29 de noviembre 2015 - I DOMINGO DE ADVIENTO


I DOMINGO DE ADVIENTO - C
29 de noviembre 2015
LEVANTEN LA CABEZA


MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos todos a la Eucaristía de este Primer Domingo de Adviento. Ya en presencia del sacerdote, con el acto de encender esta primera vela de la corona iniciamos el Tiempo de Adviento.

(Pausa… Alguien se acerca a la corona de Adviento y enciende la primera vela)

¡Qué la luz de Cristo nos ilumine a todos! Y es que nuestros ojos miran hacia delante pero no sienten el milagro de la luz inefable que viene a disipar tanta tiniebla. Por eso este Adviento ha de ser un momento privilegiado para renovarnos. Para vivir una fe que nos haga caminar, una esperanza que nos ayude a despojarnos de tantos pesos absurdos y un amor que lleve a Cristo a cualquier sitio donde nos encontremos. Pidamos al Señor esa gracia tan especial al iniciar esta Eucaristía.

MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

PRIMERA LECTURA: La primera lectura, sacada del Libro de Jeremías, nos muestra la profecía mesiánica que se cumplirá en Jesús de Nazaret. Él es el vástago legítimo que Dios suscitará en la descendencia de David. Y el Adviento es eso. Esperar la llegada del Mesías y Salvador del género humano.

SEGUNDA LECTURA: En el fragmento de la Carta a los Tesalonicenses –es la segunda lectura—Pablo nos sitúa en la espera de la Segunda Venida del Señor Jesús. Y para eso hemos de ser fortalecidos interiormente por Dios Padre para que nada, ni nadie, nos evite ese encuentro. Pablo esperaba esa Segunda Venida con emoción como nosotros esperamos conmemorar la Primera Venida renovada en nuestros corazones por este Adviento.

EVANGELIO: Jesús en el Evangelio de Lucas –que es el evangelista que leeremos a lo largo de este ciclo C—nos recuerda que vamos a ser liberados y que no nos deben preocupar estos malos tiempos. Siempre hubo malos tiempos pero fueron vencidos por la espera en el Señor. Tengámoslo en cuenta se acerca nuestra liberación.

LECTURAS

Lectura del libro del profeta Jeremías: 33, 14-16

“Se acercan los días, dice el Señor, en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá. En aquellos días y en aquella hora, yo haré nacer del tronco de David un vástago santo, que ejercerá la justicia y el derecho en la tierra. Entonces Judá estará a salvo, Jerusalén estará segura y la llamarán ‘el Señor es nuestra justicia’”.
Palabra de Dios

SALMO 24

R./ Descúbrenos, Señor, tus caminos

Descúbrenos, Señor, tus caminos,
guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.R/.

Porque el Señor es recto y bondadoso,
indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos. R/.

Con quien guarda su alianza y sus mandatos,
el Señor es leal y bondadoso.
El Señor se descubre a quien lo teme
y le enseña el sentido de su alianza. R/.


Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los tesalonicenses:
3, 12-4, 2

Hermanos: Que el Señor los llene y los haga rebosar de un amor mutuo y hacia todos los demás, como el que yo les tengo a ustedes, para que Él conserve sus corazones irreprochables en la santidad ante Dios, nuestro Padre, hasta el día en que venga nuestro Señor Jesús, en compañía de todos sus santos.
Por lo demás, hermanos, les rogamos y los exhortamos en el nombre del Señor Jesús a que vivan como conviene, para agradar a Dios, según aprendieron de nosotros, a fin de que sigan ustedes progresando. Ya conocen, en efecto, las instrucciones que les hemos dado de parte del Señor Jesús.
Palabra de Dios

Aleluya Aleluya.

Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.

Aleluya.


† Lectura del santo Evangelio según san Lucas: 21, 25-28. 34-36

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Habrá señales prodigiosas en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra, las naciones se llenarán de angustia y de miedo por el estruendo de las olas del mar; la gente se morirá de terror y de angustiosa espera por las cosas que vendrán sobre el mundo, pues hasta las estrellas se bambolearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube, con gran poder y majestad.
Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación. Estén alerta, para que los vicios, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra. Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre”.
Palabra del Señor


ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Elevamos nuestras oraciones al Señor, que por medio de Jesucristo nos llama a participar de la vida, y le decimos: Ayúdanos a estar vigilantes.

  • Por el Papa, que con su fe y su sabiduría, está demostrando la pujanza universal de la Iglesia. OREMOS
  • Por los Obispos, los sacerdotes, diáconos, ministros y todos aquellos que trabajan en la Iglesia por el bien de sus hermanos. OREMOS
  • Por los gobernantes, los políticos, los profesores, los periodistas y los artistas para que su trabajo coincida con la esperanza que trae el Adviento. OREMOS
  • Por todos aquellos que son prisioneros del consumismo, de la adoración al dinero, del egoísmo y de la insolidaridad hacia los hermanos, para que el Niño que esperamos les traiga pobreza en el espíritu. OREMOS
  • Por los pobres, los marginados, los tristes, los que están solos, para que todo el pueblo de Dios los tenga en cuenta en estos días que, jubilosos, esperamos al Señor. OREMOS
  • Por los organismos internacionales y sus dirigentes, para que luchen sin descanso en pro de la paz, el amor y la libertad para todos los pueblos de la tierra. OREMOS

Celebrante: Acepta Padre nuestras súplicas humildes y confiadas que te dirigimos hoy al iniciarse el tiempo de Adviento. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén


ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN


SI ESTOY SENTADO, LEVÁNTAME, SEÑOR

Si dudo de tus promesas;
levanta mi fe, Señor
Si aumentan mis pesares;
alza mi ánimo, Señor
Si me acosan mil dificultades;
haz inmensa mi fortaleza, Señor
Si mi interior se acobarda;
reaviva mi espíritu, Señor
Si me ciegan los ídolos;
dirige mi vista hacia Ti, Señor
Si me enloquece la apariencia;
lleva mi corazón a Ti, Señor
Si mi cabeza se inclina;
sostenla para poder verte
Si me encuentro esclavo;
rompe mis cadenas para poder caminar
Si me encierro en mí mismo;
reorienta mi alma hacia Ti, Señor
Si me conformo con lo que veo;
recupera mi afán de buscarte
Si sufro por la ansiedad;
alimenta en mí la conformidad
Si prefiero la comodidad;
llámame y ponme en pie, Señor
Si duermo y no te espero;
abre mis ojos y despiértame, Señor
Si me despisto y no te busco;
espabílame y condúceme, Señor
Si me equivoco de dirección;
recondúceme y reoriéntame, Señor
Si prefiero otros señores;
dame fe y dame tu santo temor
Si me creo único e invencible;
acércate y dame humildad
Si pasa el tiempo y desespero;
ayúdame y ven a mi encuentro en Navidad

Amén.


AVISOS PARROQUIALES

  • El próximo sábado, día 5 de diciembre a las 5pm les invitaremos a participar en la tradicional vigilia de la Inmaculada. Iniciamos pronto para facilitar la llegada de todos los interesados.
    Después de la vigilia habrá dos busetas que van a recorrer los sectores de nuestra parroquia para llevar a los que no disponen de otro transporte.
    Se suspende la Misa en Jesús Nazareno a las 5pm.
  • El viernes 4 de diciembre a las 6.30pm, reunión mensual de Caritas.
--------------------------------------------------