XXX (30) Domingo Ordinario B - 25 octubre 2015

Parroquia Jesús Nazareno
XXX (30) Domingo Ordinario B
25 octubre 2015
EL CIEGO BARTIMEO RECIBE LA VISTA
PALO GORDO, 25.10.2015



MONICIÓN DE ENTRADA

Recibid, hermanos y hermanos, nuestra más cordial bienvenida a nuestra Eucaristía dominical. El Domingo XXX del Tiempo Ordinario nos ofrece grandes enseñanzas. Escucharemos el Evangelio de Marcos y asistiremos a la curación del ciego Bartimeo. Postergado, marginado, al borde del camino, Bartimeo poco espera de la vida. Pero oye que viene Jesús de Nazaret y entiende que el Señor es su gran esperanza. Grita y grita para que le lleven ante el Maestro. Es la cercanía de Jesús lo que le abre los ojos a una nueva vida. Todos somos un poco ciegos. Todos necesitamos que Jesús nos abra a los ojos a la alegría y a la esperanza. Y pidamos también al Señor Jesús que acreciente nuestra fe y la de los hermanos, sobre todo de los más alejados. Hoy también la Iglesia termina su Asamblea de Obispos en Roma. El Sínodo de la Familia es una gran ocasión de la Iglesia Orante y Universal. Que esta nuestra Eucaristía sirva de plegaria ante los frutos de tan importante ocasión para todos los cristianos..


MONICIONES SOBRE LAS LECTURAS

1. Primera lectura: El Señor es nuestra alegría. Eso lo sabemos todos. Y ello se encarga de certificarlo Jeremías, quien en el capítulo 31 de su Libro, nos profetiza que el Señor un día nos guiará a todos al lugar del consuelo de la felicidad. Este fragmento del Libro de Jeremías es nuestra primera lectura de hoy que, además, dice textualmente que “a ciegos y cojos los guiaré entre consuelos” y se relaciona como siempre con el Evangelio.

2. Seguimos leyendo, en el espacio de la segunda lectura, la Carta a los Hebreos. Y el autor de tan importante epístola sigue desgranando una preciosa cristología constituyendo a Cristo como Sumo Sacerdote sin pecado, y supremo intercesor nuestro ante el Padre. La comparación con Melquisedec es oportuna, sobre todo en los tiempos de Jesús. Melquisedec era el sacerdote puro y misterioso, sin origen, ni fin, que recibió el diezmo de Abraham.

E. “¿Qué quieres que haga por ti?” Esa pregunta de Jesús querríamos escucharla todos nosotros alguna vez. Forma parte del fragmento del Evangelio de Marcos que vamos a escuchar a continuación. La escena del ciego, a la entrada de la ciudad de Jericó es una de las más emocionantes de todo el Evangelio. Y hoy, aquí y ahora, deberíamos de reconocer que todos somos ciegos que buscamos a Jesús de Nazaret.

LECTURAS


Lectura del libro del profeta Isaías - 53, 10-11

Así dice el Señor: -- Gritad de alegría por Jacob, regocijaos por el mejor de los pueblos, proclamad, alabad y decid: el Señor ha salvado a su pue-blo, al resto de Israel. Mirad que yo os traeré del país del Norte, os con-gregaré de los confines de la tierra. Entre ellos hay ciegos y cojos, preña-das y paridas: una gran multitud retorna. Se marcharon llorando, los guia-ré entre consuelos; los llevaré a torrentes de agua, por un camino llano en que no tropezarán. Seré un padre para Israel. Efraín será mi primogénito. Palabra de Dios

Salmo Responsorial 17

R./ El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos alegres.

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión,
nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas,
la lengua de cantares. R/.

Hasta los gentiles decían:
«El Señor ha estado grande con ellos.»
El Señor ha estado grande con nosotros,

y estamos alegres. R/.

Que el Señor cambie nuestra suerte,
como los torrentes del Negueb.
Los que sembraban con lágrimas
cosechan entre cantares. R/.

Al ir, iba llorando,
llevando la semilla;
al volver, vuelve cantando,
trayendo sus gavillas. R/.

Lectura de la carta a los Hebreos 5, 1-6

Hermanos: Todo Sumo Sacerdote, escogido entre los hombres, está pues-to para representar a los hombres en el culto a Dios: para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. Él puede comprender a los ignorantes y ex-traviados, ya que él mismo está envuelto en debilidades. A causa de ellas tiene que ofrecer sacrificios por sus propios pecados, como por los del pueblo. Nadie puede arrogarse este honor: Dios es quien llama, como en el caso de Aarón. Tampoco Cristo se confirió a si mismo la dignidad de Sumo Sacerdote: sino Aquel que le dijo: -- Tú eres mi hijo, yo te he en-gendrado hoy.
O como dice otro pasaje de la escritura: -- Tú eres Sacerdote eterno, se-gún el rito de MelquisedecPalabra de Dios

Aclamación antes del Evangelio

R. Aleluya, aleluya.
Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la muerte, 
y sacó a la luz la vida, por medio del Evangelio.
R. Aleluya.

Lectura del Santo Evangelio según san Marcos 10, 46-52

En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo (el hijo de Timeo) estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar:
--Hijo de David, ten compasión de mí.
Muchos le regañaban para que se callara. Pero él gritaba más:
--Hijo de David, ten compasión de mí.

Jesús se detuvo y dijo:
-- Llamadlo. Llamaron al ciego diciéndole: 

-- Ánimo, levántate, que te llama.
Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.
Jesús le dijo:
-- ¿Qué quieres que haga por ti?
El ciego le contestó:
-- Maestro que pueda ver.
Jesús le dijo:
-- Anda, tu fe te ha curado.
Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.
Palabra del Señor  

ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Andamos ciegos por el camino de la vida, sin entender realmente cuál es tu voluntad, muchos en el borde del camino esperamos que nos cures de nuestras faltas y atiendas nuestras necesidades. Hoy repetimos:
PADRE, ATIENDE NUESTRAS SÚPLICAS.

  • Te pedimos, Padre por el Papa, los obispos y los sacerdotes, para que como pastores atiendan y cuiden al pueblo de Dios. Oremos
  • Te pedimos, por los frutos del reciente Sínodo de la familia, por la co-munión de todos los cristianos en torno a la institución familiar. Oremos
  • Te pedimos, por los pueblos del mundo para que cesen las guerras, se acabe el hambre y se reconozca la dignidad de cada persona. Oremos
  • Por todos los que en Venezuela sufren el desamparo, la enfermedad o la pobreza, para que la presencia de Dios trastorne esos caminos, en ca-minos llanos hacia fuentes de agua. Oremos
  • Por los que viven de espaldas a la Iglesia, por los que se alejaron, por los que dudan en su fe, para que Cristo les abra los ojos y puedan ver con claridad el camino que lleva a la Casa del Padre. Oremos
  • Por las familias, para que fundamentados en el Amor de Cristo, perma-nezcan fieles a su Palabra y crezcan en santidad. Oremos
  • Por todos los que celebramos esta Eucaristía, para que el Señor nos abra los ojos y nos dejemos guiar por su Luz y su Palabra.

Celebrante: Padre, tu pueblo acude a Ti lleno de esperanza, ante las dificultades del camino. Abre los ojos de tus fieles para que puedan con-templar la Luz que es Cristo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén


ORACIÓN DESPUES DE LA COMUNION


¡SEÑOR…QUE PUEDA VER!

Es el mundo
quien, al borde del camino,
necesita una palabra de aliento.
Es la humanidad arrogante y hedonista pero vacía.
Es el ser humano que quiere
y no puede dirigirse en la dirección adecuada.
Es la tierra que en un afán de verlo
y entenderlo todo se niega a la visión de Dios.
Es el grito de aquellos que queremos estrenar
“gafas nuevas” para andar por caminos nuevos
sin miedo a caernos.

¡SEÑOR…QUE PUEDA VER!

AVISOS PARROQUIALES

  • El viernes, día 30 de octubre a las 6pm se celebra la Santa Misa en la Casa Misión: La negra Hipólita del sector de Las Cuadras. Se suspende por tanto la Misa de las 6pm en la Purísima.
  • Ya empezamos la novena de los difuntos, hasta el lunes, día 2 de noviembre. Todas las intenciones de las Misas son por los difuntos de nuestras familias y nuestra comunidad. Traigan las hojas con los nombres.
  • El próximo domingo, día 1 de noviembre celebramos la solemnidad de Todos los Santos.