaba al pueblo la buena nueva.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Del humilde Belén, nos llega al mundo la Salvación de Dios. Esta es la cualidad que debe adornar nuestro corazón en estas fiestas. Haznos ser humildes, señor.

  • Padre anima a tu siervo el Papa Francisco para que continúe invitando a los cristianos y al mundo en general a cultivar el don de la humildad. OREMOS
  • Padre, te pedimos que en estas fechas consueles todos los corazones afligidos, que todos los que sufren tengan el apoyo de una mano tendida. OREMOS
  • Padre, te pedimos por la paz en Belén y todos los territorios de Oriente Medio para que el amor que nació en el pesebre derrita la soberbia de los corazones de los hombres. OREMOS
  • Padre, te pedimos que en este tiempo las familias cristianas renueven el amor entre sus miembros: los padres con los hijos, los esposos entre sí, abuelos, nietos hermanos todos se vean rodeados de la Paz que viene al Portal. OREMOS
  • Padre, te pedimos por todos los niños del mundo, especialmente por los más desfavorecidos, que encuentren el amor que tu les tienes, en la mirada de los que le rodean. OREMOS
  • Por los frutos espirituales del Año de la Misericordia que el Papa Francisco ha convocado, para todos los que se acerquen a la Iglesia perciban la Misericordia del Padre. OREMOS

Celebrante: Ayuda, Padre a tu Pueblo para que viviendo el Misterio del próximo nacimiento de tu Hijo, lleve a la plenitud la semilla del Reino que el nos trajo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



¡DÁNOS TU FE, MARIA!
Para que Dios esté pronto con nosotros
Para que nosotros, pronto estemos con El
Para que creamos, aun sin ver
Para que aún sin ver, creamos por encima de todo
¡DÁNOS TU FE, MARÍA!
Sólo así, podremos vivir, celebrar
cantar y festejar el encanto de la Navidad.
Sólo así, en este Año Santo de la Fe,
podremos conocer, sentir, vivir,
amar, testimoniar y celebrar
al DIOS que viene pequeño por Navidad

Amén.

AVISOS PARROQUIALES

JESÚS NAZARENO - MISAS DE AGUINALDOS 2015


“JESÚS NAZARENO” MISAS DE AGUINALDOS 2015



1.
MIERCOLES 16
Hora: 5:00 a.m. JESUS NAZARENO
Hora: 5:00 p.m. LA PURISIMA

Sectores organizadores:
Helechales, Palo Fino, Urb. San José, Jesús Nazareno, La Fortuna, Campo Alegre, Urb. Bello Horizonte C. E. de B. Juan Pablo II, Virgen de la Consolación

Linea: LA CONSOLACION

-----------------------------------------------------------------
2.
JUEVES 17
Hora: 5:00 a.m. LA PURISIMA
Hora: 5:00 p.m. JESUS NAZARENO

Sectores organizadores:
Calle del Medio, Los Naranjos Calle Los Caciques, Urb. Cerro Alto, Vereda Don Pancho, Vereda el Porvenir, El Cafetal, parte de la Ceiba. C. E. de B. Nuestra Señora de Lourdes

Linea: 21 DE MAYO

-----------------------------------------------------------------
3.
VIERNES 18
Hora: 5,00 a.m. JESUS NAZARENO
Hora: 5:00 p.m. LA PURISIMA

Sectores organizadores:
Urb. Altos de Paramillo, Urb. El Limoncito Urb. Lomas de Toico Urb. Sheridan Urb. La Primavera, C. E. de B. Jesús Nazareno, y San Juan Bosco

Linea: LINEA DE TAXI - EXPRESS PALO GORDO

-----------------------------------------------------------------
4.
SABADO 19
Hora: 5:00 a.m. LA PURISIMA
Hora: 5:00 p.m. JESUS NAZARENO

Sectores organizadores:
Alpes parte Alta y Baja, Urb. La Trinidad, Villa del Parado I, II, III, Urb. La Floresta,, El Bosque, La Rosa Mística, C. E. de B. Divina Misericordia, Ángeles de Dios, Virgen del Carmen

Linea: INTERCOMUNA


-----------------------------------------------------------------
5.
DOMINGO 20
Hora: 5:00 a.m. JESUS NAZARENO
Hora: 5:00 p.m. LA PURISIMA

Sectores organizadores:
Toico parte Alta y Baja, Urb. Juan Pablo II, Urb. Santísima Trinidad, Conj. Resid. La Lomita, Conj. Resid. Madrigal, Conj. Resid. Palo Gordo C. E. de B. El Manguito, Fraternidad

Linea: SANTA TERESA


-----------------------------------------------------------------
6.
LUNES 21
Hora: 5:00 a.m. LA PURISIMA
Hora: 5:00 p.m. JESUS NAZARENO

Sectores organizadores:
Las Margaritas, Parte de la Ceiba, Las Orquídeas, Urb. Sunway, Zapatota, Vereda las Cuadras, 12 de Octubre C. E. de B. Santa Rita de Casia, San Antonio

Linea: LÍNEA DE TAXIS - ARAGUANEY

------------------------------------------------------------------
7.
MARTES 22
Hora: 5:00 a.m. JESUS NAZARENO
Hora: 5:00 p.m. LA PURISIMA

Sectores organizadores:
Urb. Vista Hermosa, Vereda Táchira Urb. Guirigay Calle Dispensario, Chalet, la Toica, La Trasandina, ” C. E. de B. Virgen La Milagrosa

Linea: LINEA DE TAXI - LA TRINIDAD

-----------------------------------------------------------------
8.
MIERCOLES 23
Hora: 5:00 a.m. LA PURISIMA
Hora: 5:00 p.m. JESUS NAZARENO

Sectores organizadores:
Calle 4, Araguaney, Vereda 5 Gallardin, parte alta, Urb. El Campito, Calle la Escuela, Calle Potosí, Sector La Victoria, Urb. Las Tinajitas C. E. de B. Jesús de Nazareno

Linea: RADIO TAXI  - GALLARDIN EXPRES

-----------------------------------------------------------------
9.
JUEVES 24
Hora: 5:00 a.m. JESUS NAZARENO
Hora: 5:00 p.m. LA PURISIMA

Sectores organizadores:
Urb. Don Hugo, Urb. Altos de Gallardin, y Gallardin Parte Baja, Sector San Mateo. Sector Valbuena, Vista Hermosa C. E. de B. San Francisco de Sales, Un Momento con Jesús

-----------------------------------------------------------------
MARTES 24 
MISA DE GALLO
Hora: 5:00 p.m. JESUS NAZARENO
Hora: 7:00 p.m. LA PURISIMA 

13 de diciembre de 2015 - III DOMINGO DE ADVIENTO


III DOMINGO DE ADVIENTO - C
13 de diciembre de 2015
El Señor dentro de ti es el rey de Israel


MONICIÓN DE ENTRADA

Les deseamos nuestra más cordial y alegre bienvenida a la Eucaristía. Dentro de unos instantes vamos a encender nuestra tercera vela de la corona de Adviento. Y cuando prenda el fuego en la mecha habremos iniciado simbólicamente este Tercer Domingo del tiempo santo de espera. Ya hemos superado la mitad del Adviento y los textos litúrgicos nos van a pedir hoy que estemos alegres. La Alegría es, sin duda, síntoma de que Dios está con nosotros. Y esperamos la venida de Jesús, el Hijo de Dios, y Nuestro Señor. Es lógico que la alegría inunde nuestros corazones. Se acercan ya las fiestas del Nacimiento del Salvador en las que, sin duda, nuestro gozo será cumplido. Aprovechemos esta Asamblea dominical para proyectar nuestra alegría a los hermanos que están tristes, a los que, sobre todo, no tienen nada, ni esperan nada.


BENDICIÓN DE LA TERCERA VELA
DE LA CORONA DE ADVIENTO 

Señor Jesucristo,queremos ser constantes en la oración y en la acción de gracias, por ello nos reunimos en tu casa que también es la nuestra. Tu presencia y cercanía son, para todo hombre, fuente de gozo, Buena Noticia, porque Tú haces brotar en nuestro corazón semillas de vida y conviertes nuestro desierto en un vergel.
Al encender estas tres velas, queremos manifestarte nuestro deseo de recibir de tu luz, porque Tú eres el verdadero astro que ilumina toda tiniebla; y expresamos nuestra disponibilidad para ser testigos y portadores de tu luz ante quienes viven en la tiniebla del sinsentido, la desdicha, la soledad y el olvido.

(Se acerca una persona y enciende el tercer cirio. Se canta un canto apropiado)


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: La lectura primera procede del Libro de Sofonías. Este profeta vive los tiempos malos de un Israel cercado por los asirios, pero al final de su libro se espera al rey Josías, como reformador y libertad. Y el profeta estalla en júbilo y alegría. Nosotros vemos en ese texto el anuncio de la llegada del Mesías: la apertura de un gran rayo de luz, tras un tiempo de tristeza.

SEGUNDA LECTURA: San Pablo, en la segunda lectura, que procede de la Carta a los Filipenses, nos pide, también, que estemos alegres y es la alegría que nos da el conocimiento de que el Señor está cerca. Y nada debe preocuparnos, salvo dar gracias a Dios por las maravillas que nos ofrece. Estemos alegres, pues, el Señor está cerca.

EVANGELIO: El Evangelio de San Lucas nos traslada hoy una pregunta importante: ¿Qué hemos de hacer? Es lo que preguntaban a San Juan Bautista los que se convertían. Y el Precursor les pide honestidad y rectitud para sus cuestiones profesionales y cotidianas. No es la venida del Señor una cuestión de falsa alegría. Se trata de un hecho tan notable que nosotros debemos cambiar nuestra vida, no hacer del egoísmo, ni del abuso una fórmula de actuación. Hemos de buscar la justicia y el amor para todos. Es una buena recomendación para nosotros que esperamos –ya estamos a mitad de camino– al Señor Jesús.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Sofonías: 3, 14-18

Canta, hija de Sión, da gritos de júbilo, Israel, gózate y regocíjate de todo corazón, Jerusalén. El Señor ha levantado su sentencia contra ti, ha expulsado a todos tus enemigos. El Señor será el rey de Israel en medio de ti y ya no temerás ningún mal. Aquel día dirán a Jerusalén: “No temas, Sión, que no desfallezcan tus manos. El Señor, tu Dios, tu poderoso salvador, está en medio de ti. Él se goza y se complace en ti; Él te ama y se llenará de júbilo por tu causa, como en los días de fiesta”.
Palabra de Dios

SALMO 125

R./ El Señor es mi Dios y salvador.

El Señor es mi Dios y salvador, con Él estoy seguro y nada temo.
El Señor es mi protección y mi fuerza y ha sido mi salvación.
Sacarán agua con gozo de la fuente de salvación.R/.

Den gracias al Señor, invoquen su nombre,
cuenten a los pueblos sus hazañas,
proclamen que su nombre es sublime. R/.

Alaben al Señor por sus proezas,
anúncienlas a toda la tierra.
Griten jubilosos, habitantes de Sión,
porque el Dios de Israel ha sido grande con ustedes.  R/.


Lectura de la carta del apóstol son Pablo a los filipenses: 4, 4-7

Hermanos míos: Alégrense siempre en el Señor; se lo repito: ¡alégrense! Que la benevolencia de ustedes sea conocida por todos. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; más bien presenten en toda ocasión sus peticiones a Dios en la oración y la súplica, llenos de gratitud. Y que la paz de Dios, que sobrepasa toda inteligencia, custodie sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

El Espíritu del Señor está sobre mí. Me ha enviado para anunciar la buena nueva a los pobres.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 3, 10-18

En aquel tiempo, la gente le preguntaba a Juan el Bautista: “¿Qué debemos hacer?”. Él contestó: “Quien tenga dos túnicas, que dé una al que no tiene ninguna, y quien tenga comida, que haga lo mismo”. También acudían a él los publicanos para que los bautizan, y le preguntaban: “Maestro, ¿qué tenemos que hacer nosotros?”. Él les decía: “No cobren más de lo establecido”. Unos soldados le preguntaron: “Y nosotros, ¿qué tenemos que hacer?”. Él les dijo: “No extorsionen a nadie, ni denuncien a nadie falsamente, sino conténtense con su salario”. Como el pueblo estaba en expectación y todos pensaban que quizá Juan era el Mesías, Juan los sacó de dudas, diciéndoles: “Es cierto que yo bautizo con agua, pero ya viene otro más poderoso que yo, a quien no merezco desatarle las correas de sus sandalias. El los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego. Él tiene el bieldo en la mano para separar el trigo de la paja; guardará el trigo en su granero y quemará la paja en un fuego que no se extingue”. Con éstas y otras muchas exhortaciones anunciaba al pueblo la buena nueva.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Ya pronto estará entre nosotros el Niño y esa alegría debe estimular nuestro corazón a buscar la justicia, la misericordia con el resto del prójimo. Hoy pedimos al Padre que esa nos llene de esa alegría que trasforma diciendo: Danos alegría en la espera, señor .

  • Por el Papa Francisco, apóstol de la Alegría y la Misericordia de Dios, para que no se canse de llevar al mundo la bondad de Dios en medio de los conflictos y odios que se producen entre los hombres. OREMOS
  • Por los gobernantes, para que busquen con decisión el bien de todos y lleven a sus naciones la justicia, la paz y la prosperidad. OREMOS
  • Por todos los que están tristes porque no han descubierto al Salvador, para que en este tiempo de preparación escuchen en su interior la llamada de Dios a la conversión y sientan el perdón y la paz que Cristo nos trae. OREMOS
  • Por todos aquellos que trabajan por la paz y la justicia, que buscan la alegría de los demás, para que el Señor les ayude y no se cansen nunca de luchar por un mundo mejor. OREMOS
  • Por nosotros y nuestras familias, para que el Señor nos guíe y mantenga la alegría en el hogar. OREMOS
  • Por los frutos espirituales del Año de la Misericordia que el Papa Francisco ha convocado, para todos los que se acerquen a la Iglesia perciban la Misericordia del Padre. OREMOS

Celebrante: Padre, llena de alegría los corazones de tus fieles para que no cesemos en la preparación de la próxima venida de tu Hijo. Te lo pedimos por Él que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



MI ALEGRÍA ERES TÚ, SEÑOR
Por eso te doy gracias y bendigo tu nombre
Espero tu llegada y preparo mi interior
Anhelo la Noche Santa de la Navidad
y afino las cuerdas de mi alma,
con la verdad, la espera, el silencio,
la humildad o la vigilancia.
Sólo sé, mi Señor, que mi alegría
con tu llegada y por tu Nacimiento
eres Tú, Señor.

Amén.

AVISOS PARROQUIALES

6 de diciembre de 2015 - II DOMINGO DE ADVIENTO - C


II DOMINGO DE ADVIENTO - C
6 de diciembre de 2015
Hagan rectos sus senderos


MONICIÓN DE ENTRADA

Reciban nuestra más alegre bienvenida a nuestra Eucaristía del Segundo Domingo de Adviento, de este tiempo de amor y conversión. Hoy conoceremos a un personaje importantísimo en la Historia de la Redención: a Juan el Bautista, el Precursor del Mesías, el heraldo de la llegada del Señor. “El más grande hombre nacido de mujer”, según dijo de él Jesús de Nazaret… Juan nos llama desde el desierto, quiere que allanemos caminos y preparemos las calzadas para el Rey que va a llegar. Juan Bautista es la unión entre dos tiempos: el del Antiguo Testamento y el de Buena Nueva. Abramos, pues, nuestros corazones a una conversión sincera que nos hará más felices. Y ahora dispongámonos a encender la segunda vela de nuestra Corona de Adviento.


BENDICIÓN DE LA SEGUNDA VELA
DE LA CORONA DE ADVIENTO 
MONICION


Señor Jesucristo, tu venida, tu cercanía, lo transforma todo, convierten este vetusto y abrumado mundo nuestro en germen de un cielo y una tierra nuevas, y a nosotros, débiles y pecadores, en constructores de tu Reino y heraldos de tu presencia amorosa

(Se acerca una persona y enciende el segundo cirio. Se canta un canto apropiado)
Al encender estas dos velas en la corona de Adviento, queremos manifestar nuestro deseo de acoger tu llamada a preparar los caminos y alzar nuestra voz para que, quienes tienen hambre y sed de justicia logren experimentarte próximo y sepan que aquí estas Tú, nuestro Dios.


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: Sigue ilustrando el profeta Isaías nuestras primeras lecturas, como el domingo pasado. Isaías profetiza un tiempo de paz y de amor insuperables que, evidentemente, todavía no ha llegado. La fraternidad entre un lobo y un cabrito, pastoreados ambos, por un niño, por un muchacho es un bien deseable. Pero para llegar a esa paz hay que iniciar por convertir nuestros corazones a la paz del Señor a quien esperamos.

SEGUNDA LECTURA: San Pablo en su Carta a los fieles de Roma –que forma nuestra segunda lectura de hoy—habla de las antiguas Escrituras y del tiempo del Reino de Jesús. Es perfectamente válida tambien para nosotros, porque en definitiva, porque Cristo esta viniendo para también salvarnos. Jesús, con su sacrificio, salvo a todos y para siempre.

EVANGELIO: Excepcional fragmento del Evangelio de San Mateo que se va a proclamar hoy. Es la mejor expresión posible sobre el significado de lo que puede y debe ser el adviento. Hay que convertirse, hay que hacer penitencia, para así mejorar nuestro camino hacia la conversión verdadera. Pero habremos de tener en cuentas las duras palabras que Juan Bautista dirige a fariseos y saduceos. ¿Nos la diría a nosotros tambien hoy?

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Baruc: 5, 1-9

Jerusalén, despójate de tus vestidos de luto y aflicción, y vístete para siempre con el esplendor de la gloria que Dios te da; envuélvete en el manto de la justicia de Dios y adorna tu cabeza con la diadema de la gloria del Eterno, porque Dios mostrará tu grandeza a cuantos viven bajo el cielo. Dios te dará un nombre para siempre: “Paz en la justicia y gloria en la piedad”.
Ponte de pie, Jerusalén, sube a la altura, levanta los ojos y contempla a tus hijos, reunidos de oriente y de occidente, a la voz del espíritu, gozosos porque Dios se acordó de ellos. Salieron a pie, llevados por los enemigos; pero Dios te los devuelve llenos de gloria, como príncipes reales.
Dios ha ordenado que se abajen todas las montañas y todas las colinas, que se rellenen todos los valles hasta aplanar la tierra, para que Israel camine seguro bajo la gloria de Dios. Los bosques y los árboles fragantes le darán sombra por orden de Dios. Porque el Señor guiará a Israel en medio de la alegría y a la luz de su gloria, escoltándolo con su misericordia y su justicia.
Palabra de Dios

SALMO 125

R./ Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.

Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio,
creíamos soñar; entonces no cesaba de reír nuestra boca,
ni se cansaba entonces la lengua de cantar.R/.

Aun los mismos paganos con asombro decían:
“¡Grandes cosas ha hecho por ellos el Señor!”.
Y estábamos alegres, pues ha hecho grandes cosas por su pueblo el Señor. R/.

Como cambian los ríos la suerte del desierto,
cambia también ahora nuestra suerte, Señor,
y entre gritos de júbilo cosecharán aquellos que siembran con dolor.  R/.

Al ir, iban llorando, cargando la semilla;
al regresar, cantando vendrán con sus gavillas. R/.


Lectura de la carta del apóstol son Pablo a los filipenses: 1, 4-6. 8-11

Hermanos: Siempre que pido por ustedes, lo hago con gran alegría, porque han colaborado conmigo en la causa del Evangelio, desde el primer día hasta ahora. Estoy convencido de que aquel que comenzó en ustedes esta obra, la irá perfeccionando siempre hasta el día de la venida de Cristo Jesús.
Dios es testigo de cuánto los amo a todos ustedes con el amor entrañable con que los ama Cristo Jesús. Y ésta es mi oración por ustedes: Que su amor siga creciendo más y más y se traduzca en un mayor conocimiento y sensibilidad espiritual. Así podrán escoger siempre lo mejor y llegarán limpios e irreprochables al día de la venida de Cristo, llenos de los frutos de la justicia, que nos viene de Cristo Jesús, para gloria y alabanza de Dios.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Preparen el camino del Señor, hagan rectos sus senderos, y todos los hombres verán la salvación de Dios.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 3, 1-6

En el año décimo quinto del reinado del César Tiberio, siendo Poncio Pilato procurador de Judea; Herodes, tetrarca de Galilea; su hermano Filipo, tetrarca de las regiones de Iturea y Traconitide; y Lisanias, tetrarca de Abilene; bajo el pontificado de los sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino la palabra de Dios en el desierto sobre Juan, hijo de Zacarías.
Entonces comenzó a recorrer toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de penitencia para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro de las predicciones del profeta Isaías:
Ha resonado una voz en el desierto: Preparen el camino del Señor; hagan rectos sus senderos. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina, rebajada; lo tortuoso se hará derecho, los caminos ásperos serán allanados y todos los hombres verán la salvación de Dios.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Es hora de ponerse en marcha de arreglar nuestro corazón para recibir al Señor, las ganas son muchas pero necesitamos la luz de Dios que nos evite caer en el error. Repetimos: QUE TU LUZ NOS AYUDE A CAMINAR.

  • Por el Papa Francisco, los obispos y sacerdotes, para que sean guías de este mundo acompañando a todos a la casa del Padre. OREMOS
  • Por los pueblos que sufren la guerra, el hambre, para que los más ricos se rebajen para que ellos se eleven, pues todos somos hijos del mismo Dios. OREMOS
  • Por todos los que sienten que el anuncio de la Palabra de Dios es una predicación en el desierto, para que el Señor anime su corazón y les ayude en su labor de apostolado. OREMOS
  • Por todos los enfermos, especialmente los de larga duración, para que ellos y sus familiares se vean confortados con la alegría que nos trae Jesucristo. OREMOS
  • Por los frutos espirituales del Año de la Misericordia que el Papa Francisco ha convocado, para todos los que se acerquen a la Iglesia perciban la Misericordia del Padre. OREMOS
  • Para que en Venezuela todos puedan comprometerse en la búsqueda sincera por la verdadera paz, para que se eliminen todas las disputas, para que la caridad supere el odio, para que el perdón venza el deseo de venganza. OREMOS

Celebrante: Padre, a tu Misericordia elevamos nuestros corazones deseosos de ti pero llenos de otras cosas, ilumina nuestro camino para que sepamos, con tu ayuda tomar la dirección correcta. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


VEN SEÑOR

¡Ven, Señor, y allana nuestros senderos!
Rebaja nuestro orgullo, para conquistarte con humildad
Alisa nuestra dispersión, para quererte sólo a Ti
Pule nuestro vivir, para que tengas más cabida en él

¡Ven, Señor, y no aplaces tu vuelta!
Entre otras cosas, porque cada día que pasa,
sentimos que el mundo está más herido de muerte
si Tú le faltas por dentro
si Tú no le envías tu esperanza y tu aliento
¡Ven, Señor, y acelera tu llegada!

Amén.


AVISOS PARROQUIALES

  • Martes, 8 de diciembre, la Inmaculada Concepción:
    Misas a la Purissima: 11am y 6pm.
    En Jesús Nazareno; 8am y 5pm
--------------------------------------------------